Amamos porque le conocemos

“El que NO ama . . . NO conoce a Dios”
I Juan 4:8a

Podemos amar porque hemos conocido a Dios y hemos recibido Su amor en nuestros corazones. Dios es amor y cuando amamos a los demás, estamos mostrando que hemos conocido a Dios, el Dios verdadero, el Dios que nos presentó Jesucristo.

La Religión nos presenta a un Dios iracundo grande para la ira y lento en misericordia, sin embargo, Jesucristo nos presenta a un Dios lento para la ira y grande en misericordia, nos presenta a un Dios que ama a los niños, que valora a las mujeres, que se interesa por los pecadores, que busca a los perdidos, que da vida a los muertos . . . este es el Dios de la Biblia, este es el Dios verdadero, un Dios de amor.

Jesús nos dijo que reconocerían a sus seguidores por el AMOR. Dios es amor y cuando Dios está en nuestras vidas, el amor está en nuestras vidas y amamos a los demás como Jesús nos amó. Si no amas a la persona que tienes a tu lado, me podrás decir que no celebras la Navidad, me podrás decir que guardas el Shabat, me podrás decir que guardas la Ley de Moisés, me podrás decir que vas a la Iglesia todos los domingos, pero si NO AMAS, no has conocido a Dios, si NO AMAS, todo lo que puedas hacer NO es nada y NO vale nada.

“Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.”
I Corintios 13:1 y 2

Si nos cuesta amar es porque todavía no le hemos conocido, si nos cuesta dar amor es porque todavía no hemos recibido el amor del Padre, abramos nuestros corazones para poder recibir Su amor y para que Su amor se desborde y alcance a otras personas.

“El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.”
I Juan 4:8