La Herencia de los Sacerdotes

En el Nuevo Pacto nosotros somos sacerdotes de nuestro Dios (I P. 2:5 y 9; Ap. 1:6), sin embargo, en el Antiguo Pacto, los sacerdotes eran los levitas de la Casa de Aarón. Cuando llegó el momento de repartir la tierra que los hijos de Israel habían conquistado, todas las tribus reciben distintas porciones de tierra por heredad, PERO los levitas NO recibieron ninguna porción de tierra por heredad, ¿Por qué? Escuchemos lo que Dios mismo dice acerca de los levitas-sacerdotes:

“Entonces el SEÑOR dijo a Aarón: No tendrás heredad en su tierra, ni tendrás posesión entre ellos; YO SOY TU PORCIÓN Y TU HERENCIA entre los hijos de Israel.”
Números 18:20

Moisés hace la siguiente declaración:

“Los sacerdotes levitas, toda la tribu de Leví, no tendrán porción ni heredad con el resto de Israel . . . no tendrán heredad entre sus hermanos; el SEÑOR es su heredad, como les ha prometido.”
Deuteronomio 18:1 y 2

Y si nosotros somos sacerdotes . . . ¿Conocemos la herencia que nos ha tocado? ¿Crees que nuestra herencia es morar en un trozo de tierra física? . . . Dios es nuestra porción y nuestra herencia, ahora los que estamos en Cristo, estamos en Dios y estamos disfrutando de la Tierra Prometida, disfrutando de la Presencia de Dios, de la provisión de Dios, de la Paz de Dios . . . Cristo es nuestra Tierra Prometida, es nuestra Herencia, es la maravillosa porción que nos ha tocado ¡Gracias Padre!

"Señor, tú eres mi alimento y la copa de la que bebo.
¡Mi vida está en tus manos!"
Salmo 16:5 – La Biblia Palabra de Dios para Todos