La Teoría del Gran Intervalo y otros Misterios

“Los sabios cabalistas enseñan que antes de que el mundo que nosotros conocemos fuera creado, fueron creados y destruidos por Dios otros mundos, lo cual encierra misterios muy profundos.”
El Zohar, Vol. I - Hakdamá - Sección de Bereshit

Hace mucho tiempo (posiblemente millones y millones de años) después de la creación de “los cielos y la tierra” (Gn. 1:1) hubo una rebelión en nuestro planeta, hubo una batalla. Esta rebelión tuvo que ocurrir entre el versículo 1 y el versículo 2 del libro de Génesis.

Otra versión de Génesis 1:1 y 2 dice:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo . . .”
Biblia de Jerusalén 1976

La rebelión del diablo NO pudo ocurrir antes del versículo 1 de Génesis porque en el versículo 1 tenemos la creación de los cielos y la tierra, antes del versículo 1 NO había nada (ni cielos ni tierra), por tanto, la rebelión y la caída del diablo tuvo que ser entre el versículo 1 y el versículo 2, además, debemos recordar que el diablo dijo “Subiré al cielo . . . sobre las alturas de las nubes subiré” (Is. 14:12 y 13), cuando el diablo dijo esto, el cielo ya existía, las nubes ya existían, el diablo estaba en la tierra, tenía su trono y su dominio en la tierra, por eso pudo decir “subiré al cielo y levantaré mi trono” (Is. 14:13), por tanto, el diablo NO pudo caer antes del versículo 1. En el versículo 2 tenemos el resultado de la rebelión y de la caída de Satanás: tinieblas, desorden, confusión, caos, agua . . .

Cuando Dios creó a Satanás, Satanás NO era el malo de la película, su nombre era Heilel (Is. 14:12), era perfecto, era un gran querubín protector ungido, posiblemente con cuatro alas (según la descripción de los querubines que encontramos en Ez. 1), tenía una relación estrecha con Dios, llegó a pensar que conocía todo acerca de Dios y que podía derrotar a Dios, con la ayuda de un grupo de ángeles (una tercera parte de los ángeles – Ap. 12:4) se rebeló contra Dios. Dios le arrojó a la tierra y a los ángeles que le siguieron.

“¡Cómo caíste del cielo, oh Heilel, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.”
Isaías 14:12

En el libro de Génesis podemos ver que antes de la creación de Adán, Heilel ya existía como el Adversario (Satanás), como un ángel caído, por tanto, la rebelión y la caída de Heilel tuvo que ocurrir en algún momento entre el versículo 1 y el versículo 2. Como existe un intervalo de tiempo entre el versículo 1 y el 2, a esta teoría se la conoce con estos nombres:

“La Teoría de la Brecha”
“La Teoría del Gran Intervalo”
“La Teoría del Cataclismo Pre-adámico”
“La Teoría de la reconstrucción de las ruinas”
“La Teoría de la Destrucción y Recreación”

“Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo . . .”
Génesis 1:2

Algunos afirman que la conjunción “Y” de Génesis 1:2, nos habla de continuidad, por tanto, no puede haber una brecha o intervalo entre el versículo 1 y el versículo 2, la explicación es sencilla cuando lees las Escrituras en hebreo, la conjunción “Y” se usa con mucha frecuencia en una narración y no necesariamente indica continuidad (como sucede en español). Veamos un ejemplo donde NO existe continuidad usando “Y” (a no ser que creas que Abel nació con un cayado debajo del brazo).

“Después dio a luz a su hermano Abel Y Abel fue pastor de ovejas . . .”
Génesis 4:2

La palabra hebrea para “Y” es “ve”, dicha palabra también se puede traducir como “pero” (véase Gn. 2:6, 17; 3:3; 4:2; 6:8) por tanto, Génesis 1:2 hemos podido traducirlo de la siguiente forma “pero la tierra estaba sin orden y vacía”, el verbo “estaba” – hayah - se puede también traducir como “llegó a estar / ser” o “se convirtió”, veamos cómo ha traducido este versículo la Biblia Textual 2010:

“Pero la tierra llegó a estar desolada y vacía, y había tinieblas sobre la faz del abismo . . .”

Pongo algunos ejemplos donde la palabra hebrea “hayah” se ha traducido por “llegar a ser” y “convertirse”.

“Entonces EL SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser – hayah - un ser viviente.”
Génesis 2:7
Reina Valera Actualizada

“He aquí que el hombre ha llegado a ser – hayah - como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal.”
Génesis 3:22
Reina Valera Actualizada

“. . . me acordaré de mi pacto que hay entre yo y vosotros y entre todo ser viviente de toda carne; y nunca más se convertirán – hayah - las aguas en diluvio para destruir toda carne.”
Génesis 9:15
La Biblia de las Américas

“Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se convirtió – hayah - en una columna de sal.”
Génesis 19:26
Reina Valera Actualizada

Las palabras hebreas para “sin orden y vacía” son “tohu vavohu”, estas palabras también pueden significar “desolación (Is. 34:11), caos (Is. 24:10) y confusión (Is. 41:29)” ¿Puede un Dios de orden (I Co. 14:33) y de luz (I Jn. 1:5) crear una tierra caótica, sin orden, vacía, en confusión y en tinieblas? La respuesta es NO, pero veamos lo que dice la propia Escritura:

“Porque así dice el SEÑOR que creó los cielos (Él es el Dios que formó la tierra y la hizo, Él la estableció y no la hizo un lugar desolado, sino que la formó para ser habitada): Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro.”
Isaías 45:18

Donde dice “no la hizo un lugar desolado” está usando una de las palabras que aparecen en Génesis versículo 2 “lo-tohu”. Veamos otras versiones que aportan la misma idea que en Génesis:

“. . . y no la creó caótica”
Biblia de Jerusalén 1976

“. . . no la creó vacía”
Versión Israelita Nazarena

Tenemos también estas dos palabras hebreas en versículos relacionados con el juicio de Dios. En el siguiente versículo se trata del juicio sobre la tierra de Edom.

