Yeshua - Jesús Nuestro Salvador

“Y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre YESHUA, porque El salvará a su pueblo de sus pecados.”
Mateo 1:21

Este versículo nos dice que YESHUA salvará a su pueblo de sus pecados.

“Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.”
Hechos 4:12

Yeshua es el único Salvador y no hay otro nombre en el cual podamos ser salvos. Por tanto, si queremos ser salvos debemos creer en Yeshua con nuestro corazón.

“. . . si confesares con tu boca que YESHUA es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo . . . porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”
Romanos 10:9 y 13

El apóstol Pablo sentía una gran tristeza y continuo dolor porque muchos Israelitas NO eran salvos.

“. . . tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón. Porque desearía yo mismo ser anatema, separado del Mesías por amor a mis hermanos, mis parientes según la carne . . .”
Romanos 9:2 y 3

Por eso, oraba de la siguiente forma:

“Hermanos, el deseo de mi corazón y mi oración a Dios por ellos es para su salvación.”
Romanos 10:1

Otras versiones lo dicen más claro:

“Hermanos, deseo de todo corazón y pido a Dios que los judíos se salven.”

Un poco más adelante Pablo afirma:

“Pero a vosotros hablo, gentiles . . . si en alguna manera puedo causar celos a mis compatriotas y salvar a algunos de ellos.”
Romanos 11:13a y 14

SALVACIÓN ¿DE QUÉ Y POR QUÉ?

El mensaje de las Escrituras es claro TODOS somos pecadores el judío primeramente y también el gentil.

“. . . porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado . . . por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”
Romanos 3:9 y 23

“. . . porque no hay hombre que no peque . . .”
I Reyes 8:46

Todos estamos bajo pecado porque todos hemos pecado, por tanto, todos necesitamos un Salvador. Yeshua significa Salvación, él es nuestro Salvador, el que trae salvación a nuestras vidas.

Yeshua nos ha salvado del pecado y de sus consecuencias:

“Porque la paga del pecado es muerte . . .”
Romanos 6:23a

- de la muerte espiritual: nuestra alma separada de Dios

“. . . vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.”
Isaías 59:2

- de la muerte segunda: nuestra alma y cuerpo separados de Dios por siempre (castigo eterno).

“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”
Apocalipsis 20:15

Yeshua nos ha salvado de una vida alejada de Dios, alejada de sus pactos, de sus promesas, se su presencia . . . de una vida eterna sin ÉL. Ahora todos los que creemos y seguimos a Yeshua tenemos vida, una vida en abundancia y eterna.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna . . . El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.”
Juan 3:16 y 18

“. . . yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
Juan 10:10

“El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.”
I Juan 5:12

No solamente Yeshua nos da vida, ÉL es la vida, no solamente nos mostró el camino, Él es el camino, no solamente nos enseñó la verdad, Él es la verdad.

“Yeshua le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
Juan 14:6

Los que creemos en ÉL somos salvos, no por obras, sino por la misericordia y la gracia de Dios. La salvación es un regalo que Dios nos ha dado en su Hijo Yeshua:

“. . . somos salvos por la gracia del Señor Yeshua, de la misma manera que ellos también lo son.”
Hechos 15:11

“El nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia . . .”
Tito 3:5

“Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Yeshua HaMashiaj Señor nuestro.”
Romanos 6:23

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”
Efesios 2:8 y 9

LA SALVACION ANTES DE CRISTO

“Porque no me avergüenzo del evangelio, pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree; del judío primeramente y también del griego.”
Romanos 1:16

La primera persona que escuchó el evangelio (las buenas noticias) fue Abraham.

“Y la Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, anunció de antemano las buenas nuevas a Abraham, diciendo: EN TI SERAN BENDITAS TODAS LAS NACIONES.”
Gálatas 3:8

Las naciones serían justificadas por la fe, por eso Abraham es el Padre de los creyentes ya que él creyó y su fe le fue contada por justicia, ahora todos los que creemos, los que hemos puesto nuestra fe y esperanza en Yeshua somos Hijos de Abraham, el creyente.

“Por consiguiente, sabed que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.”
Gálatas 3:7

Abraham sabía que Dios cumpliría su Palabra y que su descendencia (Yeshua) sería una bendición para todas las naciones (Gl. 3:16), él vio el día de la venida de Yeshua y se alegró.

“Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró.”
Juan 8:56

Abraham puso su fe en el futuro, en el cordero que Dios iba a proveer (Gn. 22:8), en el Mesías de Israel, en el Salvador de todo el mundo. Abraham puso su fe en lo que Dios iba a hacer por medio de la simiente de la mujer, la descendencia de Abraham, su Hijo Yeshua, nosotros ponemos nuestra fe en el pasado, en lo que Dios ya ha llevado a cabo, por tanto, Abraham fue justificado mirando al futuro y nosotros somos justificados mirando al pasado, pero ambos compartimos la misma fe.

“Todos éstos murieron en fe, sin haber recibido las promesas, pero habiéndolas visto y aceptado con gusto desde lejos . . .”
Hebreos 11:13