Rebeldes con Causa

Algunos piensan que soy un rebelde, otros piensan que soy un insumiso, otros piensan que he perdido el norte, mi mensaje no es entendido y, en ocasiones, es mal interpretado, pero NO me importa ni lo que digan de mí, ni lo que digan del mensaje que proclamo, yo sé lo que Dios ha puesto en mí, lo que Él me ha dado y lo que tengo es lo único que puedo dar . . . que no nos importe lo que piensen de nosotros, ni lo que digan de nosotros . . . hagamos lo que hay en nuestro corazón, demos la mano a nuestro Dios y dejemos que Él nos guíe, no llevemos cargas que no nos pertenecen, ni llevemos las cargas que alguien nos quiera imponer, somos libres, somos verdaderamente libres, disfrutemos del amor de nuestro Dios, de su gracia y de su presencia, disfrutemos de su paz, Dios es por nosotros y está con nosotros, Dios nunca nos abandona, ni nos abandonará, no temamos, vivamos por fe, caminemos en amor, mantengámonos firmes creyendo en Él y en Su Palabra, descansando en su obra consumada y con un corazón lleno de gratitud . . .