“Mas el pelícano y el erizo la poseerán, el búho y el cuervo habitarán en ella; Dios extenderá sobre ella el cordel de desolación – tohu - y la plomada del vacío – vohu-.”
Isaías 34:11

En los siguientes versículos, vemos un descripción de lo que encontramos en Génesis 1:2, de hecho, la escena que describe el profeta solamente puede ser aplicable en aquel momento de la historia de la tierra.

“Miré a la tierra, y he aquí que estaba sin orden y vacía – tohu vavohu -; y a los cielos, y no tenían luz. Miré a los montes, y he aquí que temblaban, y todas las colinas se estremecían. Miré, y he aquí que no había hombre alguno, y todas las aves del cielo habían huido. Miré, y he aquí que la tierra fértil era un desierto, y todas sus ciudades estaban arrasadas delante del SEÑOR, delante del ardor de su ira.”
Jeremías 4:23-26

Ahora bien, si Dios NO creó los cielos y la tierra “tohu vavohu” (desordenada y vacía) ¿Qué le sucedió a la Tierra para “llegar a ser” “tohu vavohu”?

Es muy interesante que la palabra hebrea para “crear” en Génesis 1:1 es “bará”, dicha palabra nos habla principalmente de “hacer algo de la nada”, pero es muy curioso que en el proceso de la preparación o restauración de la tierra (Gn. 1) aparece la palabra “asá” que significa “hacer algo de algo existente”. La palabra “asá” podemos traducirla también como “crear, edificar, preparar, formar, dar, poner, fijar, nombrar, designar, instituir”.

“En el principio creó – bará - Dios los cielos y la tierra . . . E hizo – asá - Dios la expansión . . . E hizo – asá - Dios las dos grandes lumbreras . . .”
Génesis 1:1, 7a, 16a

Cuando Dios dijo: “Sea la luz” comenzó la restauración de la Tierra, comenzó un nuevo origen, un nuevo principio de los cielos y la tierra. Cuando Dios dijo “sea la luz”, lo que verdaderamente hizo fue apartar la oscuridad (las tinieblas) que no permitía que la luz del sol penetrase en la Tierra, por eso dice el versículo 4 “y separó Dios la luz de las tinieblas”, el sol y la luna ya existían, esta es la única explicación para poder hablar de día y de noche, de tarde y mañana (véase Génesis 1:5, 8 y 13). ¿Qué sucede en el cuarto día?

“E hizo – asá - Dios las dos grandes lumbreras, la lumbrera mayor para dominio del día y la lumbrera menor para dominio de la noche . . .”
Génesis 1:16

Este versículo podría ser traducido “Dios preparó / dio / designó / instituyó / fijó las dos grandes lumbreras” ¿para qué? Para dominio del día (el sol) y de la noche (la luna) y para señalar las Fiestas en sus estaciones (los tiempos señalados), los días y los años (Gn. 1:14).

“Él fijó / designó / nombró / instituyó – asá - la luna para marcar los tiempos señalados, y el sol conoció su ocaso.”
Salmo 104:19

¿Fue la luz lo que Dios creó primero? . . . NO, porque antes de que Dios dijese “Sea la luz” (Gn. 1:3), en Génesis 1:2 vemos que YA existía la materia, una tierra cubierta de agua (hidrógeno y oxígeno), el caos, las tinieblas, el espacio.

“Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz.”
Génesis 1:2 y 3

La historia de la Tierra se puede dividir en cuatro etapas:

  • Primera etapa: La Tierra pre-adámica. Antes de la creación del hombre.
  • Segunda etapa: La Tierra antigua. La tierra antes de Noé.
  • Tercera etapa: La Tierra actual. La tierra después de Noé. Como la conocemos.
  • Cuarta etapa: Nueva Tierra sin mar (Ap. 21:1). Lo que Dios hará con la tierra y los cielos es exactamente lo mismo que hizo en Génesis. Si creemos que Dios hará un cielo nuevo y una nueva tierra, no nos costará trabajo creer que Dios YA hizo una tierra nueva y un cielo nuevo en Génesis.

Estas etapas son diferentes orígenes y/o generaciones, por eso leemos en Génesis:

“Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados . . .”
Génesis 2:4
La Biblia de las Américas

Si solamente hubiera habido un origen, la palabra hebrea usada – toledot - NO estaría en plural. Un detalle que confirma estas afirmaciones es que la palabra “Bereshit” (“en el principio”) en realidad significa “En UN principio” indicándonos que existen varios principios / orígenes.

“. . . en estos últimos días nos ha hablado por medio de su Hijo, a quien Él constituyó heredero de todo, y por medio de quien hizo los mundos . . . porque por fe comprendemos que los mundos fueron hechos por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se ve.”
Hebreos 1:2 y 11:3
Biblia Peshitta

La palabra griega para “mundo” es “aion”, dicha palabra significa “era”, “periodo”, “edad” . . . Por tanto, estos “mundos” no se refieren a otros planetas habitados, se refieren a las etapas y/o periodos de nuestra Tierra y de nuestros Cielos.

Dios juzga la rebelión de Satanás con todos los ángeles y “humanos” pre-adámicos que le siguieron con agua (Adán y Eva no fueron los primeros en habitar nuestro planeta).

“. . . por lo cual el mundo de entonces fue destruido, siendo inundado con agua; pero los cielos y la tierra actuales están reservados por su palabra para el fuego . . .”
II Pedro 3:6 y 7

La tierra pre-adámica fue inundada con agua, “el mundo de entonces”, no había tierra seca.

“Entonces dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.”
Génesis 1:6 y 7

En este momento, nuestro planeta era una gran bola de agua cubierta con una capa de agua, al día siguiente es cuando aparece la tierra seca.

