Cartas de Cristo

Pablo afirma que somos Cartas de Cristo escritas por el Espíritu de Dios en corazones de carne, estas palabras son muy importantes porque es el cumplimiento de las promesas para el Nuevo Pacto, en el Antiguo Pacto Dios dice que Él escribirá su Ley en nuestros corazones de carne porque Él mismo quitará nuestro corazón de piedra y nos dará uno de carne. Estas promesas que encontramos bajo el Antiguo Pacto, se han cumplido en nuestras vidas, Dios nos ha dado un nuevo corazón y ahora somos Cartas de Cristo escritas por Su Espíritu.

“Este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.”
Jeremías 31:33

“Sois una carta de Cristo . . . escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, en los corazones.”
II Corintios 3:3

En el Nuevo Pacto, la Ley que el Espíritu de Dios escribe en nuestros corazones de carne NO es la Ley de Moisés porque entonces seríamos “Cartas de Moisés”, sin embargo, Pablo nos llama "Cartas de Cristo" porque la Ley que ha sido escrita por Su Espíritu es la Ley del Amor, es la Ley de Cristo y es gracias al Espíritu Santo que esta Ley puede ser cumplida, ya que el amor de Dios ha sido derramado en nuestras vidas y ahora podemos amar porque ÉL nos amó primero. Pablo afirmó que él NO estaba bajo la Ley de Moisés porque ahora estaba bajo la Ley del Mesías, la Ley del Amor:

“. . . a los que están sujetos a la ley (aunque yo NO esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.”
I Corintios 9:20 y 21

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.”
Gálatas 6:2