Enemigos de la Cruz de Cristo

“. . . por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo”
Filipenses 3:18

¡Qué difícil es hablar con los enemigos de la Cruz de Cristo! Pablo lloraba por ellos y la verdad es que es triste cuando intentas ayudar a estas personas y lo único que recibes son insultos de su parte, pero ¿por qué son enemigos de la Cruz de Cristo? Son enemigos de la Cruz de Cristo porque sin la Cruz, sus creencias tienen buenos fundamentos, fundamentos sólidos y firmes, pero con la Cruz de Cristo todos sus fundamentos se vienen abajo y si los fundamentos se vienen abajo, todo lo que han edificado basándose en dichos fundamentos, caerá también.

Me gustaría poner otra versión del mismo versículo para que veamos el problema:

“Hay muchos que viven como si la muerte de Cristo en la cruz no sirviera de nada. Eso ya se lo había dicho a ustedes varias veces, pero ahora vuelvo a repetirlo con lágrimas en los ojos.”

Estas personas van al Antiguo Testamento y nos echan en cara versículos para mostrarnos lo sucio que somos y lo mal que estamos espiritualmente, mencionan mandamientos que NO guardamos para hacernos sentir mal con nosotros mismos, se jactan de ser conocedores de la Torá, del hebreo y de la cultura judía, pero hay un problema, se han olvidado de algo MUY importante: LA CRUZ DE CRISTO.

La Cruz de Cristo ha marcado un antes y un después, por eso, aunque AC viene de “Antes de Cristo” y DC viene de “Después de Cristo”, nosotros podríamos decir, para ser un poco más exactos, que AC es “Antes de la Cruz” y DC es “Después de la Cruz”.

Estas personas viven AC – Antes de la Cruz - y cuando hablan con nosotros nos quieren llevar a esa vida, una vida que ya no tiene lugar en la vida de un creyente en Cristo Jesús porque los creyentes vivimos DC – Después de Cristo -. La Cruz ha marcado una GRAN diferencia . . . si te cuesta ver la diferencia, permíteme ponerte un ejemplo práctico:

“Yojanán se dirigía al Templo por las calles estrechas de Jerusalén, ya podía oler el olor de la sangre que se derramaba cada día en el Templo, mientras subía, se sentía avergonzado, siempre había querido agradar a su Dios, siempre había querido obedecer, pero su debilidad le había jugado una mala pasada, había pecado y solamente le venía a su mente lo que había hecho y lo acusaba: ADULTERIO. Nunca se imaginó que podría cometer semejante pecado, pero Yojanán estaba preparado para traer su cordero al Templo y si fuese necesario traería mil corderos porque él sabía que había pecado contra su Dios y contra su esposa. Cuando llegó al Templo se dirigió a uno de los sacerdotes conocedores de la Torá y de las Leyes de los sacrificios y con lágrimas en los ojos, Yojanán le declaró su pecado y también le mostró su arrepentimiento por lo que había hecho, PERO el sacerdote . . . mirándole con tristeza y, con lágrimas corriendo por sus mejillas, le dijo lo siguiente: Hermano mío, NO hay sacrificio para tu pecado, la Ley de Moisés nos ordena que debes MORIR . . .”

“Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.”
Levítico 20:10

¿Ves la diferencia entre AC y DC? Y podría seguir poniendo ejemplos, pero creo que está muy claro que los que viven bajo el Nuevo Pacto hemos muerto a la Ley, somos libres de la Ley y YA NO ESTAMOS BAJO LA LEY. Esta es la clara enseñanza del Nuevo Pacto . . . Pablo sabía MUY bien lo que decía cuando nos habla de la Ley, Pablo había sido uno de los mejores guardando la Ley, pero una vez que conoce a Cristo, todo eso es BASURA . . .

“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe”
Filipenses 3:7-9

Los enemigos de la Cruz de Cristo . . .

• creen que cuando no comen cerdo, están agradando a Dios.
• creen que por no trabajar un día a la semana, Dios les va a bendecir.
• creen que el pecado puede separarte del amor del Padre.
• creen que a través de su obediencia serán bendecidos.
• creen que debemos aplacar la ira divina por medio de nuestras buenas obras.
• creen que lo que Dios le dijo a Moisés es lo mismo que lo que Dios ahora dice a sus hijos.
• creen que cuando cumplen tres mandamientos, están guardando la Ley.
• creen que un creyente puede ser más limpio, más santo y más justo.

¿Quieres vivir AC? ¿Quieres creer lo que ellos creen? ¡Adelante! Yo y mi casa confiaremos en la Cruz de Cristo y confiaremos en la maravillosa obra del Mesías . . . y en esa preciosa Cruz, me gloriaré AHORA Y POR SIEMPRE . . .

“lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.”
Gálatas 6:14

“Pero EL QUE SE GLORIA, QUE SE GLORIE EN EL SEÑOR. Porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien el Señor alaba.”
II Corintios 10:17 y 18