“Júntense en un lugar las aguas que están debajo de los cielos, y que aparezca lo seco. Y fue así. Y llamó Dios a lo seco tierra, y al conjunto de las aguas llamó mares.
Génesis 1:9 y 10

Lo que nos llama la atención es que Dios llamó a la seco “tierra”, la palabra hebrea es “erets”, si nos fijamos en el versículo 1 de Génesis leemos que Dios hizo los “cielos y la tierra – erets”, si Dios creó la tierra seca –erets- en el versículo 1 ¿por qué en el versículo 2 está todo cubierto de agua y hasta el tercer día no aparece la tierra seca –erets-? La respuesta la encontramos en la teoría que estamos estudiando, la Teoría del Gran Intervalo.

A partir del tercer día, nuestro planeta está compuesto de un trozo de tierra rodeado de agua, en un principio solamente había un super-continente, este super-continente es conocido con la palabra griega “pangea”, la tierra no necesitaba la lluvia porque estaba cubierta de una capa de agua y un vapor de agua surgía de la tierra y la regaba.

“Pero se levantaba de la tierra un vapor que regaba toda la superficie del suelo.”
Génesis 2:6

Esta capa de agua que cubría toda la tierra (algunos piensan que era una capa de vapor o de hielo) era una protección de los rayos dañinos del sol (los rayos ultravioleta) y producía un efecto invernadero en toda la tierra, todo esto hacía que en la tierra hubiese un clima subtropical (clima templado cálido), por eso los hombres vivían tantos años, había una razón natural para su longevidad, también la presión atmosférica era superior a la actual y la cantidad de oxígeno era más alta. Esto se ha podido demostrar analizando las burbujas de aire encontradas en el ámbar (resina fosilizada de árboles coníferos) y también por los fósiles encontrados de insectos y animales mucho más grandes que no podrían sobrevivir en las condiciones actuales (con nuestra presión y oxígeno).


A partir del diluvio la tierra sufrió un cambio importante (por eso los dinosaurios NO pudieron sobrevivir), la capa (o parte de ella) protectora de agua fue derramada sobre la tierra y los hombres comenzaron a vivir menos (Gn. 11) y en unas nuevas condiciones: comienzan las cuatro estaciones (ya que se inclina el eje de rotación de la tierra aprox. 23 grados), se inició la división de la tierra dando lugar a los diferentes continentes (Gn. 10:25), con nubes, con lluvia, con nieve, pasando calor, pasando frío, ahora se puede comer carne (Gn. 9:3), se puede ver el sol, la luna, las estrellas (Gn. 8:22), etc.

“El año seiscientos de la vida de Noé, el mes segundo, a los diecisiete días del mes, en ese mismo día se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo fueron abiertas.”
Génesis 7:11

Cuando Dios juzgó la tierra pre-adámica le quitó la luz que recibía del sol, esto es algo que Dios repitió en las plagas en Egipto, una de las plagas fue tinieblas, Dios hizo que las tinieblas cubrieran la tierra de Egipto, pero la luz del sol brillaba sobre su Pueblo Israel. Dios puede impedir que la luz del sol penetre en toda la tierra o en algún lugar determinado. Cuando Yeshua / Jesús estaba en la cruz llevando nuestros pecados y enfermedades, hubo tinieblas en la Tierra durante tres horas:

“Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena.”
Mateo 27:45

Hubo tinieblas, pero el sol no dejó de existir ni dejó de dar luz, Dios cubrió la Tierra y hubo tinieblas, esto fue lo que hizo en Egipto y lo que hizo en un principio cuando la tierra estaba desordenada, vacía y en tinieblas.

Satanás en un principio, antes de su rebelión, caída y derrota, se llamaba Heilel, esta palabra hebrea significa entre otras cosas “el que brilla” y/o “el que se jacta”. Aunque en nuestras versiones aparece Heilel traducido como “Lucero” o “Lucifer”, la verdad es que no se ciñen a la palabra hebrea ni a su significado, en algunas versiones han traducido la palabra Heilel por “estrella de la mañana”, esto es algo que carece de fundamento y puede producir confusión. El nombre de “Lucifer” fue traducido de esta forma por primera vez en la versión latina de la Biblia llamada “Vulgata” realizada por Jerónimo entre el 382 – 405 d.C.

"¡Cómo caíste del cielo, oh Heilel, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo. Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos; que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?"
Isaías 14:12-17

En este pasaje podemos ver acerca del diablo que:

  • Se llamaba Heilel. Satanás NO es su nombre, viene de la palabra hebrea “satan” y significa “oponente, enemigo, adversario”, esta palabra la encontramos en I R. 5:4; 11:14 / I S. 29:4. La palabra “diablo” viene del griego “diabolos” y significa “calumniador, acusador”, esta palabra la encontramos en Mt. 4:1 / Jn. 6:70 / I Ti. 3:14.
  • Cayó del cielo y fue derribado a la tierra, a esta caída se refería Yeshua / Jesús en Lucas 10:18.
  • Debilitaba a las naciones (de la civilización pre-adámica).
  • Tenía un trono en la tierra.
  • Reinaba en la tierra.
  • Quería ser semejante al Altísimo.
  • Cuando Satanás todavía era un ángel obediente, la tierra, las nubes, las estrellas y los cielos YA existían.
  • Si Satanás hubiese morado en el Cielo, no hubiera dicho “Subiré al cielo” ni “subiré sobre las alturas de las nubes”.

Sabemos muy poco de la primera etapa de la tierra, pero según lo que hemos leído, en la Tierra pre-adámica había naciones. Lógicamente si había naciones es porque había seres viviendo en la tierra. Heilel era el que gobernaba la Tierra con la ayuda de los ángeles a su cargo. Es muy curioso lo que dice el libro de Hebreos:

“Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando . . .”
Hebreos 2:5

Otra versión dice:

“Porque Dios no entregó a los ángeles el gobierno del mundo futuro, al cual nos estamos refiriendo . . .”

