Reposo para el Pueblo de Dios

“Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios. Pues el que ha entrado a su reposo, él mismo ha reposado de sus obras, como Dios reposó de las suyas.”
Hebreos 4:9 y 10

Cuando ponemos nuestra fe y confianza en la obra que Jesús llevó a cabo para traer perdón y vida, podemos descansar de todo nuestro esfuerzo y trabajo para poder ganarnos la salvación por nuestras propias obras, una vez que acudimos a Jesús y nos aferramos a Él, entramos en el reposo sagrado, entramos en un reposo espiritual absoluto donde podemos reposar de nuestras obras.

“Porque los que hemos creído entramos en ese reposo”
Hebreos 4:3a

Cuando estamos en Cristo, Cristo es el FIN de la Ley, es el FIN de una vida basada en el esfuerzo y en el sacrificio, una vida llena de mandamientos y prohibiciones, por eso, Cristo es el COMIENZO de una vida en la Gracia, una vida basada en lo que Jesús ha hecho por nosotros y nos ha dado, una vida de paz, porque Jesús es nuestra Paz y una vida de reposo porque Jesús es nuestro Shabat y en Él nuestras almas cansadas y abatidas encuentran un reposo permanente. ¡Nuestra lucha ha acabado!

“Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada . . .”
Isaías 40:2a

Nuestra lucha ha terminado, nuestro pecado ha sido perdonado, nuestra iniquidad ha sido quitada, Dios ya no recuerda nuestro pecado, ni nuestra iniquidad, ahora somos libres del pecado, de la condenación, del temor, de la Ley, de la muerte . . .

Cualquier incrédulo puede guardar el Día de Reposo, cualquier incrédulo puede quedarse en casa en Shabat, sin trabajar, sin cocinar, sin comprar, etc, etc, pero NADIE puede entrar en el Shabat espiritual si NO ha puesto su fe en Jesucristo, sólo los que creen en Él pueden entrar y disfrutar del reposo porque Jesús es el verdadero Shabat, de igual forma que los tipos del Antiguo Pacto apuntaban a Jesús (el cordero, el macho cabrío, el maná, el tabernáculo, la roca, etc) el Shabat semanal es un tipo que nos señalaba a otro descanso, pero NO temporal, un descanso permanente, el descanso que hemos encontrado cuando hemos creído en Cristo Jesús, ahora en Él podemos reposar de todas nuestras obras . . .

“Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.”
Mateo 11:28

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.