MENTIRA 1: La Biblia hay que leerla todos los días, aunque NO tengas ganas, debes orar todos los días, aunque NO tengas ganas, debes ir a la Iglesia, aunque NO tengas ganas . . . porque Dios mira tus obras y se deleita en tus sacrificios.

Nuestra relación con Dios NO se basa en nuestros sacrificios (leer la Biblia, orar, ayunar, etc) ni en nuestras obras (dar a los pobres, dar el diezmo, ir a la “Iglesia”, etc), nuestra relación con Dios se basa en el sacrificio y en la obra de JESUCRISTO. Gracias a todo lo que Él hizo por nosotros, podemos llamar a Dios Abba – Papá – y tener una relación íntima y personal con nuestro Dios. Dios NO se deleita en nuestros sacrificios, Dios se deleita cuando creemos en Él, cuando confiamos en él, cuando descansamos en Él . . .

Los religiosos ponen sus ojos en las apariencias, en las palabras, en la ropa, en los sacrificios, en las obras, PERO Dios mira el corazón . . . ¿De qué nos sirve estar en la “Iglesia” cuando nuestro corazón está en el partido de fútbol? ¿De qué nos sirve leer la Biblia cuando estamos pensando en lo que tenemos que hacer en el trabajo? ¿De qué nos sirve acercarnos a Dios en oración cuando nuestro corazón está lejos de él?

“Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí”
Isaías 29:13

Pongo un ejemplo para los que dicen que aunque NO tengamos ganas, debemos leer, debemos orar, etc, etc, etc

Tu hijo se acerca y te dice:

“Hey, Papá, quiero pasar un tiempo contigo porque me han dicho que es bueno pasar tiempo contigo, pero ¿sabes? La verdad es que no tengo ganas de estar contigo porque mis amigos están en casa de Juan jugando a la Nintendo y me gustaría estar con ellos ahora mismo.”

Dime ¿cómo te sentirías si tú fueses el padre del hijo de mi ejemplo? ¿Te alegrarías al escuchar que tu hijo está contigo solamente porque le han dicho que es bueno pasar tiempo contigo?

Dios NO quiere nuestros sacrificios, Dios nos quiere a nosotros, Dios quiere nuestro corazón, Dios quiere darse a conocer y que le conozcamos, Dios quiere que recibamos su amor y que le amemos.

“¿Para qué me sirve, dice el Señor, la multitud de vuestros sacrificios?”
Isaías 1:11a

“Lo que pido es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos.”
Oseas 6:6

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.