Dios entregó a los ángeles el gobierno del mundo pre-adámico, pero en el mundo futuro ya no será así.

La Tierra pre-adámica era perfecta, las civilizaciones que vivieron aquí pudieron lograr mucho más que nosotros hemos logrado porque Adán y Eva cayeron en seguida. Muchos fósiles de plantas, insectos, animales, dinosaurios y gigantes encontrados pueden pertenecer a esta etapa de la tierra.

“Hijo de hombre, eleva una elegía sobre el rey de Tiro y dile: "Así dice el Señor DIOS: 'Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría y perfecto en hermosura. 'En el Edén estabas, en el huerto de Dios; toda piedra preciosa era tu vestidura: el rubí, el topacio y el diamante, el berilo, el ónice y el jaspe, el zafiro, la turquesa y la esmeralda; y el oro, la hechura de tus engastes y de tus encajes, estaba en ti. El día que fuiste creado fueron preparados. 'Tú, querubín protector de alas desplegadas, yo te puse allí. Estabas en el santo monte de Dios, andabas en medio de las piedras de fuego. 'Perfecto eras en tus caminos desde el día que fuiste creado hasta que la iniquidad se halló en ti. 'A causa de la abundancia de tu comercio te llenaste de violencia, y pecaste; yo, pues, te he expulsado por profano del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego. 'Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura; corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor. Te arrojé en tierra, te puse delante de los reyes, para que vieran en ti un ejemplo.”
Ezequiel 28:12-17

Está muy claro que este pasaje nos habla de Satanás ya que no se le puede decir a un hombre “perfecto eras en tus caminos” ni “querubín protector de alas desplegadas”. El Edén que vemos aquí NO era el Edén que Adán y Eva conocieron, este Edén estaba situado en la Tierra pre-adámica. Este Edén era el “Huerto de Dios”.

Todo este pasaje nos habla de cómo Heilel se convirtió en Satanás en la tierra pre-adámica, el diablo hacía comercio, hacía tratos con las naciones de la tierra.

Debemos entender que los ángeles caídos tienen su origen aquí, en la tierra pre-adámica, cuando Dios juzgó al mundo de aquel entonces, los ángeles caídos permanecieron en la tierra, incluso la Biblia afirma que algunos de esos ángeles tuvieron que ser atados, estos ángeles caídos son demasiado crueles y terribles para que anden sueltos.

“. . . y decía al sexto ángel que tenía la trompeta: Suelta a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que habían sido preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de la humanidad.”
Apocalipsis 9:14 y 15

¿Cuándo fueron atados estos ángeles caídos? Posiblemente en la tierra pre-adámica.

Por eso, Adán y Eva tenían que guardar y cuidar la tierra, todavía quedaban ángeles caídos y demonios (posiblemente espíritus de los “humanos” rebeldes que se unieron a Heilel en su rebelión) de la rebelión anterior en la tierra pre-adámica. Adán y Eva tenían el poder y la autoridad:

“Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.”
Génesis 1:26

El diablo quiso robarle la autoridad y el poder al hombre y lo consiguió.

“Llevándole a una altura, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo. Y el diablo le dijo: Todo este dominio y su gloria te daré; pues a mí me ha sido entregado, y a quien quiero se lo doy.”
Lucas 4:5 y 6

Yeshua / Jesús reconoció que el diablo tenía autoridad cuando afirmó que Satanás era el príncipe de este mundo (segundo en autoridad):

“Ya está aquí el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.”
Juan 12:31

Gracias a Yeshua / Jesús, el hombre recuperó la autoridad y el poder, Yeshua / Jesús juzgó al diablo en la cruz.

“Y cuando El venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio; de pecado, porque no creen en mí; de justicia, porque yo voy al Padre y no me veréis más; y de juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido juzgado.”
Juan 16:8-11

Yeshua / Jesús anuló todo el poder que el diablo tenía, cuando murió en la cruz.

“Así que, por cuanto los hijos participan de carne y sangre, El igualmente participó también de lo mismo, para anular mediante la muerte el poder de aquel que tenía el poder de la muerte, es decir, el diablo, y librar a los que por el temor a la muerte, estaban sujetos a esclavitud durante toda la vida.”
Hebreos 2:14 y 15

Yeshua / Jesús ahora es el que tiene las llaves de la muerte y del Seol:

“No temas, yo soy el primero y el último, y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades.”
Apocalipsis 1:17 y 18

Yeshua / Jesús después de su resurrección hace una importante declaración:

“Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.”
Mateo 28:18

Es curioso que después de la resurrección de Yeshua / Jesús, el diablo es llamado “el príncipe de la potestad del aire”:

“Él os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo según la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia . . .”
Efesios 2:1 y 2

Satanás no tiene lugar en el tercer cielo ni en la tierra ni en el Seol . . . solamente hay un lugar para él: en el aire, por eso, es el “príncipe de la potestad del aire”, él mora en el primer cielo.

“Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.”
Efesios 6:12

En el versículo citado tenemos cuatro clases de enemigos espirituales controlados por el diablo:

  • Primera clase: Huestes espirituales en las regiones celestes (posiblemente ángeles caídos morando en el aire y supervisando la obra de las clases inferiores)
  • Segunda clase: Poderes de este mundo de tinieblas (demonios jefes). Uno de ellos se llamaba Legión (Mc. 5:9).
  • Tercera y cuarta clase: Potestades y Principados. Llevan a cabo los planes del diablo y de los ángeles caídos.

“. . . y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.”
Colosenses 2:15

Yeshua / Jesús es el vencedor y ahora en Él somos más que vencedores (Ro. 8:37), con su autoridad y poder (Mc. 16:17), ahora NO huimos del diablo, él huye de nosotros cuando le resistimos y si el diablo huye . . . ¿Qué crees que harán los que están por debajo de él?

