Los que son de la Carne

Pablo nos dice que los que son de la carne piensan en las cosas de la carne . . .

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne”
Romanos 8:5a

Los que son de la carne son los que confían en ellos mismos para poder tener vida, los que creen que con sus buenas obras, podrán ser justos, podrán vivir en santidad y podrán agradar a Dios; los que son de la carne creen que pueden guardar la Ley y que al guardar la Ley, podrán tener vida eterna; los que son de la carne piensan en las cosas de la carne, es decir, piensan en su barba, piensan en la ropa que llevan, piensan en la comida que comen, piensan en el día que guardan, piensan en el dinero que dan, piensan en la circuncisión . . . todo lo que acabo de citar son cosas de la carne: cuerpo, ropa, comida, días, dinero . . . los que piensan en estas cosas y se ocupan de ellas, no pueden recibir la justicia de Dios, ni la vida de Dios . . .

“Porque el ocuparse de la carne es muerte”
Romanos 8:6

Cuando Pablo se ocupó de guardar la Ley y los mandamientos, averiguó que el mandamiento que le debía dar vida, a él le mató.

“Y hallé que el mismo mandamiento que era para vida, a mí me resultó para muerte”
Romanos 7:10

Pablo sabía, por propia experiencia, que el ocuparse de la carne es muerte, el esfuerzo en guardar la Ley NO puede darnos vida, NO puede traer justicia, NI puede traer santidad a nuestras vidas.

“¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo”
Romanos 9:30-32

Los que son de la carne viven según la carne intentando agradar a Dios en la carne:

“Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os obligan a que os circuncidéis, solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo.”
Gálatas 6:12

En el siguiente versículo, Pablo nos dice que los que quieren agradar a Dios en la carne, NO guardan la Ley, por tanto, NO están agradando a Dios, aunque ellos crean lo contrario.

“Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne.”
Gálatas 6:13

Pablo, nos muestra muy claramente que los que son de la carne, los que se apoyan en la Ley de Moisés, NO agradan a Dios porque NO pueden:

“y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.”
Romanos 8:8

PERO

Los que hemos puesto nuestra fe en Jesucristo, NO somos de la carne, somos del Espíritu:

“Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.”
Romanos 8:5

Los que son del Espíritu pensamos y nos ocupamos de las cosas del Espíritu: EL AMOR, LA FE, LA GRACIA, LA JUSTICIA, LA MISERICORDIA . . . por eso, Pablo nos dice que ocuparnos del Espíritu trae PAZ Y VIDA.

“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.”
Romanos 8:6

Somos del Espíritu, NO somos de la carne, somos guiados por el Espíritu Santo, por eso, no estamos bajo la Ley de Moisés:

“Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.”
Gálatas 5:18

Nuestra confianza NO está en la carne, NO está en lo que podemos hacer o en lo que podemos producir, nuestra confianza está en Jesús y en lo que ÉL hizo y está haciendo por nosotros.

“Porque nosotros somos la circuncisión, los que en espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, no teniendo confianza en la carne.”
Filipenses 3:3

Somos ministros de un Nuevo Pacto, un Pacto del Espíritu, NO de la carne, ni de la Letra porque la Letra (la Ley) mata, pero el Espíritu VIVIFICA.

“nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la Letra mata, mas el Espíritu da VIDA.”
II Corintios 3:6

“Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más . . . Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe”
Filipenses 3:4, 7-9

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.