Cimientos Sólidos

En este estudio veremos porqué cuando dos personas atraviesan la misma circunstancia una sale victoriosa y la otro sale derrotada, veremos porqué en medio de las tormentas y de las pruebas podemos estar firmes, confiados y seguros.

“Si los fundamentos son destruidos; ¿qué puede hacer el justo?”
Salmo 11:3

La Biblia de Jerusalén (1976) dice así:

“Si están en ruinas los cimientos, ¿que puede hacer el justo?”

El cimiento, la base o el fundamento es la parte más importante de cualquier edificio o estructura.

Si queremos destruir un edificio debemos destruir primeramente los cimientos de ese edificio.

Los cimientos sostienen al edificio y le dan estabilidad.

La altura y el peso de un edificio dependerán de los cimientos que tenga ese edificio.

Los cimientos no solamente son importantes en un edificio, son importantes en nuestras vidas.

Si queremos construir un edificio de gran altura, debemos poner un buen fundamento fuerte y sólido. De igual forma, si queremos ser creyentes de gran altura espiritual, si queremos crecer en fe, en amor, en conocimiento, en sabiduría . . . nuestras vidas deben tener un buen fundamento fuerte y sólido.

¿Cuál debe ser el fundamento de nuestra vida?

“Pues nadie puede poner otro fundamento que el que ya está puesto, el cual es Yeshua HaMashiaj - Jesucristo.”
I Corintios 3:11

En la Biblia de Jerusalén podemos leer:

“Pues nadie puede poner otro cimiento que el ya puesto, Yeshua HaMashiaj - Jesucristo.”

Yeshua es nuestra base firme, fundamento sólido, cimiento estable.

“El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente. Y Jesús, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”
Mateo 16:15-18

En estos versículos podemos ver que Yeshua es la Roca, es el fundamento, el cimiento, la base sobre la cual somos edificados, Cuando Yeshua es nuestra Roca, el Diablo no prevalecerá en contra de nosotros.

Yeshua es la Roca sobre la cual nuestras vidas son edificadas.

“Sólo El es mi roca y mi salvación, mi refugio, nunca seré sacudido. En Dios descansan mi salvación y mi gloria; la roca de mi fortaleza, mi refugio, está en Dios.”
Salmo 62:6 y 7

Solo Yeshua es nuestra Roca, la Roca de nuestra fortaleza, la Roca de nuestra Salvación.

Una vez que hemos establecido que Yeshua debe ser nuestro cimiento ¿Cómo podemos edificar nuestra vida sobre El?

“Por tanto, cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca. Y todo el que oye estas palabras mías y no las pone en práctica, será semejante a un hombre insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; y cayó, y grande fue su destrucción.”
Mateo 7:24-27

El hombre sabio edificó su casa sobre la Roca, el hombre insensato edificó su casa sobre la arena.

La vida del hombre sabio fue edificada sobre la Roca (Yeshua) porque oía la Palabra de Dios y la ponía en práctica.

Los vientos, las lluvias y los ríos golpearon las dos casas, la casa del hombre sabio permaneció firme, pero la casa del hombre insensato cayó ¿Qué fue lo que marcó la diferencia? . . . El fundamento, los cimientos de la casa, la base sobre la cual había sido construida.

Si no tenemos un buen fundamento cuando vengan los vientos, las lluvias y los ríos vamos a caer.

Nadie podía saber que la casa del hombre insensato estaba fundada sobre la arena hasta que se derrumbó. Muchas veces nos preguntamos: “¿Cómo es posible que este hermano cayera?” La respuesta es que la caída fue producida por descuidar la parte de su vida que NO se puede ver, pero que es la más importante: el Fundamento. ¿Estaba su vida siendo edificada sobre la Roca – Yeshua?

Si queremos permanecer firmes en medio de la tormenta, debemos tener un cimiento sólido y estable, Yeshua HaMashiaj.

Muchos de nosotros nos estamos preocupando del techo, de la chimenea, de las ventanas y no nos preocupamos de la parte más importante de nuestras casas, los cimientos.

Hay personas que no se pierden ningún culto, no se pierden ningún retiro, leen muchos libros cristianos, pero cuando vienen los vientos y las lluvias estas personas caen ¿Por qué? Porque se preocupaban del tejado, de las ventanas y de las paredes, pero los cimientos estaban destruidos, eran cimientos instables.

Si Yeshua es nuestro fundamento, vamos a edificar nuestras vidas oyendo y haciendo su Palabra, si no somos hacedores de su Palabra, estaremos edificando nuestras vidas sobre la arena, y más tarde o más temprano, caeremos.