¿Es Pecado el Divorcio y el Nuevo Matrimonio?

Llevo felizmente casado un poco más de 20 años y creo que el matrimonio es algo santo y algo serio, creo que en la medida que se pueda, un matrimonio debería permanecer unido, NO es mi intención con este estudio fomentar el divorcio, ni el nuevo matrimonio, creo que antes de dar el paso del divorcio, se debería agotar TODO intento para solucionar los problemas que puedan estar amenazando el matrimonio. Por tanto, mi consejo a los que estén pensando separarse es: ora, busca y pide una solución efectiva para poder vivir unido y en paz con tu cónyuge. Sin embargo, aunque he dicho que el matrimonio es algo serio, también tengo que reconocer que el matrimonio NO es algo eterno, el matrimonio es temporal y acaba con la muerte de uno de los cónyuges o con el divorcio. Habiendo dicho todo esto, paso a contestar las preguntas que dan lugar al título de mi estudio:

¿Es pecado el Divorcio y el Nuevo Matrimonio?

La respuesta a estas dos preguntas es un rotundo NO. He querido contestar inmediatamente a estas preguntas para disipar toda duda, inquietud y condenación que las personas que se han divorciado y se han vuelto a casar (o estén pensando en casarse) puedan estar experimentando. El divorcio NO es pecado y una persona que ha sufrido un divorcio, puede rehacer su vida con otra persona con la aprobación y la bendición de Dios.

Está claro que en el Jardín del Edén NO había divorcio porque NO había pecado, pero con la entrada del pecado, Dios tuvo que permitir el divorcio porque dicho pecado produjo dureza en los corazones de las mujeres y de los hombres, por tanto, en la Ley de Moisés, Dios permite el divorcio por su amor y su misericordia hacia nosotros para evitar que una esposa o que un esposo mantenga a su cónyuge esclavizado a sus deseos pecaminosos, egoístas, malignos y corruptos.

“Él les dijo: Por la dureza de vuestro corazón, Moisés os permitió divorciaros de vuestras mujeres; pero no ha sido así desde el principio.” Mateo 19:8

Jesús nos muestra dos cosas:

  • Que en el jardín del Edén NO había divorcio.
  • Que en la Ley de Moisés, Dios dio una salida -  el divorcio - para evitar el abuso y la esclavitud en el matrimonio.

¿Cómo interpretamos las palabras de Jesús cuando dice: “Moisés os permitió divorciaros”? ¿Quiso decir Jesús que un buen día a Moisés se le ocurrió el divorcio y lo puso en la Torá? ¿Alguien puede creer que Moisés pudiera haber dicho al Pueblo de Israel: "Mirad Dios dice esto, pero como sois duros de corazón, yo os dejo que os divorciéis"? ¡Pensar esto es ridículo! Todo lo que Moisés permitió y prohibió fue por mandato de Dios, Jesús cita a Moisés, pero estaba claro que estaba hablando de la Ley de Dios, la Ley que Moisés recibió. Por tanto, Dios SÍ permitió el divorcio en la Ley de Moisés, el divorcio NO era pecado, de hecho, no hay sacrificio ni ofrenda para los que se divorciaban ¿por qué? Porque NO era pecado.

Entonces, ¿Cómo interpretamos “por la dureza de vuestro corazón”? Personalmente creo que Dios permitió el divorció porque el corazón del marido se podía endurecer contra su esposa y el de la esposa se podía endurecer contra el marido y esa situación en un matrimonio sería insostenible, por eso, fue por amor a la esposa y por amor al esposo que Dios permitió el divorcio. Dios no permite el divorcio para tolerar el pecado de los hombres y de las mujeres, Dios permite el divorcio para dar una salida a la esposa o al esposo que sufre la dureza de corazón de su cónyuge. Dios en su misericordia permite el divorcio, si no hubiese sido así, sería un infierno el matrimonio en muchos casos.

Por tanto, es cierto que en un principio, en el Jardín del Edén, no había divorcio, de igual forma, la mujer no tenía que sufrir dolores de parto, ni el hombre tenía un duro trabajo, tampoco había maldad, ni pecado, ni enfermedad . . . PERO cuando entró el pecado en el mundo, la cosa cambió y Dios permitió el divorcio, por tanto, en la Ley de Moisés, Dios permitía el divorcio.