“Por tanto, someteos a Dios. Resistid, pues, al diablo y huirá de vosotros.”
Santiago 4:7

Hay varias teorías para el origen de los demonios (una de ellas ya la he mencionado de pasada):

1. Son los espíritus de los “humanos” pre-adámicos que se unieron a la rebelión del diablo y quedaron en la tierra con Satanás y los ángeles caídos.

2. Son los espíritus de los hijos nacidos de la unión de algunos ángeles caídos (según el libro de Enoc, fueron 200 ángeles) y las mujeres como podemos ver en Génesis 6. Los ángeles y las mujeres produjeron gigantes – Nefilím -, mezcla de ángel y humano, estos seres híbridos cuando morían ¿Qué les sucedía? Permanecían en la tierra como espíritus sin cuerpo, es decir, demonios. Esto es lo que enseña el libro de Enoc, veamos:

"Y ahora, los gigantes que han nacido de los espíritus y de la carne, serán llamados en la tierra espíritus malignos y sobre la tierra estará su morada. Los espíritus malos proceden de sus cuerpos, porque han nacido de humanos y de los santos Vigilantes es su comienzo y origen primordial. Estarán los espíritus malos sobre la tierra y serán llamados espíritus malos . . . Y los espíritus de los gigantes, de los Nefilim, que afligen, oprimen, invaden, combaten y destruyen sobre la tierra y causan penalidades, ellos aunque no comen tienen hambre y sed y causan daños . . . estos espíritus se levantarán contra los hijos de los hombre y contra las mujeres porque de ellos proceden.
Enoc 15:8-9 y 11-12

3. Otra posibilidad es que los demonios provengan tanto de la raza pre-adámica (1) como de los híbridos (2).

4. La teoría más aceptada es que los demonios son los ángeles caídos. Sin embargo, esta teoría no me convence por las siguientes razones:

a. Los ángeles caídos NO necesitan un cuerpo espiritual, pero los demonios, acostumbrados a un cuerpo (si consideramos válidas las posibilidades antes mencionadas), desean invadir a las personas para manifestarse en este mundo. Yeshua / Jesús nos enseñó que . . .

“Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. Y cuando llega, la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero.”
Lucas 11:24-26

Parece ser que los demonios no soportan el agua (“andan por lugares secos”), sobre todo, teniendo en cuenta que la tierra pre-adámica sufrió un diluvio y la tierra con Noé atravesó otro diluvio. Los demonios no tienen casa propia (cuerpo), por eso cuando salen del hombre, buscan una nueva casa (cuerpo) y si no la hallan, vuelven a su casa anterior (de donde fueron expulsados). Los demonios si no tienen “casa” no tienen reposo.

Los demonios tienen tanta necesidad de un cuerpo que, en una ocasión, le pidieron permiso a Yeshua / Jesús para que les dejase entrar en una piara de cerdos (Mt. 8:31 / Lc. 8:32).

b. Los ángeles siempre aparecen con sus propios cuerpos (con una forma humana) y pueden comunicarse con los hombres, pueden cocinar (I R. 19:6), pueden tocar y agarrar (Gn. 19:10 / I R. 19:5 / Hch. 12:7). Los ángeles NO necesitan un cuerpo.

“Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban.”
Génesis 6:1 y 2

La expresión “los hijos de Dios”, en hebreo Benei HaElohim, siempre que aparece en el Tanaj (A.T.) se refiere a los ángeles (Gn. 6:4 / Job 1:6; 2:1; 38:7). Los Benei HaElohim (los ángeles) vieron que las Benot HaAdam (las hijas de los hombres) eran hermosas y tomaron para sí mujeres. El resultado de esta unión fueron unos seres llamados “Nefilím”.

“Y había gigantes –nefilím- en la tierra en aquellos días (antes del diluvio), y también después (del diluvio), cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos.”
Génesis 6:4

La palabra Nefilím se ha traducido como “Gigantes”, pero en realidad dicha palabra significa “Los caídos” o “Los tiranos”. Estos “Gigantes” no solamente tenían una gran estatura, algunos tenían 6 dedos en cada mano y 6 dedos en cada pie (I Cr. 20:6), posiblemente los cráneos alargados que se han encontrado pertenezcan a estos seres híbridos. Muchos arqueólogos afirman que algunos pueblos solían deformar el cráneo a sus hijos, la pregunta inmediata que surge es ¿por qué? Seguramente estos pueblos querían parecerse a sus “dioses”, dichos “dioses” (los Nefilím) poseerían esta característica.

El versículo continúa diciendo que estos Nefilím eran los “héroes de la antigüedad”, la palabra para “héroes” en hebreo es “giborím” y significa “poderosos”, por tanto no eran héroes como nosotros entendemos hoy en día, eran “poderosos” especialmente para hacer el mal, de hecho, el libro de Enoc afirma que eran caníbales, una referencia bíblica sugiere lo mismo. Cuando Moisés envió a los espías a reconocer la Tierra de Canaán dijeron:

“No podemos subir contra ese pueblo, porque es más fuerte que nosotros . . . La tierra por la que hemos ido para reconocerla es una tierra que devora a sus habitantes, y toda la gente que vimos en ella son hombres de gran estatura. Vimos allí también a los gigantes (los hijos de Anac son parte de la raza de los gigantes - Nefilím); y a nosotros nos pareció que éramos como langostas; y así parecíamos ante sus ojos.”
Números 13:31-33

Los espías se veían como “langostas”, Og, rey de Basán, tenía una cama que medía aproximadamente 4 metros, por eso se piensa que Og podía llegar a medir entre 3 metros y medio o 4 metros, otro gigante muy conocido es Goliat que medía más de 3 metros. Basán era conocida como la Tierra de los Gigantes (Dt. 3:13), es muy interesante lo que afirma David en el Salmo 22, especialmente sabiendo que es una referencia a Yeshua / Jesús.

