¡Ojalá fueses frío o caliente!

“Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente.
¡OJALÁ FUESES FRÍO O CALIENTE!”
Apocalipsis 3:15

Jesús nos está mostrando con esta afirmación que ser tibio NO es nada bueno, los que son fríos, bien; los que son calientes, también bien, pero ¿qué significa ser TIBIO? Los tibios son los que mezclan el frío de la Ley con el calor de la Gracia; la Ley es fría, el amor de Dios es fuego consumidor; los tibios son los que creen que “Jesús nos lleva a la Ley”, son los que creen que “La gracia nos capacita para obedecer los mandamientos de la Ley de Moisés”, son los creen que Jesús es un remiendo de las vestiduras de Moisés, son los que creen que con su obediencia a la Ley, pueden agradar a Dios, son los que creen que su santidad depende de ellos, los tibios NO están entregados a la Ley cien por cien, PERO tampoco están entregados a la Gracia cien por cien porque siguen creyendo que las dos cosas con compatibles y de esta forma, no se pueden beneficiar de ninguna de las dos.

“Yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo.”
Gálatas 5:2

¿Qué significa ser frío? Una persona fría es una persona entregada a la Ley de Moisés con un corazón frío lleno de mandamientos y prohibiciones. Cuando una persona es fría está entregada a la Ley cien por cien y es sincera con ella misma, por eso, los fríos muy pronto descubrirán que la Ley que tanto aman y se esfuerzan en cumplir, se dio para condenarles y matarles, se dio para mostrarles su pecaminosidad y su pecado, se dio para mostrarles su necesidad de perdón, de misericordia, de gracia . . .

¡Ojalá fuesen fríos . . .! Porque ¿quién resistirá su frío? . . .

“Él envía su palabra a la tierra . . . Echa su hielo como pedazos; Ante su frío, ¿quién resistirá?”
Salmo 147:15a y 17

Más tarde o más temprano, una persona fría entregada a la Ley, tendrá la gran necesidad de sentir el calor de la gracia y las llamas de fuego del amor de Dios . . . Sin embargo, el tibio seguirá viviendo en un engaño creyendo que vive en la Gracia guardando la Ley, que Dios está contento con él cuando cumple 9 tristes mandamientos de la Ley y guarda el Shabat, ¡Ojalá fuesen fríos! ¡Qué pronto verían su pobreza y desnudez! ¡Qué pronto correrían a los brazos de Jesús!

“Porque dices: "Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad"; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo”
Apocalipsis 3:17

Los tibios afirman que Dios les bendice porque guardan la Ley de Moisés, por eso, ellos afirman que la Ley les ha enriquecido, afirman que su obediencia ha sido recompensada, afirman que como tienen la Ley, saben lo que tienen que hacer en cada momento y lo que deben evitar, como tienen la Ley, creen que NO tienen necesidad de nada, SIN EMBARGO, Jesús afirma que los tibios son “dignos de lástima, son miserables, pobres y están ciegos y desnudos.

“Dijo Efraín: Ciertamente me he enriquecido, He hallado riquezas para mí. Pero sus esfuerzos no le alcanzarán para borrar el pecado que cometió.”
Oseas 12:8 - Biblia Textual

Jesús nos da otra opción: ¡Ojalá fueses caliente! Una persona caliente es una persona entregada a la Gracia con un corazón ardiendo con el amor de Dios, es una persona que vive por la fe en Cristo Jesús y se apoya en su obra maravillosa consumada en la Cruz, una persona caliente vive una vida de amor, de reposo y de confianza, una vida dirigida por el Espíritu de Dios.

¡OJALÁ FUESES FRÍO O CALIENTE!