Mateo 5:17 y 18

Si predicas del Nuevo Pacto, de la nueva vida en Cristo y de la Gracia de Dios, estoy seguro que ya te habrán sacado a relucir Mateo 5:17 y 18, veamos:

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.”

Si es cierta la interpretación de los religiosos y legalistas cuando nos citan estos versículos, entonces debemos seguir sacrificando animales, debemos seguir guardando el Día de Reposo (el séptimo día = sábado), debemos seguir guardando las leyes dietéticas, debemos seguir subiendo a Jerusalén en las tres Fiestas de Peregrinaje, no podemos tocar a nuestras esposas cuando están con el periodo, etc, etc, etc, etc, etc Pero no solamente tenemos este problema, otro problema muy importante es que Pablo nunca nos dijo que debemos guardar la Ley, nos dijo TODO LO CONTRARIO, incluso a un grupo de Gálatas les llama INSENSATOS por querer guardar la Ley.

“¡Oh Gálatas insensatos, ante cuyos ojos Jesucristo fue exhibido crucificado! ¿Quién os fascinó?”
Gálatas 3:1

Cuando Jesús vino al mundo, nació BAJO LA LEY (Gl. 4:4) y llegó a ser SIERVO DE LA CIRCUNCISIÓN (Ro. 15:8), déjame preguntarte algo:

Cuando ponemos nuestra fe y confianza en Jesús y en su obra, ¿Nacemos bajo la Ley?

Cuando comenzamos a caminar con Jesús, ¿Somos hechos Siervos de la Circuncisión?

Es decir, cuando Jesús vino, el Antiguo Pacto estaba vigente, por eso, él nace bajo la Ley, por eso, fue circuncidado, por eso, guardó el Shabat, por eso, llegó a ser siervo de la circuncisión y, por eso, Jesús predicó la Ley y los mandamientos.

“Y he aquí un intérprete de la Ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo lees?”
Lucas 10:25 y 26

Este interprete de la Ley, quería hacer algo para ganarse la vida eterna, por eso, pregunta: “¿Haciendo qué cosa heredaré la vida eterna?” Como Jesús no había muerto, ni resucitado, es decir, como el Nuevo Pacto NO había sido inaugurado, Jesús le contesta citándole LA LEY . . . “¿Qué está escrito en la Ley?”. Déjame preguntarte algo: si alguien se acerca a ti y te pregunta exactamente la misma pregunta que este interprete de la Ley le hizo a Jesús, ¿tú que le responderías? ¿le citarías la Ley? Para ayudarte, te pongo a continuación lo que Pablo contestó a dicha pregunta, pero la GRAN diferencia es que cuando Pablo contesta, el Nuevo Pacto YA había entrado en vigor:

“Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”
Hechos 16:30 y 31

Pablo, bajo el Nuevo Pacto, no contesta como Jesús, no cita la Ley, Pablo señala a JESÚS, el Salvador del Mundo.

“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación A TODO AQUEL QUE CREE; al judío primeramente, y también al griego.”
Romanos 1:16

Por tanto, Jesús NO vino a abolir la Ley, claro que NO, él vino a cumplirla, pero no solamente este versículo nos habla de guardar, la idea principal es que JESÚS LLEVÓ A CABO TODO LO QUE EN LAS ESCRITURAS ESTABA ESCRITO DE ÉL . . .

“. . . con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; PARA QUE SE CUMPLIESE LO DICHO por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias.”
Mateo 8:16a y 17

“ASÍ SE CUMPLIÓ LO DICHO por el profeta Jeremías, cuando dijo: Y tomaron las treinta piezas de plata, precio del apreciado, según precio puesto por los hijos de Israel;”
Mateo 27:9

“Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que ERA NECESARIO QUE SE CUMPLIESE TODO LO QUE ESTÁ ESCRITO DE MÍ en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.”
Lucas 24:44

“Y HABIENDO CUMPLIDO TODAS LAS COSAS QUE DE ÉL estaban escritas, quitándolo del madero, lo pusieron en el sepulcro.”
Hechos 13:29

Todo lo que estaba escrito de Jesús en la Ley, en los profetas y en los Salmos FUE CUMPLIDO, TODO FUE CUMPLIDO . . . ¡CONSUMADO ES!

Por todo esto, Pablo nunca nos dice que debemos guardar el Shabat, Pablo nunca nos dice que debemos tener cuidado de lo que comemos, Pablo nunca nos dice que nos circuncidemos, de hecho, Pablo nos dice ¡Todo lo contrario! Porque Pablo era un ministro del Nuevo Pacto del Espíritu, no del Antiguo Pacto de la Ley porque la Ley mata y Pablo predicaba la Palabra de Vida, el Evangelio de Cristo, Pablo no predicaba de los Diez Mandamientos porque pertenecían a un Ministerio de condenación y de muerte basado en la Ley del pecado y de la muerte, Pablo predicaba a Jesús crucificado, un Jesús que por amor murió en una cruz para darnos vida, un Jesús mediador de un mejor y nuevo Pacto. Por eso, Pablo nos dice que NO estamos bajo la Ley, que hemos muerto a la Ley y que hemos quedado libres de la Ley.

