MENTIRA 13: Necesitas tener una “cobertura espiritual” ya sea de un ministro (apóstol, pastor, profeta, etc) o una denominación. Si no tienes dicha cobertura, eres un insumiso, eres un rebelde y estás desprotegido.

Primeramente, me gustaría explicar lo que algunos enseñan de la cobertura espiritual, veamos:

“Tener cobertura espiritual es estar sometido a la autoridad de un ministro y/o denominación, una vez bajo dicha autoridad, puedes obtener ciertos beneficios espirituales: guía divina, un ministerio, protección, la bendición de Dios, etc., lógicamente, si no estás “cubierto”, eres un insumiso, eres un rebelde y estás totalmente desprotegido. Los que cuestionan la cobertura espiritual, están cuestionando a Dios, los que no se someten a una autoridad espiritual (hombre o denominación) están siendo rebeldes a Dios y sufrirán las consecuencias de su pecado y rebeldía.”

Pongo algunas expresiones usadas por estas coberturas:

• Cuando obedeces a tu cobertura estás obedeciendo a Dios.
• Si no te sometes a tu cobertura, tampoco te sometes a Dios.
• No toquéis a mis ungidos (normalmente se dice para que nadie pueda comentar lo que estos ungidos están diciendo y/o enseñando y/o exigiendo).
• Si no sirves a la cobertura (ministro, ministerio y/o denominación), entonces no eres un miembro del Cuerpo de Cristo.
• En la sumisión (a tu cobertura) está la bendición.
• Las ovejas (miembros de la Iglesia) son débiles y tontas, por eso, necesitan una cobertura espiritual que les diga qué pensar, qué creer, qué decir, qué vestir, qué leer, qué hacer, dónde ir, etc
• Si estás bajo la autoridad de la cobertura, estás bajo el paraguas de la protección y la bendición de Dios.
• Los buenos soldados obedecen las órdenes sin cuestionar nada.
• Sé un cristiano responsable y obediente dando el diezmo, pero una vez que lo has dado, no preguntes en qué se gasta porque es responsabilidad de la cobertura gastarlo en lo que sea conveniente.

¿Es todo esto cierto? ¿De dónde se han sacado esto de las coberturas? ¿Dónde aparece en la Biblia que los hombres necesitamos una cobertura espiritual dada por un hombre o una denominación? ¿Necesitamos una cobertura para conocer a Dios? ¿Necesitamos una cobertura para escuchar la voz de Dios? ¿Necesitamos una cobertura para poder ser bendecidos por Dios? y ¿quién es la cobertura de la cobertura? Y si la cobertura no tiene cobertura ¿por qué yo tengo que tener cobertura? Ja ja ja ja . . .

El principio de la cobertura NO existe en la Escritura y muchos usan esta palabra para robar al Pueblo de Dios, para oprimir a los demás creyentes, para esclavizar a la Iglesia. No tenemos que estar bajo la autoridad de ningún hombre (Mt. 20:25-28), no tenemos que dar cuentas a ningún hombre (Ro. 14:10 y 12; I P. 4:5), no tenemos ningún mediador entre Dios y nosotros (I Ti. 2:5), gracias a Dios por la posición que tenemos los creyentes en Cristo y por la relación íntima y estrecha que podemos tener con Él . . . PERO hay muchos que, usando el principio de la cobertura y el miedo, quieren esclavizar a otros creyentes, quieren enseñorearse de otros hermanos . . . estas coberturas son los que se clonan a ellos mismos en cada persona que tienen bajo su autoridad, estas coberturas son las que imponen una visión y la Iglesia se convierte en los siervos y esclavos trabajando para que la visión de la cobertura se lleve a cabo.

Jesús fue muy claro cuando dijo que Dios es nuestro Padre, Él es nuestro Maestro y TODOS nosotros somos hermanos.

“Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.”
Mateo 23:8 y 9

Las religiones funcionan con jerarquías, las empresas tienen sus jerarquías, los gobiernos tienen sus jerarquías, pero Jesús nos dijo que entre nosotros NO será así:

“Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así”
Mateo 20:25 y 26

Según Jesús los gobernantes hacen dos cosas:

• Se enseñorean de otras personas.
• Ejercen potestad / autoridad sobre ellas.

Las palabras de Jesús a continuación son MUY claras: ENTRE VOSOTROS NO SERÁ ASÍ.

Nuestra vida NO depende de ningún hombre, nuestra cobertura NO está en un hombre por muy ungido que sea, ni tampoco está en una denominación por muy famosa e importante que sea, nuestra cobertura está en DIOS, Él es nuestra cobertura.

“El SEÑOR es mi fuerza y MI ESCUDO; en El confía mi corazón, y soy socorrido;
Salmo 28:7

“Oh DIOS, Señor, poder de mi salvación, TÚ CUBRISTE MI CABEZA en el día de la batalla.”
Salmo 140:7

El creyente habita al abrigo del Altísimo y bajo la sombra del Omnipotente, Dios mismo nos protege y nos cubre con sus “alas” . . .

“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente . . . Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro”
Salmo 91:1 y 4a

Pablo nos dijo que los que decían en la Iglesia de Corinto “Yo soy de Pablo” y “Yo soy de Apolos”, eran CARNALES (I Co. 3:4). Dios NO quiere que nos identifiquemos con ningún hombre, ni con ninguna denominación, quiere que nos identifiquemos con Jesús.

“Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es vuestro: sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.”
I Corintios 3:21-23

Algunos ven a estas coberturas como los mediadores entre ellos y Dios: si tengo que entender algo, tengo que preguntar a mi cobertura; si quiero hacer algo, tengo que pedir permiso a mi cobertura; si tengo que tomar una decisión, tengo que consultar con mi cobertura . . . al final, la cobertura se convierte en una ATADURA . . . el apóstol Pablo nos dice:

“Comprados fuisteis por precio; NO os hagáis esclavos de los hombres.”
I Corintios 7:23

“Gracias” a estas coberturas, ya no somos responsables de nuestras decisiones, ni de nuestras acciones porque todo lo dejamos en sus manos, sin embargo, la Biblia dice que:

“hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”
I Timoteo 2:5

Ya NO hay mediadores entre Dios y los hombres, Dios nos puede hablar sin tener una cobertura, Dios nos puede enseñar sin tener una cobertura, Dios nos puede dirigir sin tener una cobertura, Dios nos puede proteger sin tener cobertura, Dios nos puede bendecir sin tener una cobertura . . . todas las hijas y los hijos de Dios hemos recibido la unción del Santo y NO necesitamos coberturas humanas:

“Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas . . . Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.”
I Juan 2:20 y 27

No solamente el apóstol Juan nos dice que el Espíritu Santo nos enseña, también Jesús nos lo dijo:

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.”
Juan 16:13

El creyente está protegido de los engaños del error, no porque tenga la cobertura de una persona o denominación, está protegido porque tiene la unción del Santo y el Espíritu Santo nos guía a toda la verdad.

Por tanto, cuando alguien nos pregunte si tenemos cobertura espiritual, nuestra respuesta debe ser un rotundo SÍ, ¡DIOS ES NUESTRA COBERTURA!

“¡Ay de los hijos que se apartan para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!”
Isaías 30:1

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.