MENTIRA 8: La Ley y los mandamientos de la Ley fueron dados para que podamos vivir en justicia y santidad.

Pablo llamaba a los 10 Mandamientos el ministerio de condenación y de muerte, la palabra MINISTERIO quiere decir SERVICIO, por tanto, para Pablo, los 10 mandamientos servían para matar y condenar a los hombres.

“Y si el ministerio de MUERTE grabado con LETRAS EN PIEDRAS fue con gloria . . . Porque si el ministerio de CONDENACIÓN fue con gloria . . .”
II Corintios 3:7 y 9

Por eso, Pablo afirmó que:

“la letra mata, mas el espíritu vivifica.”
II Corintios 3:6

La Letra no es la de una canción, ni la del coche, la Letra es la Ley de Moisés y la Ley mata, recuerda que él mismo la llama: un ministerio de condenación y muerte.

Por causa de nuestra debilidad, por causa de nuestra incapacidad para guardar la Ley, el mandamiento nos mató, ya que el pecado (que es malo) se aprovechó de lo que es bueno (el mandamiento) para matarnos.

“Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte . . . el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso.”
Romanos 7:10 y 13

También en Romanos 3:19 podemos leer:

“todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios”

La Ley hace que toda boca se cierre y todos queden bajo el juicio de Dios.

Pablo llama a la Ley “yugo de esclavitud” (Gal. 5:1a) y él NO animó a nadie a guardar la Ley, ni a vivir según los mandamientos de la Ley (véase La Carta a los Gálatas).

Pedro también llama a la Ley un “yugo que nadie ha podido llevar” (Hch. 15:10).

Para Pablo la circuncisión (que en aquella época - y también hoy - era SUPER importante en el Judaísmo) NO era nada y NO valía nada.

“porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor . . . Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircun-cisión, sino una nueva creación.”
Gálatas 5:6 y 6:15

Pablo NO vivía bajo la Ley, él mismo lo dice MUY claramente:

“A los judíos me hice como judío, para ganar a los judíos; a los que están bajo la ley, como bajo la ley (aunque YO NO ESTOY BAJO LA LEY) para ganar a los que están bajo la ley”
I Corintios 9:20

Ni Pablo, ni nosotros estamos bajo la Ley, ahora estamos bajo la gracia:

“el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues NO estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”
Romanos 6:14

En el Nuevo Pacto NO servimos bajo el régimen viejo de la Letra:

“de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y NO bajo el régimen viejo de la letra.”
Romanos 7:6

El régimen viejo de la Letra”, ¿de qué letra? De la Letra que mata – La Ley juntamente con TODOS los mandamientos porque la Ley NO se puede separar, ni dividir, la Ley es UNA UNIDAD.

A los que piensan que la Ley fue dada para vivir en justicia y santidad, les hago la pregunta que hizo Pablo a los Gálatas que querían estar bajo la Ley:

“Decidme, los que deseáis estar bajo la ley, ¿no oís a la ley?”
Gálatas 4:21

La Ley NO se dio para darnos vida, ni para justificarnos, ni para santificarnos, ni para limpiarnos, la Ley se dio para mostrarnos que somos pecadores, que estamos perdidos y que necesitamos la misericordia y la gracia de Dios, la Ley fue nuestro “ayo” para llevarnos a Cristo y una vez con y en Cristo YA NO ESTAMOS BAJO AYO.

“Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada. De manera que la ley ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por la fe. Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo”
Gálatas 3:23-25

Bajo la Ley, estábamos encerrados y confinados; bajo la gracia, somos verdaderamente libres.

“Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.”
Juan 8:36

“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres”
Gálatas 5:1a

AHORA somos guiados por el Espíritu de Dios, tenemos la Ley del Mesías escrita en nuestros corazones, la gracia de Dios nos enseña y el amor de Dios nos impulsa . . . este tipo de vida yo no la cambio por una vida basada en una Ley que NO pudo, ni puede darnos NADA, una vida basada en el esfuerzo humano y en las obras . . . ¡Qué distinta es la vida en el Nuevo Pacto! Una vida de amor, de fe, de confianza, una vida de reposo, una vida compartida con nuestro Dios . . . disfrutemos de Su Presencia permanente y de su maravillosa Paz, disfrutemos de todo lo que Él nos ha dado y nos da con corazones llenos de gratitud y alabanza.

“Pero si sois guiados por el Espíritu, NO estáis bajo la ley.”
Gálatas 5:18

Termino con esto:

Si el propósito de la Ley hubiera sido vivir en justicia y en santidad, dicho propósito habría sido un rotundo fracaso porque nadie lo consiguió, ya que ¡TODOS PECARON! Gracias a Dios que el propósito de la Ley fue y es llevarnos a los brazos amorosos de JESUCRISTO.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.