Juan ¿Es cierto que en la Ley de Moisés, Dios permite el divorcio? Vamos a verlo:

“Cuando alguno toma una mujer y se casa con ella, si sucede que no le es agradable porque ha encontrado algo reprochable en ella, y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa, y ella sale de su casa y llega a ser mujer de otro hombre; si el segundo marido la aborrece y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa, o si muere este último marido que la tomó para ser su mujer, al primer marido que la despidió no le es permitido tomarla nuevamente como mujer, porque ha sido menospreciada” Deuteronomio 24:1-4

Aquí encontramos a un esposo que por algún motivo NO estaba satisfecho con su esposa, la esposa no planchaba bien o no limpiaba bien la casa o no paraba de hablar o no respetaba a su marido delante de los demás, sinceramente no sé de lo que trataba el asunto, pero el esposo para divorciarse le daba un certificado de divorcio y ella y él QUEDABAN LIBRES para poder rehacer sus vidas. Esto era algo que DIOS mismo estableció como podemos leer. Y si nos fijamos en el pasaje citado, la esposa divorciada se vuelve a casar con otro hombre y NO es considerada pecadora, ni hace algo prohibido. La única prohibición que tenía esta mujer es que si se divorcia de nuevo o si su segundo marido muere, su primer marido ya NO puede volver a casarse con ella.

Veamos otro caso de divorcio, en este caso es la esposa la que NO está satisfecha con su esposo.

“Si toma para sí otra mujer, no disminuirá a la primera su alimento, ni su ropa, ni sus derechos conyugales. Y si no hace por ella estas tres cosas, entonces ella saldrá libre sin pagar dinero.” Éxodo 21:10 y 11

Algo que nos debe llamar poderosamente la atención es que esta mujer, si el marido NO cumple (alimento, ropa y sexo), ella puede divorciarse de él, ella es la que toma la iniciativa y sale LIBRE. Esto es algo que Dios ordenaba. Ella NO le da dinero a su marido porque, como esposa, ella NO es considerada una esclava, debemos recordar que en un matrimonio ni la esposa es esclava de su esposo, ni el esposo es esclavo de su esposa.

Por tanto, tenemos dos ejemplos en la Ley de Moisés donde, tanto el esposo como la esposa, pueden divorciarse y quedar libres para casarse de nuevo.

Es muy importante entender que una divorciada o un divorciado NO eran vistos como pecadores, leamos un pasaje interesante que tiene que ver con esto:

“Ningún extraño (ajeno a la familia del sacerdote) comerá cosa sagrada; el huésped del sacerdote, y el jornalero, no comerán cosa sagrada . . . La hija del sacerdote, si se casare con varón extraño, no comerá de la ofrenda de las cosas sagradas. Pero si la hija del sacerdote fuere viuda o repudiada, y no tuviere prole y se hubiere vuelto a la casa de su padre, como en su juventud, podrá comer del alimento de su padre; pero ningún extraño coma de él.” Levítico 22:10, 12 y 13

La hija viuda del sacerdote y la hija repudiada que se volvía a la casa de su padre, SÍ podían comer de las cosas sagradas (la porción de la ofrenda que se separaba para los sacerdotes), sin embargo, los hijos de Israel NO podían comer las cosas sagradas, si una mujer repudiada hubiese sido considerada una pecadora, NO podría comer las cosas sagradas.

Está claro que la Ley nos muestra que Dios permite el divorcio, entonces ¿qué ocurre ahora bajo el Nuevo Pacto? ¿Antes estaba permitido y ahora NO? ¿Antes estaba permitido el divorcio y ahora es el pecado imperdonable? ¿Antes NO era pecado y ahora sí lo es? . . .

Pablo nos dice algo apoyando la Ley de Moisés, veamos:

“¿Estás casado con una esposa? No trates de divorciarte. ¿Estás divorciado de tu esposa? No busques una esposa.” Escrituras del Nombre Verdadero

“¿Estás ligado a mujer? no procures soltarte. ¿Estás suelto de mujer? no procures mujer.” Reina Valera 1909

He querido poner estas dos versiones porque tienen las traducciones más claras que he encontrado, en algunas versiones, la segunda parte del versículo no se ha traducido: “¿Estás divorciado?”, sino que se ha traducido como: “¿Estás soltero?”. Sin embargo, las traducciones que he puesto nos muestran que Pablo aquí NO se dirige a los solteros, se dirige a los divorciados, a lo que han sido soltados de la esposa ¿y cómo continúa Pablo?

“Mas también si te casas, NO pecas . . .” I Corintios 7:28

Pablo dice que si se casa el divorciado, NO está pecando.

Pero Juan, Dios odia el divorcio, ¿cómo es posible que Dios lo permita? ¿Cómo es posible que digas que NO es pecado?

“Porque yo detesto el divorcio--dice el SEÑOR, Dios de Israel-- y al que cubre de iniquidad su vestidura--dice el SEÑOR de los ejércitos--.” Malaquías 2:16

¿Qué quiso decir el Señor, Dios de Israel con este versículo? ¿Dios odia lo que ÉL mismo ha permitido? Veamos un versículo que nos va a ayudar a entender lo que dijo Dios en Malaquías.

“Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas señaladas las aborrece mi alma . . .” Isaías 1:14

¿Dios aborrece la Fiestas señaladas que Él mismo ha establecido? ¿Dios aborrece la Fiesta de la Pascua? ¿Dios aborrece Sucót (la Fiesta de los Tabernáculos)? ¡NO!, pero Dios aborrece lo que había detrás de esas Fiestas o las circunstancias que rodeaban a esas Fiestas y a los sacrificios que se hacían en dichas Fiestas (Is. 1:13), de igual forma, Dios detesta lo que hay detrás de cada divorcio (violación del Pacto matrimonial, abusos, peleas, engaños, adulterio . . .) y de las trágicas consecuencias que el divorcio conlleva, PERO Dios NO detesta la Fiestas señaladas, ni detesta el divorcio, aunque dichas afirmaciones las encontramos en la Escritura.

Si el divorcio fuese pecado, si el divorcio en sí mismo fuese algo aborrecible, ¿por qué el mismo Dios se divorció de Israel?

“Y vio que a causa de todos los adulterios de la infiel Israel, yo la había despedido, DÁNDOLE CARTA DE DIVORCIO; con todo, su pérfida hermana Judá no tuvo temor, sino que ella también fue y se hizo ramera.” Jeremías 3:8

¡Dios es un Dios divorciado! Cuando la reconciliación NO se pudo dar con Israel, la solución de Dios fue darle “CARTA DE DIVORCIO”.

“Después que ella haya hecho todas estas cosas, volverá a mí"; mas NO regresó” Jeremías 3:7

¿Pecó Dios cuando se divorció? ¡NO! ¿Hizo algo malo? ¡NO! Si el divorcio, como muchos afirman, fuese un pecado, podríamos culpar a Dios de permitir y fomentar el pecado bajo el Antiguo Pacto porque, como hemos visto, el divorcio fue establecido por Dios.

Por tanto, si hemos hecho TODO LO POSIBLE para permanecer unidos en matrimonio, pero la cosa NO funciona, la solución/salida válida es el divorcio.

Creo que hasta aquí, todo ha quedado claro, pero ¿qué hacemos con las palabras de Jesús?

“También fue dicho: Cualquiera que repudie a su mujer, dele carta de divorcio. Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación (PORNEIA), hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio.” Mateo 5:31 y 32

Me gustaría hacer dos aclaraciones importantes para poder entender lo que Jesús nos está diciendo aquí:

• En el Antiguo Pacto, el adulterio NUNCA ha sido una causa de divorcio porque una persona que cometía adulterio tenía que MORIR. Por tanto, el significado de la palabra griega PORNEIA no puede ser adulterio en este caso, su significado es FORNICACIÓN (como hemos leído en la versión que he citado). Además, si Jesús hubiese querido decir “adulterio” podría haber usado la palabra griega “moicheia”.

“Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio (moicheia) . . .” Juan 8:3

• Jesús NO vino a destruir la Ley, por tanto, Jesús enseñó la Ley de Moisés, si has leído estudios míos, podrás recordar que yo siempre digo que Jesús amó la Ley, la enseñó e incluso, la engrandeció. Jesús NO pudo enseñar algo directamente en contra de la Ley.

Estas palabras las encontramos en el Sermón del Monte, las palabras que Jesús proclama en este sermón mostraban el alcance real de la Ley de Moisés, pero Jesús NO elimina ninguna ley, por ejemplo:

“Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás . . . Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio . . .” Mateo 5:21 y 27

Jesús NO eliminó los mandamientos que cita, él nos enseñó y nos mostró el verdadero alcance de cada uno de ellos.

“También se dijo: "CUALQUIERA QUE REPUDIE A SU MUJER (1), QUE LE DÉ CARTA DE DIVORCIO (2)".” Mateo 5:31

Este mandato es lo que se exigía la Ley de Moisés. Por tanto, Jesús NO estaba aboliendo el “NO MATARÁS”, ni estaba aboliendo el “NO COMETERÁS ADULTERIO”, ni estaba aboliendo “CUALQUIERA QUE REPUDIE A SU MUJER, QUE LE DÉ CARTA DE DIVORCIO.”. 

¿Qué tiene que hacer el esposo si repudia a su esposa según la Ley? . . . QUE LE DÉ CARTA DE DIVORCIO.

Continuemos leyendo y esta vez, pondré algunas palabras en griego claves para entender este versículo:

“Cualquiera que repudie (APOLUO) a su mujer, dele carta de divorcio (APOSTASION). Pero yo os digo que el que repudia (APOLUO) a su mujer, a no ser por causa de FORNICACIÓN (PORNEIA), hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada (APOLUO), comete adulterio.”