“Muchos toros me han rodeado; toros fuertes de Basán me han cercado.”
Salmo 22:12

Los toros de Basán NO creo que sea una referencia a los animales, creo que David está hablando de los espíritus inmundos (demonios) de los Nefilím.

Las leyendas de muchas culturas hablan de estos gigantes, de “héroes” de la antigüedad, en la mitología griega, a estos “giborim” (poderosos) se les llamaba “Titanes”. En la mitología hindú se les llama “Ráksasas”. En los cinco continentes se han encontrado restos de estos gigantes, también tenemos construcciones que nadie en la actualidad puede explicar y han dejado perplejo a muchos investigadores (por su gran tamaño y/o por su avanzada tecnología para construirlas), a este tipo de construcciones se les ha dado el nombre de “anomalías históricas”, ¿quién las llevó a cabo? Los seres híbridos con la ayuda de sus padres (ángeles caídos). Por ejemplo: las Pirámides de Egipto, las Pirámides Mayas, las ruinas de la ciudad de Tiahuanaco (Bolivia), las ruinas de Baalbeck (Líbano), Stonehenge (Reino Unido), Gilgal Refaim (Altos del Golán), Sacsayhuamán (Perú), el Templo de los Gigantes en Malta (Ggantija) etc etc Estos seres híbridos (gigantes) fueron considerados “dioses” como podemos observar en muchas culturas.

     
Posiblemente, las mujeres aceptaron tener relaciones con lo ángeles que se materializaron (se vistieron de mortalidad) porque éstos prometerían revelar y recompensar a las mujeres con un conocimiento especial, el libro de Enoc nos dice algo muy interesante:

“Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. Y Azazel enseñó a los hombres a fabricar espadas de hierro y corazas de cobre y les mostró cómo se extrae y se trabaja el oro hasta dejarlo listo y en lo que respecta a la plata a repujarla para brazaletes y otros adornos. A las mujeres les enseñó sobre el antimonio, el maquillaje de los ojos, las piedras preciosas y las tinturas. Y entonces creció mucho la impiedad y ellos tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas. Shemihaza enseñó encantamientos y a cortar raíces; Hermoni a romper hechizos, brujería, magia y habilidades afines; Baraqel los signos de los rayos; Kokabel los presagios de las estrellas; Zeqel los de los relámpagos; Artaqof enseñó las señales de la tierra; Shamsiel los presagios del sol; y Sahariel los de la luna, y todos comenzaron a revelar secretos a sus esposas.”
Libro de Enoc 7:1 y 8:1-3

La maldad del hombre con la ayuda de los ángeles caídos alcanzó un nivel tan alto que Dios tuvo que hacer algo, enviar un diluvio. Dios permite cierta maldad, pero cuando alcanza un nivel, envía juicio. Es curioso lo que se dice de Noé:

“Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones . . .”
Génesis 6:9

La palabra “perfecto” es “tamim” dicha palabra se ha traducido también como “sin defecto” físico (Ex. 12:5; 29:1/ Lv. 1:3). La mayoría de las veces, cuando aparece la palabra “tamim” está hablando de algo físico, un cordero sin defecto, una ofrenda sin defecto, un sacrifico sin defecto, etc. Por tanto, el versículo se podría haber traducido: “Noé no tenía defecto físico”, es decir, no estaba contaminado con genes extraños de los Nefilím. Para corroborar esta interpretación, en la Cueva 1 de Qumrán se encontró un manuscrito al que pusieron el nombre de Genesis Apocryphon (Apócrifo del Génesis), en la columna 2 encontramos a Lamec, padre de Noé, preguntando a su esposa si Noé era verdaderamente hijo suyo o era hijo de los ángeles caídos (posiblemente debido a su tamaño y/o belleza), su esposa jurando por el Rey de los Cielos le dice:

“De ti viene esta semilla y de ti esta concepción y de ti el fruto formado y no de un extranjero o un Vigilante o un hijo de los cielos.”

Los ángeles caídos que tuvieron relaciones con las mujeres en Génesis 6 fueron encarcelados en prisiones eternas.

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”
Judas 1:6 y 7

Los ángeles abandonaron su “propia morada”, la palabra griega para “morada” es “oiketerion” dicha palabra aparece solamente una vez más en todo el Nuevo Testamento, veamos:

“Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación (oiketerion) celestial . . .”
II Corintios 5:2

En el versículo que acabo de citar se ha traducido por “Habitación”, es curioso que nosotros deseamos ser revestidos de nuestra “habitación” (oiketerion) celestial y algunos ángeles abandonaran dicha “habitación o morada” (oiketerion). Según el contexto, la palabra “oiketerion” se refiere al cuerpo, la morada del espíritu. Los ángeles abandonaron sus cuerpos inmortales (celestiales) y se vistieron de cuerpos mortales (terrenales), nosotros anhelamos abandonar nuestros cuerpos mortales para vestirnos de cuerpos inmortales, cuerpos incorruptibles (I Co. 15:53 y 54 / Fil. 3:21).

Los ángeles que abandonaron sus cuerpos inmortales (oiketerion) fueron puestos en un lugar llamado Tártaro.

“Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno – Tártaro - los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio . . .”
II Pedro 2:4

El Tártaro (dicha palabra solamente aparece una vez en el Nuevo Testamento) es una prisión eterna donde estos ángeles están esperando el juicio del gran día, pero existe una prisión temporal llamada “abismo” donde se encuentran atados algunos ángeles y demonios que en el tiempo señalado serán desatados causando destrucción en la tierra (Lc. 8:31 / Ap. 9:1-5; 20:1-3).

