Cuando lo que dijo Pablo . . . NO lo dijo Pablo

“Las mujeres guarden silencio en las iglesias, porque no les es permitido hablar, antes bien, que se sujeten como dice también la ley. Y si quieren aprender algo, que pregunten a sus propios maridos en casa; porque no es correcto que la mujer hable en la iglesia.”
I Corintios 14:34 y 35

Esto lo dijo Pablo, ¿verdad? . . . Pues NO, no lo dijo Pablo, Pablo está usando lo que los eruditos llaman “Diatriba Epistolar”, la “Diatriba Epistolar” es un diálogo compuesto de preguntas y respuestas con las cuales el escritor quiere corregir ideas erróneas. Estas preguntas y/o respuestas pueden venir de oponentes reales o imaginarios, la Diatriba Epistolar es usada por Pablo en varias ocasiones, aunque a veces pasa desapercibida.

¿Por qué a veces no nos damos cuenta de esta forma de enseñar típica de la época de Pablo? Porque no había forma de indicar que lo que se escribía eran las palabras del oponente, las comillas que usamos ahora, no las tenía el Griego Koine. Entonces, ¿Cómo podían saber los que leían la carta quién era Pablo y quién era el oponente? En realidad, las cartas se enviaban con un lector y ese lector cuando leía la carta sabía perfectamente quién era Pablo y quién era el oponente, cuando el lector leía lo que afirmaba el oponente el lector ponía una voz diferente, esta era la práctica en aquella época cuando se usaba la Diatriba en cartas.

Veamos un ejemplo de Diatriba Epistolar:

“Todo es lícito, pero no todo es de provecho. Todo es lícito, pero no todo edifica.”
I Corintios 10:23

En nuestra época hubiésemos escrito este versículo de la siguiente forma:

Oponente: “Todo es licito”
Pablo: “Pero no todo es provechoso”
Oponente: “Todo es licito”
Pablo: “Pero no todo edifica”

Pablo contrasta lo que dicen algunos con lo que él piensa usando la palabra “PERO”, normalmente Pablo usa, PERO, NO OBSTANTE, SIN EMBARGO, para mostrar el contraste entre los dos personajes de la conversación: Pablo y el oponente.

Veamos un ejemplo de Diatriba Epistolar:

“En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno es para el hombre no tocar mujer.”
I Corintios 7:1

Pablo comienza haciendo una referencia a las cosas que le escribieron y entre esas cosas, Pablo cita una: “Bueno es para el hombre no tocar mujer.”. Esta es una de las afirmaciones que le habían hecho a Pablo, Pablo cita sus palabras y a continuación da su respuesta usando la expresión “NO OBSTANTE”:

“No obstante, por razón de las inmoralidades, que cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.”
I Corintios 7:2

Pablo NO decía que es bueno para el hombre NO tocar mujer, Pablo cita lo que alguien estaba enseñando erróneamente.

Voy a poner otra Diatriba Epistolar (por lo menos, desde mi punto de vista):

“Nosotros somos judíos de nacimiento y no pecadores de entre los gentiles”
Gálatas 2:15

Pablo está citando lo que decían los que querían que los Gálatas guardasen la Ley y los mandamientos de la Ley, Pablo no pudo haber dicho esto porque Pablo afirma en otras partes que TODOS somos pecadores tanto judíos como gentiles:

“¿Quiere decir todo esto que nosotros, los judíos, somos mejores que los demás? ¡Claro que no! Como ya les dije, seamos judíos o no lo seamos, todos somos pecadores.”
Romanos 3:9

Además, cuando leemos Gálatas 2:16, vemos claramente el contraste que hace usando la palabra “SIN EMBARGO”:

“. . . sin embargo, sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino mediante la fe en Cristo Jesús, también nosotros hemos creído en Cristo Jesús, para que seamos justificados por la fe en Cristo, y no por las obras de la ley”
Gálatas 2:16

Vamos a regresar a los versículos que cité al principio:

“Las mujeres guarden silencio en las iglesias, porque no les es permitido hablar, antes bien, que se sujeten como dice también la ley. Y si quieren aprender algo, que pregunten a sus propios maridos en casa; porque no es correcto que la mujer hable en la iglesia.”
I Corintios 14:34 y 35

Ahora vamos a examinar estas palabras para que podamos ver que se tratan de las palabras del oponente.

