EGO EIMI = YO SOY = ANI HU (ACLARACIÓN)

En mi aporte anterior yo mismo afirmo que estoy usando la llamada “Biblia Griega” o “Septuaginta”, PERO también afirmo que en el texto hebreo (masorético) lo que Dios dice es ANI HU (se traduce como YO ÉL o YO SOY ÉL) . . . es decir . . .

“Ved ahora que yo, ANI HU – YO SOY ÉL, Y no hay dioses conmigo”
Deuteronomio 32:39

“. . . para que me conozcáis y creáis en mí, y entendáis que ANI HU – YO SOY ÉL.”
Isaías 43:10

“Hasta la vejez, ANI HU – YO SOY ÉL, y hasta que envejezcáis . . .”
Isaías 46:4

“Óyeme, Jacob, Israel a quien llamé: ANI HU – YO SOY ÉL, yo soy el primero y también soy el último.”
Isaías 48:12

Los eruditos JUDÍOS que tradujeron la expresión ANI HU al griego pusieron EGO EIMI que significa YO SOY . . . No importa si Jesús habló en griego o en hebreo porque los judíos, gracias a la Biblia Griega sabían que ANI HU era EGO EIMI . . . por tanto, cuando Jesús afirmó . . .

“Antes que Abraham fuese, YO SOY – ANI HU = EGO EIMI.”
Juan 8:58

“Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que YO SOY – ANI HU = EGO EIMI, en vuestros pecados moriréis.”
Juan 8:24

“Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que YO SOY - ANI HU = EGO EIMI.”
Juan 13:19

. . . Jesús estaba declarando su Deidad, identificándose con el mismo Dios.

Termino diciendo que la Septuaginta NO es una Biblia cristiana, la Septuaginta la versión griega que eruditos judíos de Jerusalén tradujeron al griego ANTES DE CRISTO, dicha versión era usada en muchas comunidades judías donde se hablaba en griego.

Filón de Alejandría (aprox. 40 D.C.), historiador y filósofo judío, afirmó que los traductores de la Septuaginta fueron inspirados por Dios, aunque no podemos afirmar que Filón tuviese razón al afirmar que la traducción fue inspirada, lo que SÍ está claro es que esto nos muestra la gran importancia y el valor que tenía la Septuaginta entre los judíos helenistas (de habla y cultura griega). En una de sus obras, Filón nos dice acerca de la Septuaginta que . . .

“una vez al año, se celebra una asamblea solemne y una Fiesta en la Isla de Faros en la que participan, no solamente los judíos, sino también una gran multitud de otras naciones que acuden para venerar el lugar donde la primera luz de la traducción resplandeció y para dar gracias a Dios por un antiguo favor, que siempre se renueva.”
Vita Mosis / Sobre la vida de Moisés 2:41

Flavio Josefo (aprox. 93 D.C.), historiador judío escribe:

“. . . una vez que la Ley fue copiada y la ejecución de la traducción alcanzó su término al cabo de 72 días, Demetrio, luego de reunir a todos los judíos en el lugar en que habían sido traducidas las propias Leyes, se las leyó en voz alta, en presencia de los propios traductores. Y la multitud expresó su reconocimiento a los ancianos que les habían hecho comprender la Ley . . . en vista de que la traducción había sido ejecutada de una forma cabal y perfecta, pidieron que quedara en el estado en que se encontraba y no se modificara . . . esta disposición que tomaron fue sensata, para que el texto que una vez que había sido considerado reunir perfectas condiciones permaneciera inmutable para siempre.”
Antigüedades de los Judíos XII

En el Talmud Babilonio, en el tratado de Meguilá 9a, podemos leer que el Rey Ptolomeo puso a los 72 sabios judíos en 72 habitaciones diferentes y a continuación afirma lo siguiente:

“. . . y el Santo, bendito sea, derramó en el corazón de cada uno de ellos (de los traductores judíos) sabiduría y todos tuvieron un mismo entendimiento . . .”

Muchas bendiciones a todos