Esto es lo que Jesús nos está diciendo: Si alguno repudia a su esposa SIN DARLE CARTA DE DIVORCIO, hace que ella adultere si se vuelve a casar con otro hombre y dicho hombre también adultera, ya que la mujer repudiada (sin carta de divorcio) sigue estando casada con su marido que la repudió.

Ahora viene la pregunta ¿Por qué es lícito repudiar a una mujer en caso de fornicación (porneia)? Yo nunca entendí porque habiendo una palabra en griego para "adulterio" (moicheia), Jesús usara la palabra “fornicación” (porneia), pero cuando interpretamos correctamente las palabras de Jesús en estos versículos y entendemos lo que nos está diciendo, tiene MUCHO sentido.

La palabra “FORNICACIÓN” en griego ya hemos visto que es PORNEIA, dicha palabra implica una relación sexual ilícita, lo que implica una unión ilícita, veamos un ejemplo:

“pero a causa de las fornicaciones (porneia), cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.” I Corintios 7:2

“De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación (porneia), y tal fornicación (porneia) cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.” I Corintios 5:1

Esta relación y unión estaba prohibida por la Ley de Moisés (Lv. 18:8). Esta unión de la que nos habla Pablo (incesto) era fornicación (porneia), era una unión ilícita, por tanto, cuando Jesús afirma que solamente en estos casos de PORNEIA (fornicación), el hombre puede repudiar a su mujer, es algo totalmente lógico, ya que a los ojos de Dios el matrimonio en porneia NUNCA HA SIDO VÁLIDO, por tanto, NO requiere carta de divorcio. Parafraseando las palabras de Jesús:

“Si te separas de tu mujer, dale carta de divorcio porque si no lo haces cuando ella quiera rehacer su vida, cometerá adulterio, ya que sigue casada contigo por la Ley, pero si la unión con tu mujer era en porneia (fornicación), entonces no hace falta darle carta de divorcio, ya que dicha unión en porneia nunca ha sido un pacto válido (un matrimonio legítimo) ante los ojos de Dios.”

Voy a terminar este estudio con lo que les dijo Pablo a un grupo en la Iglesia de Corinto:

“Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.” I Corintios 7:10 y 11

¿Aparece en este versículo la palabra “divorcio” o “carta de divorcio”? ¡NO!, por tanto, Pablo NO nos está hablando de divorcio, nos está diciendo que si una esposa, se separa SIN divorciarse de su marido, que se quede sin casar, ya que todavía sigue casada aunque esté separada de su marido, por eso, Pablo le dice que NO se case porque estaría cometiendo adulterio o que se reconcilie con su MARIDO (porque nunca ha dejado de ser el marido) y vivan de nuevo juntos. Ni el Señor, ni Pablo se pueden contradecir y, como ya vimos, en el versículo 28 del mismo capítulo, el divorciado NO peca cuando se casa de nuevo.

“¿Estás LIGADO a mujer? no procures soltarte. ¿Estás SUELTO de mujer? no procures mujer. Mas también si tomares mujer, NO PECASTE; y si la doncella se casare, no pecó” I Corintios 7:27 y 28

Me gustaría recordar que la palabra “ligado” se refiere a un casado y la expresión “suelto de mujer” se refiere a un divorciado. Pongo otras versiones de este mismo versículo:

“¿Atado estás a mujer? No busques separación, ¿Desamarrado estás de mujer? No busques mujer. Si pero también te casas, NO PECAS y si se casa la virgen no peca.” Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español (Francisco Lacueva)

“¿Estás casado con una esposa? No trates de divorciarte. ¿Estás divorciado de tu esposa? No busques una esposa. Ahora bien, si te casas, NO PECAS; y si la virgen se casa no peca;” Escrituras del Nombre Verdadero

“Have you been bound to a wife? Do not seek to be released. Have you been released from a wife? Do not seek a wife. But if you also marry, you do not sin. And if the virgin marries, she does not sin.” King James 3 – The Literal Translation

Traducción:

"¿Has sido atado a una esposa? No busques ser soltado. ¿Has sido soltado de una esposa? No busques una esposa. Pero si también te casas, NO PECAS. Y si la virgen se casa, ella no peca.”

“If you are married, do not seek divorce. If you are divorced from a wife, do not seek a wife. But if you marry, you do not sin; and if a virgin marry, she does not sin.” The Lamsa Bible

Traducción:

“Si estás casado, no busques el divorcio. Si estás divorciado de una esposa, no busques esposa. Pero si te casas, NO PECAS; y si una virgen se casa, ella no peca.”