¡Qué nadie nos juzgue!

“Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.”
Colosenses 2:16 y 17

Pablo dice que nadie puede juzgarnos en lo que comemos, en lo que bebemos, en cuanto a los días de fiesta o a los días de reposo, PERO, algunos siguen juzgándonos por NO guardar el día de reposo. Los que guardan el día de reposo están guardando una sombra, una sombra que aparece el viernes y desaparece el sábado, si consideran que el Shabat es más importante que otros días, a mí me da igual, yo, personalmente, considero todos los días importantes, pero yo no guardo una sombra temporal, yo disfruto de un reposo continuo y permanente, un reposo que va más allá de un descanso de nuestra rutina y/o trabajo físico, yo disfruto de un reposo en mi corazón, un reposo espiritual.

Si quieres vivir en las sombras, adelante, yo viviré en la luz de Cristo, en la luz del Evangelio, en la luz de lo que Cristo ha hecho por mí y me ha dado. Pablo, hablando a un grupo de creyentes que quería estar bajo la Ley de Moisés, les dice:

“GUARDÁIS LOS DÍAS, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros . . . Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no habéis oído la ley?”
Gálatas 4:10, 11 y 21

Los que siguen volviendo a la Ley, no disfrutan de lo que Dios nos ha dado en el Nuevo Pacto, por tanto, que nadie te juzgue, sigue viviendo en la Luz, no busques en las sombras lo que YA tenemos en Cristo de una forma permanente; qué nadie te juzgue porque el Shabat fue una sombra, vive tranquilo sabiendo que ahora puedes descansar de tus obras porque has creído en Cristo y por eso, y solamente por eso, has entrado en el reposo que Dios tiene SÓLO PARA SU PUEBLO.

NOTA FINAL: No hace falta creer para guardar el Día de Reposo, los judíos descansan en Shabat y NO creen en Cristo, incluso hay muchas personas que no creen en Dios que descansan en Shabat, PERO solamente los que creemos en Cristo, podemos entrar en el reposo que Dios tiene para Su Pueblo . . . “Pero los que hemos creído entramos en el reposo” (Heb. 4:3a). Cualquiera puede descansar un día a la semana, pero NO todos pueden entrar en el reposo que tenemos en los brazos de nuestro amado Jesús.

Esta reflexión pertenece a una de las Paradas de mi libro:

MI COMPAÑERO DE VIAJE

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.