En Judas 6 y 7 podemos ver 4 cosas que hicieron estos ángeles:

1. No guardaron su dignidad (v.6)
2. Abandonaron su propia morada, sus cuerpos inmortales (v.6)
3. Fornicaron (v.7)
4. Fueron en pos de vicios contra naturaleza (v.7)

Judas 7 declara que Sodoma y Gomorra pecaron de la misma manera que los ángeles, ¿Cuál fue su pecado? La fornicación y la búsqueda de relaciones sexuales contra natura (Gn. 19:5-11).

La simiente de la mujer, Yeshua / Jesús, prometida por Dios en Gn. 3:15 debía ser pura y sin mancha, debería ser “tamim” (sin defecto), el propósito de mezclarse los ángeles caídos con las mujeres fue el de manchar a la raza humana y poder impedir que Yeshua / Jesús cumpliese el plan de redención establecido por Dios. Cuando Dios ordenaba aniquilar a un determinado pueblo juntamente con las mujeres y los niños, se trataba de personas híbridas (gigantes) y/o con antepasados híbridos. Debemos recordar que hubo dos intentos por parte del diablo de contaminar a la raza humana: antes del diluvio y después del diluvio, Dios encarceló a estos ángeles caídos que se ofrecieron para tener relaciones con las mujeres.

“Y había gigantes –nefilím- en la tierra en aquellos días (antes del diluvio), y también después (del diluvio), cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y ellas les dieron a luz hijos.”
Génesis 6:4

Por este motivo, volvemos a ver a los “Nefilím” después del diluvio, estos gigantes también son llamados los “Refaítas” (en hebreo: Refaím), la raza de los Refaím fue una de las principales razas de gigantes, por eso dicho término se usa de una forma genérica para referirse a los Gigantes (Nefilím), pero en realidad, había 6 razas de Nefilím:

  • los Refaítas (heb. Refaím = los Gigantes) – Gn. 14:5 / Dt. 2:20
  • los Anaceos (descendientes de Anac – en heb. Anakim = los de cuello largo) – Dt. 2:21
  • los Emitas (heb. Emím = Los terrores) – Dt. 2:10
  • los Zomzomeos (o Zuzitas – en heb. Zamzumim = los Conspiradores) – Dt. 2:20
  • los Horeos (heb. Joryim = los Cavernícolas) – Gn. 14:6 / Dt. 2:22
  • los Aveos (heb. Aviim = Ruinas) – Dt. 2:23

La Tierra de Canaán estaba plagada de gigantes:

“Sólo que es fuerte el pueblo que habita en la tierra, y las ciudades, fortificadas y muy grandes; y además vimos allí a los descendientes de Anac. Amalec habita en la tierra del Neguev, y los hititas, los jebuseos y los amorreos habitan en la región montañosa, y los cananeos habitan junto al mar y a la ribera del Jordán . . . Y dieron un mal informe a los hijos de Israel de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por la que hemos ido para reconocerla es una tierra que devora a sus habitantes, y toda la gente que vimos en ella son hombres de gran estatura.”
Números 13:28, 29, 32

Posiblemente, todos los Pueblos que se mencionan (cananeos, amorreos, hititas, amalecitas) tenían genes de Nefilím, es decir, habían sido contaminados, por eso eran de gran estatura. Los primeros gigantes antes del diluvio fueron destruidos por el agua, los gigantes que aparecen después del diluvio fueron destruidos por la guerra.

“Yo destruí al amorreo delante de ellos, cuya altura era como la altura de los cedros, y era fuerte como las encinas; yo destruí su fruto por arriba y su raíz por abajo.”
Amós 2:9

Cuando todos los Refaítas fueron destruidos, el profeta Isaías afirmó:

“Los muertos no vivirán, los refaítas NO se levantarán, pues los castigaste y destruiste, y has borrado todo recuerdo de ellos.”
Isaías 26:14

Este versículo afirma que los gigantes que murieron no volverán a la vida en sus cuerpos, es decir, no resucitarán (la resurrección siempre tiene que ver con el cuerpo). Los muertos de la primera parte del versículo se refieren a los Refaítas. Sabemos que todos los muertos resucitarán algún día (Jn. 5:29), pero los muertos gigantes y/o descendientes de gigantes no resucitarán. El salmista tenía esta información y por eso declaró:

¿Se levantarán los Refaítas y te alabarán?
Salmo 88:10b

En el versículo 19 del capítulo 3 de Primera de Pedro, Yeshua / Jesús predicó a los espíritus encarcelados. Estos espíritus no eran hombres, sino los ángeles caídos que fueron encarcelados en el Tártaro.

“. . . en el cual (en el espíritu) también fue y predicó a los espíritus encarcelados . . .”

La palabra “predicar” significa “anunciar o proclamar”, Yeshua / Jesús fue al Tártaro y proclamó a los ángeles que su plan, al mezclarse con los hombres, no había tenido éxito, proclamó que Él había venido y había vencido.


LOS NEFILIM EN LA ACTUALIDAD

Yeshua / Jesús dijo algo muy curioso:

“Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca . . .”
Mateo 24:37 y 38

La primera pregunta que nos viene es ¿qué sucedía en los días de Noé que volverá a pasar en la venida de Yeshua / Jesús? Y otra pregunta que podemos hacernos es: ¿a quién o a quienes se refiere Yeshua / Jesús cuando dice que se casaban y se daban en casamiento? . . .

Hemos visto que hubo dos intentos de contaminación genética por parte de los ángeles caídos (antes y después del diluvio), en alguna medida, podemos afirmar que tuvieron éxito, aunque no se pudieron salir con la suya, como decía un predicador “El enemigo hizo lo que pudo, pero lo que pudo NO fue suficiente”, ahora bien, ¿Habrá un tercer intento de contaminar a la raza humana? Si esto es así ¿Por qué? o ¿Para qué? . . . Actualmente existen personas que afirman, sin ningún tipo de duda, que han sido abducidas por extraterrestres y que les han estado haciendo pruebas relacionadas con sus aparatos reproductores, ¿Son estos extraterrestres los ángeles caídos intentando de nuevo hacer lo que ya hicieron? ¿No será todo esto un nuevo intento de contaminar y corromper a los hombres? ¿No estarán intentando hacerse con el control y el gobierno de la Tierra? ¿No estarán intentando conseguir cuerpos para que los demonios puedan tener una casa y manifestarse en el mundo físico para tener el control de la Tierra? ¿No estarán intentando preparar un super-cuerpo (casa vacía) preparado para el Anticristo?

