La Trilogía del Amor

Jesús usó TRES parábolas para mostrarnos el GRAN AMOR que Dios tiene hacia la humanidad, hacia todos los hombres, estas parábolas son:

• La Parábola de la Oveja Perdida
• La Parábola de la Moneda Perdida
• La Parábola del Hijo Pródigo

Una de las cosas que podemos aprender de esta maravillosa Trilogía es que el hombre pertenece a Dios, los hombres NO pertenecen al diablo porque Dios no buscaría algo que no es suyo, nosotros solamente buscamos algo que hemos perdido y que nos pertenece, por eso, de esta parábola aprendemos que los hombres pertenecen a Dios y, por eso, Dios ha buscado y sigue buscando a todos los hombres.

No solamente los hombres pertenecen a Dios, también los hombres tienen un gran valor para Dios, la religión nos dice que los hombres pertenecen al diablo y que no valen nada . . . sin embargo, Jesús, con esta Trilogía, contradice lo que la religión enseña, los hombres son preciosos a los ojos de Dios y aunque una moneda se pueda ensuciar y pueda ser pisoteada, la moneda NO pierde su valor, el hombre a pesar de haber sido pisoteado por el diablo y por el pecado, NO ha perdido su gran valor. Para Dios somos perlas de gran precio.

La religión nos dice que Dios está airado todos los días y que nosotros debemos ofrecer sacrificios para aplacar la ira de este dios iracundo y vengativo, la religión nos dice que nosotros debemos buscar a Dios a través de ofrendas y sacrificios, a través de nuestra obediencia, sumisión y buenas obras, sin embargo, en esta Trilogía, es Dios quien busca a los hombres, es el hombre el que está airado con un Dios de amor.

Esta búsqueda de Dios que NO se enseña en las religiones surge porque Dios quiere encontrar al hombre que un día tomó la decisión de abandonar la Casa del Padre, esta búsqueda de Dios surge del valor que Dios ha dado al hombre y del inmenso y gran amor que Dios tiene por el hombre.

“Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe y con ellos come. Entonces él les refirió esta parábola . . .”
Lucas 15:1-3

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.