1. Introducción

¿Es Dios culpable o inocente? . . . Culpable, ¿de qué? Culpable de los abortos, de la muerte de los bebés, de la muerte de los niños, del sida, del cáncer, de las violaciones que se cometen, de los ataques terroristas en los cuales muchas vidas son sesgadas, del dolor y del sufrimiento, de la pobreza que hay en el mundo, de los terremotos, tornados y los tsunamis que hacen estragos, de las injusticias sociales . . . ¿Es Dios culpable o inocente? . . . Lamentablemente, para muchas personas, Dios es culpable y, lo más triste, es que, para muchos creyentes, Dios es culpable porque, según ellos, Dios es el causante de todo lo que acabo de citar, pero ¿Es esto cierto? ¿Es el Dios de la Biblia culpable? ¿Tiene Dios que matar a mi hijo para enseñarme que dependo de Él? ¿Tiene Dios que darme un cáncer para enseñarme que la vida es pasajera y efímera? ¿Tiene Dios que derribar dos edificios para que nuestra fe no esté en las riquezas de este mundo? ¿Dejarías a tu hijo a solas con este Dios sabiendo que le puede tirar por el balcón solamente para enseñarle algo? ¿Te imaginas a un médico infectando a su hijo de malaria para que aprenda una lección? ¿No es esto lo que decimos de Dios? ¿No es este el Dios que muchos afirman seguir? Puede ser que así sea el Dios de muchos cristianos, pero NO es el Dios de la Biblia, no es el Dios que Jesús nos doy a conocer.

No me extraña que los incrédulos no quieran ser cristianos cuando los cristianos estamos presentando a un Dios que para poder enseñarnos algo, tiene que quitarnos a nuestros hijos o tiene que traer enfermedades a nuestras vidas o tiene que quitarnos el trabajo, “Pero hermano Juan, Dios me enseñó muchas cosas por medio de este accidente que tuve.” Por supuesto que SÍ, yo NO digo que Dios NO pueda enseñarnos algo en medio de nuestro dolor, sufrimiento y/o perdida de un ser querido, lo que yo estoy afirmando es que Dios NO causó el accidente, Dios NO causó el dolor, Dios NO causó el sufrimiento, Dios NO causó la enfermedad, Dios NO mató a nuestro ser querido . . . por eso, yo lo tengo claro, para mí, DIOS ES INOCENTE.

 

PARTE 2

 

Esta es una parte de mi libro LA INOCENCIA DE DIOS, si quieres, puedes comprarlo en formato Kindle y en papel a través de AMAZON.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.