Hay un versículo en el libro de Daniel muy interesante, el último Reino antes de la venida de Yeshua / Jesús será un Reino mezclado: de Hierro (los Nefilím) y de barro (los Humanos). Este versículo admite otras interpretaciones, pero la interpretación que sugiere una mezcla de humanos y ángeles es bastante viable.

“En cuanto al hierro mezclado con barro corriente que has visto, se mezclarán mediante simiente humana; pero no se unirán el uno con el otro, como no se mezcla el hierro con el barro.”
Daniel 2:43

La palabra aramea “simiente” usada aquí es “zera” y también significa “semen”. Una versión ha traducido este versículo de la siguiente forma:

“. . . se mezclarán mediante semen humano – zera anasha - , pero no se unirán el uno al otro, como el hierro no se amalgama con la arcilla.”
Biblia – Serafín de Ausejo

Si los que “se mezclarán” son también humanos, no habría sido necesario usar la palabra “humano”.


APÉNDICE 1: EXTRACTO DE LA CRÓNICA DEL PERU

A continuación pongo un extracto de lo que el cronista e historiador español Pedro Cieza de Leon escribe en su obra llamada “La Crónica del Perú” en el capítulo 52.

Cuentan los naturales, por relación que oyeron de sus
padres, la cual ellos tuvieron y tenían de muy atrás, que
vinieron por la mar en unas balsas de juncos a manera de
grandes barcas unos hombres tan grandes que tenían tanto uno
dellos de la rodilla abajo como un hombre de los comunes en
todo el cuerpo, aunque fuese de buena estatura, y que sus
miembros conformaban con la grandeza de sus cuerpos, tan
disformes, que era cosa monstruosa ver las cabezas, segun
eran grandes, y los cabellos, que les llegaban a las espaldas.
Los ojos señalan que eran tan grandes como pequeños platos.
Afirman que no tenían barbas, y que venían vestidos algunos
dellos con pieles de animales y otros con la ropa que les dio
natura, y que no trajeron mujeres consigo. Los cuales, como
llegasen a esta punta, después de haber en ella su asiento a manera de pueblo (que aun en estos tiempos hay memoria de los
sitios de estas casas que tuvieron), como no hallasen agua,
para remediar la falta que de ella sentían hicieron unos pozos
hondísimos; obra por cierto digna de memoria, hecha por tan
fortísimos hombres como se presume que serían aquéllos, pues
era tanta su grandeza. Y cavaron estos pozos en peña viva
hasta que hallaron el agua, y después los labraron desde ella hasta
arriba de piedra, de tal manera que durara muchos tiempos y
edades; en los cuales hay muy buena y sabrosa agua, y siempre
tan fría que es gran contento beberla. Habiendo, pues, hecho
sus asientos estos crecidos hombres o gigantes, y teniendo
estos pozos o cisternas, de donde bebían, todo el
mantenimiento que hallaban en la comarca de la sierra que ellos
podían hollar lo destruían y comían; tanto, que dicen que uno
dellos comía mas vianda que cincuenta hombres de los naturales
de aquella tierra; como no bastase la comida que hallaban para
de aquella tierra; como no bastase la comida que hallaban para
sustentarse, mataban mucho pescado en el mar con sus redes y
aparejos, que según razón tenían. Vivieron en grande
aborrecimiento de los naturales, por que por usar con sus
mujeres las mataban, y a ellos hacían lo mismo por otras
causas. Y los indios no se hallaban bastantes para matar a
esta nueva gente que había venido a ocuparles su tierra y
señorío, aunque se hicieron grandes juntas para platicar sobre
ellos; pero no los osaron acometer. Pasados algunos años,
estando todavía estos gigantes en esta parte, como les
faltasen mujeres y las naturales no les cuadrasen por su
grandeza o porque sería vicio usado entre ellos, por consejo y
inducimiento del maldito demonio, usaban unos con otros el
pecado nefando de la sodomía, tan gravísimo y horrendo; el
cual usaban y cometían pública y descubiertamente, sin temor de
Dios y poca verguenza de sí mismos. Y afirmaban todos los
naturales que Dios nuestro Señor, no siendo servido de disimular
pecado tan malo, les envió el castigo conforme a la fealdad del
pecado. Y así, dicen que, estando todos juntos envueltos en su
maldita sodomía, vino fuego del cielo temeroso y muy
espantable, haciendo gran ruido, del medio del cual salió un
angel resplandeciente, con una espada tajante y muy
refulgente, con la cual de un solo golpe los mató a todos y el
fuego los consumió, que no quedó sino algunos huesos y
calaveras, que para memoria del castigo quiso Dios que
quedasen sin ser consumidas del fuego. Esto dicen de los
gigantes; lo cual creemos que pasó, porque en esta parte que
dicen se han hallado y se hallan huesos grandísimos. Y yo he
oído a españoles que han visto pedazos de muela que juzgaban
que a estar entera pesara mas de media libra carnicera, y también
que habían visto otro pedazo del hueso de una canilla, que es
cosa admirable contar cuan grande era, lo cual hace testigo
haber pasado; porque, sin esto, se ve adonde tuvieron los
sitios de los pueblos y los pozos o cisternas que hicieron.
Querer afirmar o decir de qué parte o por qué camino vinieron
éstos no lo puedo afirmar porque no lo sé.

 DESCÁRGATE EL ESTUDIO CON MÁS IMÁGENES AQUÍ