Podríamos hacer más comentarios de Mateo 5:17, pero creo que ha quedado muy claro lo que Jesús nos estaba diciendo cuando afirmó:

“No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.”

La verdadera dificultad, según mi opinión, la encontramos en el versículo 18 porque es un poco confuso, encontrar dos veces la preposición HASTA en una misma oración no se ve con mucha frecuencia y dificulta el entendimiento, pero Jesús las usa:

“Porque de cierto os digo que HASTA que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, HASTA que todo se haya cumplido.”

Antes de entrar en detalles, lo que está claro es que la Ley será HASTA que todo se haya cumplido, es decir, la Ley tiene un final y si en el versículo anterior Jesús declara que él ha venido a cumplir la Ley y los Profetas, entonces, cuando lo que fue escrito de Jesús, fue cumplido, la Ley pasó. Por tanto, la Ley no ha pasado porque ha sido destruida, la Ley ha pasado porque ha sido CUMPLIDA, es decir, la Ley no fue abolida por su destrucción, fue abolida por su cumplimiento.

Entrando en detalles . . .

Si he entendido bien lo que nos dice Jesús en el versículo 18, creo que nos está diciendo que cuando TODO lo que ha sido escrito del Mesías se haya cumplido, el cielo y la tierra pasarán, entonces, si todo se ha cumplido, ¿han pasado el cielo y la tierra? La respuesta es un rotundo SÍ.

La expresión “EL CIELO Y LA TIERRA” era usada para hablar del Templo de Jerusalén porque el Templo era la conexión entre el Cielo y la Tierra y su diseño era una representación de la creación de Dios: Cielos, Tierra y Mar.

“Y edificó su santuario como las alturas, como la tierra que ha fundado para siempre.”
Salmo 78:69

Dios edifico su Santuario como el Cielo (las alturas) y como la Tierra. Por eso, el historiador judío Flavio Josefo nos da la siguiente explicación:

“semejante distribución del Tabernáculo resultaba ser también una imitación del Universo. En efecto, el sector tercero . . . constituía una especie de cielo reservado para Dios, mientras que en el sector de los veinte codos podían entrar sólo los sacerdotes, igual que los hombres están facultados para recorrer tierras y mares.”
Antigüedades Judías – Libro III

“al dividir Moisés el tabernáculo, que tiene unas dimensiones de treinta codos, en tres partes y asignar dos de ellas a todos los sacerdotes en calidad de lugar público y transitable, significó la tierra y el mar, ya que también éstos son accesibles a todos. Y, en cambio, la tercera parte la circunscribió sólo para Dios porque también el cielo es inaccesible a los humanos.”
Antigüedades Judías – Libro III

En Isaías podemos leer:

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.”
Isaías 65:17

Creo que la expresión “de lo primero no habrá memoria” se refiere al primer cielo y a la primera tierra, es decir, al Templo de Jerusalén, Dios nos dice que no habrá más memoria del Templo de Jerusalén porque él habrá creado un Nuevo Templo, una nueva Ciudad, la Jerusalén Celestial, compuesta por todos los que creemos en Jesucristo, debemos recordar que Jesús nos llama Ciudad (Mt. 5:14) y el escritor de la carta a los Hebreos nos dice que nosotros somos parte de dicha Ciudad, la Ciudad del Dios Vivo, la Nueva Jerusalén (Heb. 12:22).

“Y acontecerá que cuando os multipliquéis y crezcáis en la tierra, en esos días, dice el Señor, no se dirá más: Arca del pacto del Señor; ni vendrá al pensamiento, ni se acordarán de ella, ni la echarán de menos, ni se hará otra.”
Jeremías 3:16

El arca NO será echada de menos porque el Templo de Jerusalén NO será recordado, lo viejo pasó, el Templo pasó, el Antiguo Pacto pasó, he aquí, Dios hace cosas nuevas y maravillosas.

“El cielo y la tierra (el Templo) pasarán, mas mis palabras no pasarán.”
Mateo 24:25

El contexto de Mateo 24 es la destrucción de Jerusalén y el Templo en el 70 D.C. Por tanto, Jesús les estaba diciendo es: el Templo (el cielo y la tierra) pasará, el Antiguo Pacto pasará, los sacrificios pasarán, el sacerdocio levítico pasará, pero MIS PALABRAS (no las palabras de la Ley de Moisés), es decir, MI mensaje NO pasará, el Evangelio NO pasará, el Nuevo Pacto NO pasará porque el Nuevo Pacto es un Pacto Eterno ¡AleluYah!

“Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo. Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y El habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos. El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado. Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió: Escribe, porque estas palabras son fieles y verdaderas. También me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.”
Apocalipsis 21:1-6

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.