¿Guiados por el Espíritu o por la Ley?

En la Biblia están incluidas muchas cosas y no por eso debemos tratar de aplicar todo lo que aparece en ella, hay afirmaciones dirigidas a los saduceos, otras a los fariseos, otras a los discípulos, otras a individuos particulares, otras al Pueblo de Dios . . . creo que es importante entender lo que Dios nos está diciendo AHORA bajo el Nuevo Pacto. NO podemos vivir en los dos Pactos al mismo tiempo aunque los dos Pactos aparecen en la Escritura y NO podemos vivir en la Gracia y en la Ley aunque ambas aparecen en la Escritura.

La Ley tuvo su momento bajo el Antiguo Pacto, ahora es el tiempo del Nuevo Pacto de la Gracia de Dios, la circuncisión en la carne tuvo su lugar, los sacrificios de animales tuvieron su lugar, el Templo de Jerusalén tuvo su lugar, PERO ahora, bajo el Nuevo Pacto, tenemos una nueva vida, la circuncisión es en nuestro corazón, la sangre es la del Mesías y el Templo somos nosotros . . . creo que es importante marcar estas diferencias (hay muchas más) porque si no lo hacemos, vamos a vivir en una auténtica locura.

Pablo nos dice que podemos vivir bajo la Ley o podemos vivir bajo la Gracia, no podemos vivir bajo ambas cosas al mismo tiempo sin “perder la cabeza”, Pablo dice que somos guiados por el Amor de Dios y su Espíritu que mora en nosotros, ya NO somos guiados por los 613 mandamientos de la Torá de Moisés, en la carta a los Hebreos vemos que Dios antes hablaba por los profetas, pero ahora nos habla por el Hijo (Heb. 1:1 y 2), en el monte de la transfiguración se encontraban Moisés (que representaba la Ley) y Elías (que representaba los profetas) y Dios declara: “ESTE es mi Hijo, a Él oíd”. Algunos quieren seguir oyendo a Moisés y quieren seguir aferrándose a la Ley de Moisés, sin embargo, nosotros NO somos discípulos de Moisés, somos discípulos de Cristo, por tanto, ya no estamos bajo la Ley de Moisés, sino bajo la Ley del Mesías (I Co. 9:21) que es la Ley del Amor . . .

“Pero si sois guiados por el Espíritu, NO estáis bajo la ley.”
Gálatas 5:18