23. Palabras Finales

Todavía NO tengo todas las respuestas, PERO no tengo ninguna duda de que Dios es inocente, no tengo duda de que el Dios de la Biblia no es el que destruye, es el que restaura; el Dios de la Biblia no es el que hiere, es el que sana; el Dios de la Biblia no es el que mata, es el que da vida; el Dios de la Biblia no es el que aborrece, es el que ama; el Dios de la Biblia no es el que condena, es el que salva . . . El Dios de la Biblia es el Dios que nos presenta Jesús, un Dios cercano, un Dios misericordioso, un Dios compasivo y clemente, un Dios de gracia y verdad, un Dios de Amor, un Dios que se hizo hombre para poder alcanzarnos y salvarnos. Nuestro Dios es el Salvador, no el destructor, Dios nos creó por amor y nos salvó por amor, su amor y su bondad están detrás de todas sus obras.

No sé la conclusión a la que habrás llegado después de leer este pequeño libro, pero espero que, por lo menos, este libro te haya hecho replantearte lo que muchos afirman y enseñan de Dios y de lo que Él ha hecho y sigue haciendo hoy en día.

Yo, personalmente, me quedo con lo que Jesús nos mostró del Padre a pesar de lo que muchos eruditos enseñen de Dios. Entre lo que enseñan los eruditos y lo que enseña Jesús, me quedo con Jesús; entre lo que dijo Job y lo que dijo Jesús; me quedo con Jesús; entre lo que dijo David y lo que dijo Jesús, me quedo con Jesús . . . ¿Con quién te quedas tú?

DAVID . . .

“¿No odio a los que te aborrecen, Señor? ¿Y no me repugnan los que se levantan contra ti? Los aborrezco con el más profundo odio; se han convertido en mis enemigos.”
Salmo 139:21 y 22

JESÚS . . .

“Amad a vuestros enemigos; haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen; orad por los que os vituperan . . . amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque Él es bondadoso para con los ingratos y perversos. Sed misericordiosos, así como vuestro Padre es misericordioso.”
Mateo 6:27,28, 35 y 36

Cuando amamos a nuestros enemigos, cuando bendecimos a los que nos maldicen, cuando somos bondadosos con los perversos . . . estamos haciendo lo que Jesús nos enseñó, estamos haciendo lo que nuestro Dios hace y estamos mostrando lo que somos: hijos del Altísimo.

Jesús es la Palabra de Dios, nosotros, los cristianos, no seguimos a un libro, seguimos a una persona; no seguimos la Biblia, seguimos a Jesucristo, la Palabra de Dios. No todo lo que leemos en la Biblia es la Palabra de Dios, en ocasiones, oímos la voz humana en la Escritura, en otras ocasiones, oímos la voz del enemigo, pero cuando escuchamos a Jesús, estamos oyendo la Palabra de Dios.

“En principio era EL LOGOS (la Palabra=Jesús) y EL LOGOS estaba con Dios y Dios era EL LOGOS . . . y EL LOGOS se hizo carne . . .”
Juan 1:1 y 14a

“Porque el LOGOS DE DIOS (la Palabra de Dios=Jesús) es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas A LOS OJOS DE AQUEL a quien tenemos que dar cuenta.”
Hebreos 4:12 y 13

“Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL LOGOS DE DIOS (La Palabra de Dios=Jesús).”
Apocalipsis 19:13

Definitivamente, yo me quedo con el Logos, me quedo con Jesús y con el Dios que Él nos dio a conocer, UN DIOS INOCENTE.

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”
Juan 1:18

“Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”
I Juan 5:20

¡Gracia y Paz!

Esta es una parte de mi libro LA INOCENCIA DE DIOS, si quieres, puedes comprarlo en formato Kindle y en papel a través de AMAZON.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.