Primero:

Pablo nos enseña muy enfáticamente que hemos muerto a la Ley (Ro. 7:4), que somos libres de la Ley (Ro. 7:6) y que no estamos bajo la ley (Ro. 6:14), por tanto, Pablo después de enseñar lo que enseña, no creo que cite la Ley para dar validez a un argumento que además contradice lo que él mismo enseña.

Segundo:

La LEY DE MOISÉS NO enseña que la mujer guarde silencio en la iglesia, ni que esté sujeta. Por lo tanto, posiblemente la Ley que se menciona aquí sea la Ley Oral (una tradición o costumbre) o, a lo mejor, el oponente no conocía la Ley de Moisés, pero está claro que no puede ser la Ley Escrita porque en la Ley Escrita NO encontramos que la mujer debe callar, ni que deba estar sujeta en la iglesia.

Tercero:

Creo que lo que viene ahora es clave para comprobar que Pablo está usando la Diatriba, veamos el versículo 36:

“¿Acaso la Palabra de DIOS salió de VOSOTROS? ¿Acaso llegó sólo a VOSOTROS?”
I Corintios 14:36

Pablo, en este versículo y con dos preguntas, contradice lo que algunos estaban diciendo acerca de las mujeres:

“¿Acaso la Palabra de DIOS salió de vosotros?”

“¿Acaso llegó sólo a vosotros?”

Vamos a poner esto junto para ver cómo quedaría la cosa:

OPONENTE:

“Las mujeres guarden silencio en las iglesias, porque no les es permitido hablar, antes bien, que se sujeten como dice también la ley. Y si quieren aprender algo, que pregunten a sus propios maridos en casa; porque no es correcto que la mujer hable en la iglesia.”

RESPUESTA DE PABLO:

“¿Acaso la Palabra de DIOS salió de vosotros? ¿Acaso llegó sólo a vosotros?”

¿A quién esta reprendiendo Pablo cuando menciona “VOSOTROS” dos veces? Está reprendiendo a los hombres que afirmaban que las mujeres deben guardar silencio. Por tanto, con estas dos preguntas Pablo está contradiciendo lo que algunos estaban enseñando.

En la medida que profundizamos en la Escritura, encontramos la verdad que muchos nos quieren ocultar, mantener en la ignorancia al Pueblo de Dios siempre ha sido la meta del diablo y el objetivo de muchos religiosos para poder mantener al Pueblo de Dios atado y en esclavitud. Miremos a nuestro Dios y que Su Luz siga iluminando nuestros corazones y destruyendo las ataduras que las mentiras han producido en nuestras vidas. Conozcamos la Verdad, conozcamos a Jesús y vivamos en libertad.

Termino con algo muy interesante:

TODOS los días, los judíos observantes de la Ley de Moisés recitan estas palabras:

“Bendito eres tú, Señor Dios nuestro, Rey del Universo
que NO me hiciste GENTIL.

Bendito eres tú, Señor Dios nuestro, Rey del Universo
que NO me hiciste ESCLAVO.

Bendito eres tú, Señor Dios nuestro, Rey del Universo
que NO me hiciste MUJER.”

Esta triple bendición aparece en la Mishná (220 D.C.) en el tratado de Menajot, no sé si ya era recitada en los tiempos de Pablo, pero es muy interesante que nuestro hermano Pablo haga tres afirmaciones contradiciendo la triple bendición:

“Ya NO hay judío ni griego;

NO hay esclavo ni libre;

NO hay varón ni mujer;

porque todos vosotros sois uno

en Cristo Jesús.”

Gálatas 3:28

Espiritualmente hablando, es decir, delante de Dios, NO hay diferencia entre un hombre y una mujer, ni entre un judío y un gentil, por eso, Pablo pudo afirmar:

“Porque NO hay diferencia entre judío y griego”
Romanos 10:12a

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.