MENTIRA 41: Jesús NO vino a abolir la Ley, por eso, la Ley sigue vigente

Jesús dijo que él no había venido a abolir la Ley porque él nació bajo la Ley, nació bajo el Antiguo Pacto, de hecho, Jesús fue hecho siervo de la circuncisión (Ro. 15:8), pero cuando establece el Nuevo Pacto derramando su sangre, entonces TODO cambia, de hecho, podemos leer en Hebreos que:

“Porque cuando se cambia el sacerdocio, necesariamente ocurre también un cambio de la ley.”
Hebreos 7:12

La ley que tenemos ahora es TORAT MASHIAJ, la Ley del Mesías, que es la Ley del amor.

Nadie ha podido guardar la Ley y vivir intentando guardarla es vivir en esclavitud, es como perseguir a alguien que corre más que nosotros, pero precisamente para eso se dio la Ley para mostrarnos nuestra pecaminosidad.

Pablo nos dice que la Ley NO pudo dar vida, ni pudo justificar, ni pudo santificar, ni pudo perfeccionar . . . la Ley fue un yugo que nos aplastó para que entendiésemos que necesitamos el amor, la misericordia y la gracia de Dios.

Las prostitutas y los recaudadores de impuestos entraban en el Reino de Dios antes que los sacerdotes y los fariseos (Mt. 21:45) porque reconocían que necesitaban la misericordia y la gracia de Dios, sin embargo, los sacerdotes y los fariseos creían que teniendo la Torá estaban completos sin necesidad de nada más.

“En verdad os digo que los recaudadores de impuestos y las rameras entran en el reino de Dios antes que vosotros.”
Mateo 21:31

En otra ocasión los fariseos dijeron:

“nosotros somos discípulos de Moisés.”
Juan 9:28

Los religiosos en la época de Jesús decían que Dios era su Padre, que eran discípulos de Moisés y creían que en las Escrituras estaba la vida, Jesús les muestra que Dios NO es su Padre, que NO son discípulos de Moisés, ya que no creían en sus escritos y que NO hay vida en las Escrituras.

“Examináis las Escrituras porque vosotros pensáis que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.”
Juan 5:39 y 40

ELLOS PENSABAN que en las Escrituras estaba la vida, pero Jesús les dice que la vida está EN ÉL, ÉL ES LA VIDA.

“Porque si se hubiera dado una ley capaz  de impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera dependido de la ley.”
Gálatas 3:21

Lo que la Ley NO pudo hacer, Dios lo hizo enviando a su Hijo:

“Pues lo que la ley no pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios lo hizo: enviando a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y como ofrenda por el pecado, condenó al pecado en la carne”
Romanos 8:3

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.