Llamados por el Rey

Hace varios años tuve un sueño en el cual el Rey de España daba una Fiesta en su Palacio y me llamaba por teléfono para invitarme, imagínate que alegría me entró . . . cuando llegó el gran día y me dirigía al Palacio, había invitados que llevaban invitación, pero yo NO llevaba una invitación, en ese momento me di cuenta que a lo mejor NO me dejarían entrar al Palacio, sin embargo, me dije a mí mismo: “Juan, no tengas miedo, el Rey te llamó por teléfono, cuando te pidan la invitación solamente di que el propio Rey te llamó y te invitó a la Fiesta de una forma personal.

Cuando me desperté NO tenía ninguna duda de lo que Dios me quería decir, muchos van por la vida enseñando la invitación donde pone: Cristiano Evangélico, Católico, Testigo de Jehová, Judío Observante, Persona Piadosa . . . hermanos, nosotros no tenemos un papel, tenemos la invitación personal del mismo Rey, Él nos ha llamado para que podamos ir a la Fiesta, para disfrutar del Palacio y de la mesa del banquete . . . Él nos ha llamado porque nos conoce, nos ha llamado porque nos ama . . . No te preocupes si otros tienen muchas invitaciones, tú tienes la invitación del mismo Rey, nadie podrá impedirte la entrada a la Casa del Padre, el Palacio del Gran Rey.

“¡Oh, si él me besara con besos de su boca!
Porque mejores son tus amores que el vino.
A más del olor de tus suaves ungüentos,
Tu nombre es como ungüento derramado;
Por eso las doncellas te aman.
Atráeme; en pos de ti correremos.
El rey me ha metido en sus cámaras;
Me llevó a la casa del banquete,
Y su bandera sobre mí fue AMOR.”
Cantar de los cantares 1:2-4a; 2:4

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.