13. ¿A quién crees? ¿A Job o a Jesús?

¿Es verdad lo que Job afirmó? ¿El Señor quitó? ¡Por supuesto que NO! Lee el libro de Job y verás que fue el diablo quien quitó a Job todo lo que pudo, uno de sus amigos llamado Eliú tiene que decir en un momento dado:

“Job no habla con sabiduría, y sus palabras no son con entendimiento . . . Job abre su boca vanamente, y multiplica palabras sin sabiduría."
Job 34:35; 35:16

Incluso el propio Dios dice de Job lo siguiente:

“¿Quién eres tú para dudar de mi sabiduría, si sólo tonterías has dicho?”
Job 38:2 – Biblia en Lenguaje Sencillo

Más adelante Job admite que lo que había dicho NO era correcto:

“Tú dijiste: ¿Quién es el que oscurece Mis designios con palabras sin sabiduría? ¡YO!, que hablaba lo que no entendía, cosas demasiado maravillosas para mí . . .”
Job 42:3 - Biblia Textual

Job reconoce que había oscurecido los designios de Dios con sus palabras sin sabiduría al hablar de cosas que NO entendía, de hecho, un poco más adelante afirma:

“He sabido de ti sólo de oídas, pero ahora mis ojos te ven. Por eso me retracto, y me arrepiento en polvo y ceniza.”
Job 42:5 y 6 – La Biblia de las Américas

Si Job se retractó y se arrepintió es porque dijo cosas que NO debía haber dicho y entre ellas está su famosa frase: “Dios dio y Dios quitó, bendito sea el nombre de Dios.”. Dios NO quitó porque Dios no es un ladrón, Dios no mató a los hijos de Job porque él no es un asesino, Dios es un Dios dador y es un dador alegre, Dios nos ama y por eso, Dios nos bendice y nos da.

Entre lo que Job dijo y lo que Jesús dijo, me quedo con Jesús, me quedo con la Palabra de Dios.

Anteriormente dije que cualquier cosa que sucedía era atribuida a Dios, en el libro de Job, tenemos un claro ejemplo de esto:

“. . . otro (mensajero) dijo: Fuego de Dios cayó del cielo, que quemó las ovejas y a los pastores, y los consumió; solamente escapé yo para darte la noticia.”
Job 1:16

El fuego que cayó NO era de Dios, Dios NO lo había enviado, el que había enviado dicho fuego era el diablo como podemos ver en el siguiente capítulo:

“Entonces salió Satanás de la presencia del Señor e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza.”
Job 2:7

Satanás estaba detrás de las desgracias que Job estaba sufriendo.

 

PARTE 14

 

Esta es una parte de mi libro LA INOCENCIA DE DIOS, si quieres, puedes comprarlo en formato Kindle y en papel a través de AMAZON.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.