Los Religiosos y sus Fantasías

Cuando hablas del Evangelio, del Nuevo Pacto, de la Gracia de Dios y de Su amor, los religiosos se encienden porque su mensaje está lleno de Ley + Mandamientos + Prohibiciones, me encantaría ver a estos valientes circuncidándose, respetando las leyes dietéticas de la Torá, casándose con su cuñada si su hermano muere sin hijos . . . claro, es muy sencillo decir que hay que guardar la Ley, pero cuando comienzas a citarles los mandamientos concretos, ya se acabó su entusiasmo, mientras que hablemos de la Torá como algo general, muchos dicen “AMÉN”, pero cuando vamos a lo práctico, a lo que realmente enseña la Torá, entones vienen las excusas y los peros de parte de los religiosos PARA NO GUARDAR LA LEY.

Estos religiosos piensan que guardando el Shabat están guardando la Ley de Moisés, piensan que, porque no comen jamón, están guardando la Ley de Moisés, sin embargo, nosotros, los que conocemos la Ley de Moisés, sabemos que la Ley demanda UNA OBEDIENCIA COMPLETA Y PERFECTA, Santiago nos dice que el que falla en un solo punto, se hace culpable de todos (Stg 2:10), ¿Es tu obediencia completa y perfecta? Entonces . . . ¡Eres culpable!

Si el hombre hubiese podido guardar la Ley, ¿Para qué vino Jesucristo? Si el hombre puede vivir en santidad en la Ley ¿para qué necesitamos la sangre de Cristo que nos santifica? Si el hombre hubiese podido tener vida en la Ley, ¿por qué Jesús dijo que vino a darnos vida si el Pueblo de Israel ya tenía vida en la Ley?

¿Te sorprenden estos religiosos que defienden la Ley y se escandalizan de la Gracia? A mí no y a Dios mucho menos, estos que afirman que guardan la Ley, te están mintiendo en tu cara, la Escritura dice que NO hay justo porque todos pecaron, la religión tiene olor a sangre, a santuario, a túnicas rancias, a humo de velas, a carne asada . . . PERO la Vida en Cristo es un dulce aroma, es una fragancia espiritual.

El Antiguo Pacto tiene que ver con lo que comemos, con la ropa que nos ponemos, con lo que sacrificamos, con lo que diezmamos de lo que hemos sembrado o de las crías de nuestros ganados, con las cosas de la carne . . . PERO el Nuevo Pacto tiene que ver con las cosas espirituales, el Nuevo Pacto nos habla del perdón, nos habla de la gracia, nos habla de la vida nueva en el Nuevo Pacto, nos habla de promesas maravillosas, mientras que en la Ley de Moisés, Dios nos promete más harina para hacer el pan, más vacas, más ovejas, más terreno . . . Si vives bajo la Ley y eres capaz de obedecerla TODA, eres un campeón y esta será tu recompensa:

• Serás bendito en el campo y en la ciudad.
• Tus enemigos huirán de ti derrotados.
• No te faltará harina para hacer tu pan.
• Las crías de tus vacas serán benditas.
• Tus rebaños de ovejas serán benditos.
• Tus graneros estarán rebosando.
• Tendrás abundancia de bienes.
• La obra de tus manos será bendita.
• Dios abrirá la ventana de los cielos y caerá la lluvia sobre tus tierras para que lo que hayas cultivado crezca y tus rebaños tengan agua en abundancia.
• Prestarás y NO pedirás prestado.

¡Wow! ¡Qué maravilla! Especialmente si no vives en un apartamento . . . PERO los que hemos creído en el Nuevo Pacto que Jesús hizo y en lo que Jesús nos ha dado, vamos a disfrutar por pura gracia . . .

• Del perdón de Dios.
• Del amor de Dios.
• De la gracia de Dios.
• De la misericordia de Dios.
• De la presencia de Dios.
• De la paz de Dios.
• Del gozo del Señor.
• De la justicia de Dios.
• Del conocimiento de Dios porque bajo el Nuevo Pacto TODOS conocer a Dios de una forma personal desde el más pequeño hasta el más grande.
• De la Vida nueva en Cristo.

“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo CON TODA BENDICIÓN ESPIRITUAL en los lugares celestiales en Cristo,”
Efesios 1:3

Dios YA nos bendijo, démosle gloria y alabanza por todo lo que Él es y todo lo que nos ha dado en Cristo Jesús, nuestro Señor. ¡AMÉN!

“Sabed, por tanto, que LOS QUE SON DE FE, éstos son hijos de Abraham . . . De modo que LOS DE LA FE son bendecidos con el CREYENTE Abraham. Porque TODOS los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en TODAS las cosas escritas en el libro de la ley . . ."
Gálatas 3:7, 9 y 10

No nos dejemos engañar por las fantasías de los religiosos.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.