MENTIRA 2: Todo lo que Dios dijo en Su Palabra y todo lo que dijo Jesús debemos aplicarlo a nuestras vidas.

Lo que Dios le dijo a Abraham NO se aplica a mi vida, es decir, yo no voy a matar a mi hijo esperando que un ángel detenga mi mano; lo que Dios le dijo a Noé NO se aplica a mi vida, es decir, yo no me voy a poner a construir un arca; lo que Dios le dijo al Pueblo de Israel en la Ley de Moisés NO se aplica a mi vida . . . yo NO anulo lo que Dios le dijo a Abraham, ni lo que Dios le dijo a Noé, ni lo que Dios le dijo a Israel, ni lo que Jesús dijo a los fariseos o a sus discípulos . . . yo aprendo de cómo Dios trató con los hombres, de cómo Dios obró entre los hombres, de cómo los hombres respondieron, la Escritura es maravillosa y podemos aprender muchísimas cosas de todo lo que leemos, PERO . . . NO tomemos algo que se dice en un momento dado a una persona concreta e intentemos aplicarlo a nuestra vida . . . esto es MUY PELIGROSO . . . por eso, el punto que quiero establecer es que tengamos en cuenta el CONTEXTO de cada palabra que leemos en la Biblia.

¿Has trabajado algún Sábado por la mañana? Sí lo has hecho, me sorprende que puedas estar leyendo esto porque Dios dice que debes morir:

“Seis días se trabajará, pero el séptimo día tendréis un día santo, día de completo reposo para el SEÑOR; cualquiera que haga trabajo alguno en él, MORIRÁ.”
Éxodo 35:2

Según la Ley del levirato, si tienes un hermano casado sin hijos y éste muere, debes casarte con tu cuñada, es el deber de cuñado según la Ley de Moisés:

“Cuando dos hermanos habitan juntos y uno de ellos muere y no tiene hijo, la mujer del fallecido no se casará fuera de la familia con un extraño. El cuñado se allegará a ella y la tomará para sí como mujer, y cumplirá con ella su deber de cuñado.”
Deuteronomio 25:5

¿Sigues pensando que todo lo que Dios dice se debe aplicar a tu vida?

La Biblia tiene un CONTEXTO y si no tenemos en cuenta el contexto, no estaremos usando con precisión la Palabra de Verdad:

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que maneja con precisión la palabra de verdad.”
II Timoteo 2:15

PERO . . . ¿Y las palabras de Jesús? ¿Debemos guardar y aplicar TODO lo que él dijo?

Cuando hablamos del Nuevo Pacto, muchos piensan que comenzó en Mateo capítulo 1, pero el Nuevo Pacto comenzó con la muerte de Jesús (Heb. 9:16 y 17), por tanto, Jesús nació bajo la Ley (Gl. 4:4) y fue siervo de la circuncisión (Ro. 15:8), muchas cosas de las que enseñó iban dirigidas al Pueblo de Israel, de hecho, Jesús mismo dijo que:

“Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”
Mateo 10:5 y 6

Y también dijo:

“No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.”
Mateo 15:24

Como podemos ver en los siguientes versículos, Jesús nos habla de una ofrenda y nos habla de un altar porque él todavía no había muerto y el Pueblo de Israel seguía sacrificando animales y trayendo ofrendas al altar del Templo de Jerusalén.

“. . . si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.”
Mateo 5:23 y 24

Si todas las palabras de Cristo se aplican a nuestras vidas, entonces deberíamos vender lo que tenemos y darlo a los pobres porque él dijo:

“Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.”
Mateo 19:21

Pero Juan, Jesús NO quiere que seamos perfectos”, siento decirte que estás equivocado, Jesús dijo:

“Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.”
Mateo 5:48

Jesús nos dice que seamos perfectos y nos dice una de las formas: vendiendo lo que tenemos, ahora déjame preguntarte ¿Jesús te está hablando a ti o le está hablando a un joven rico judío que guardaba la Ley de Moisés desde su juventud? ¿Hello? Recordemos: ¡CONTEXTO!

¿A quién se dirige Jesús en el siguiente pasaje? ¿Está hablando a los gentiles o está hablando a los judíos?

“Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”
Mateo 6:7 y 8

Está claro que Jesús NO se dirige a los gentiles, se dirige al Pueblo de Israel, por eso dice: “no uséis vanas repeticiones como los gentiles . . . no os hagáis semejantes a ellos.”. En el siguiente versículo, Jesús NO habla a los gentiles, Jesús está hablando a los judíos:

“Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?”
Mateo 5:47

Si seguimos leyendo encontramos el famoso Padre Nuestro, ¿a quién va dirigido? Ya lo hemos visto, Jesús está hablando a los judíos, ¿Los judíos estaban bajo el Antiguo Pacto o el Nuevo Pacto? Estaban bajo el Antiguo Pacto, por eso, leemos:

“Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores . . . Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.”
Mateo 6:12, 14 y 15

¿Podían decir los judíos que escucharon esta oración antes de la muerte de Cristo: “Perdona mi deuda como yo perdono al que me debe”? Por supuesto que sí y ¿nosotros los hijos de Dios bajo un Nuevo Pacto podemos decirlo? Por supuesto que NO, ¿Por qué? Porque JESÚS MURIÓ Y PAGÓ TODAS NUESTRAS DEUDAS, Jesús YA nos perdonó.

“. . . perdonándoos unos a otros, como DIOS TAMBIÉN OS PERDONÓ a vosotros en Cristo.”
Efesios 4:32

“. . . os dio vida juntamente con él, perdonándoos TODOS LOS PECADOS”
Colosenses 2:13

Dios nos perdonó (tiempo pasado) en Cristo, por eso, Pablo NO oraba para obtener el perdón, Pablo oraba y daba gracias porque en Cristo TENEMOS el perdón de todos nuestros pecados por su preciosa sangre.

“en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.”
Colosenses 1:14

En el Antiguo Pacto el perdón es CONDICIONAL “Nosotros perdonamos para que Dios nos perdone”, PERO en el Nuevo Pacto, el perdón es INCONDICIONAL: “Nosotros perdonamos a los demás porque DIOS NOS PERDONÓ”. ¡La diferencia es MUY grande!

Una vez más, ¿a quién habla Jesús en el siguiente versículo?

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.”
Mateo 6:31 y 32

Aquí Jesús habla a los judíos, Jesús guardó la Ley de Moisés y la enseñó, Jesús nació bajo la Ley y se hizo siervo de la circuncisión:

“Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley”
Gálatas 4:4

“Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres”
Romanos 15:8

Cuando un intérprete de la Ley le pregunta a Jesús:

“Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?”
Lucas 10:25

Jesús le responde con la Ley de Moisés:

“¿Qué está escrito en la ley?”
Lucas 10:26

¿Debemos decir lo mismo que Jesús cuando alguien nos pregunte que qué debe hacer para heredar la vida eterna? ¡NO! Para heredar la vida eterna necesitamos a Jesús, sin Jesús NO hay vida.

Por tanto, cuando alguien dice: “Debemos imitar a Jesús” “Debemos andar como Jesús anduvo”, tenemos que tener MUCHO cuidado porque con estas palabras, muchos nos quieren llevar a la Ley de Moisés y también diciéndonos:

“Como Jesús estaba circuncidado, nosotros nos tenemos que circuncidar.”

“Como Jesús no comía cerdo, nosotros tampoco debemos comer.”

“Como Jesús NO trabajó en Shabat, nosotros tampoco debemos trabajar.”

“Como Jesús fue judío, nosotros también tenemos que serlo.”

¿Puedes ver la trampa tan sutil? Sacan a Jesús del contexto del Antiguo Pacto y del contexto de la Ley y quieren usarlo para llevar a los creyentes bajo el Nuevo Pacto a una vida que SOLAMENTE PUDO VIVIR JESÚS porque solamente él pudo guardar la Ley de una forma perfecta, pero nadie ha podido, puede, ni podrá guardarla como Dios exige en la propia Ley de Moisés (completa y perfectamente).

Jesús nació bajo la Ley, fue circuncidado, guardó el Shabat y las Fiestas, no comía cerdo, ni marisco, fue siervo de la circuncisión, vino a por las ovejas perdidas de la Casa de Israel, PERO fijémonos lo que nos dice Pablo de todo esto:

“y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.”
II Corintios 5:16

Pablo nos dice que aunque conocimos a Jesús según la carne (como el Hijo de David, como el Mesías de Israel, como un Rabino judío, circuncidado al octavo día, etc), YA no le conocemos así, ahora le conocemos como el Hijo de Dios, el Mesías resucitado, el Salvador del Mundo, el Señor de señores, el Rey de reyes, Dios hecho hombre . . .

¡Que nadie nos engañe! Tengamos en cuenta el contexto de las Escrituras. Por supuesto que podemos aprender de TODO lo que está escrito, TODO lo que leemos en la Escritura es MUY valioso y es MUY importante, PERO NO TODO LO QUE ESTÁ ESCRITO SE APLICA A NUESTRAS VIDAS. Recuerda: ¡CONTEXTO!

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.