No compres las sombras del Antiguo Pacto

Últimamente recibo muchos comentarios de la importancia de guardar el Día de Reposo – el Shabat -, el único problema es que el Día de Reposo es una sombra y, sinceramente, si alguien me quiere vender una sombra, yo personalmente no se la compraría, ya que una sombra NO tiene ningún valor real y permanente.

“. . . nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es SOMBRA de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.”
Colosenses 2:16 y 17

Entre el Cuerpo y la Sombra, yo me quedo con el Cuerpo, la Ley estaba llena de sombras que nos señalaban a Jesús, pero una vez que Jesús ha venido, dejamos atrás las sombras del Antiguo Pacto y recibimos los bienes del Nuevo Pacto:

“Porque la ley, teniendo la SOMBRA de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.”
Hebreos 10:1

Los sacrificios en la Ley eran imperfectos, ya que no podían quitar nuestro pecado de una forma permanente, aunque sí lo cubrían, los sacrificios eran sombras, de igual forma, el Shabat era una sombra, pero el Shabat nunca trajo un descanso a nuestras almas porque lo único que traía era un descanso de nuestra rutina diaria, de nuestro trabajo diario, ahora en Cristo, tenemos un cordero que nos ha limpiado de toda nuestra maldad y ha quitado nuestro pecado, ahora en Cristo, tenemos ese descanso que en la Ley nadie pudo hallar y no se trata de un reposo limitado a un día una vez a la semana, ahora el reposo es constante, es permanente, es para siempre.

No importa si es Martes, Sábado o Domingo, los que hemos creído en Jesús, hemos entrado en el Reposo porque Él es nuestro Reposo:

“Pero los que hemos creído entramos en el reposo”
Hebreos 4:3

Se acabo una vida en la carne, se acabó una vida de sacrificios, se acabó una vida de Templo, se acabó una vida de esclavitud, se acabó una vida de condenación, se acabó una vida de inseguridad y de temor . . . los que creemos, disfrutamos de lo que Jesús nos ha dado gratuitamente, ahora en Cristo y solamente en Él, hemos encontrado un verdadero reposo para nuestras almas:

“Pues el que ha entrado a su reposo, él mismo ha reposado de sus obras, como Dios reposó de las suyas.”
Hebreos 4:10

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.