Restaurar el Remanente de Israel es POCO para nuestro Dios

Pablo llama “el remanente de Israel” a los judíos que pusieron su fe en Jesucristo, Pablo nos enseña que Dios NO ha desechado a su Pueblo porque es Su Pueblo el que desechó a su Dios, pero Pablo también nos enseña que hay un remanente en Israel que sigue siendo parte del Pueblo de Dios (Ro. 11:5), aunque una gran parte de judíos fueron desgajados del Olivo (Ro. 11:17) y ya no son parte del Pueblo de Dios. En el libro de Isaías podemos leer:

“El remanente volverá, el remanente de Jacob volverá al DIOS FUERTE.”
Isaías 10:21

NO todo el Pueblo de Israel volverá al Dios Fuerte, solamente el remanente de Jacob volverá al Dios Fuerte y ¿quién es el Dios Fuerte? ¿quién es “EL GIBOR”? . . .

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, DIOS FUERTE – EL GIBOR . . .”
Isaías 9:6

EL GIBOR es Jesucristo, el Dios Fuerte y en Isaías leemos que el remanente volverá a EL GIBOR, a Jesucristo, este es el remanente del que nos habla Pablo escogido por gracia.

Teniendo todo esto en cuenta ahora vamos a ir a un versículo del libro de Isaías y vamos a leer algo maravilloso:

“POCO ES PARA MÍ que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.”
Isaías 49:6

Dios le dice al Mesías que es POCO el restaurar solamente un remanente del Pueblo de Israel, Dios quiere salvar a las naciones, a los gentiles. Por tanto, no solamente hubo un remanente fiel a Dios en Israel que aceptó a su Mesías – EL GIBOR, también hubo gentiles que le recibieron y llegaron a ser hechos hijas e hijos de Dios (Jn. 1:12).

Pablo y Bernabé, después de haber experimentado el rechazo a su mensaje por parte de un grupo de judíos, afirmaron lo siguiente:

“A vosotros (judíos) a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles. Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:

Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor . . .”
Hechos 13:46-48a

Pablo y Bernabé estaban citando Isaías 49:6 . . . ¡Qué maravilloso contemplar como lo que Dios prometió en el Antiguo Pacto, se cumplió en Jesucristo! ¡Jesús vino a cumplir la Ley y los profetas! (Mt. 5:17 / Lc. 22:37; 24:44).

Dios no solamente se propuso restaurar a un remanente, Dios se propuso llevar su Salvación, la Luz del Mesías, la Luz del Evangelio, hasta lo postrero de la tierra. Salvar un remanente . . . es POCO para nuestro Dios. ¡AleluYah!

“. . . vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.”
Lucas 13:29