¿Es Dios un Fariseo?

La palabra FARISEO viene de la palabra hebrea PERUSHIM y significa SEPARADOS, los Fariseos eran los separados del resto de los hombres, ya que el resto de los hombres eran “pecadores apestosos”. Los Fariseos eran los que se separaban del mundo inmundo porque ellos eran los justos, los rectos y los santos, por lo menos, esto es lo que pensaban de sí mismos y de los demás.

Los Fariseos esperaban a un Mesías Fariseo con una doctrina farisaica y enviado por un dios fariseo, pero cuando viene Jesús, el Mesías, resulta que NO es Fariseo, ni es enviado por un dios fariseo, ni comparte la Doctrina Kosher de los Fariseos, de hecho, el propio Jesús nos dice:

“Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos.”
Mateo 16:6

La levadura de los Fariseos era la doctrina de los Fariseos, es decir, lo que enseñaban, lo que creían y, como resultado, lo que vivían:

“Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la DOCTRINA de los fariseos y de los saduceos.”
Mateo 16:12

El versículo que he citado de Mateo 16:6 en la Biblia de las Américas aparece de esta forma:

“ESTAD ATENTOS y guardaos de la levadura de los fariseos y saduceos.”

Lamentablemente, NO hemos estado atentos como Jesús nos enseñó y hemos creído en un dios fariseo, hemos creído en un dios separado de los pecadores porque los aborrece y se deleita cuando los destruye. El espíritu de los fariseos sigue estando presente cuando se predica que nuestro Dios NO ama a los impíos, que nuestro Dios no puede tener contacto con el pecado y la inmundicia, esta levadura está presente cuando nos predican que nos separemos del mundo, que rompamos todo vínculo con nuestras amistades, que solamente salgamos con los que son de nuestro GRUPO GESGrupo de Élite Santificado”, pero ¿sabes algo? Dios NO es Fariseo, Dios no solamente ama a los pecadores, Él estuvo dispuesto a hacerse hombre y a dar su vida por ellos.

Dios ama al hombre con locura, de hecho, lo único que mueve a Dios es EL AMOR, Dios nos ama porque somos su creación, Dios nos ama porque Dios es amor y nos creó para ser amados y compartir Su Vida con nosotros, Dios NO es un Fariseo, por eso, vemos a Jesús comiendo y bebiendo con los pecadores, vemos a Jesús abrazando y bendiciendo a los niños, vemos a Jesús tocando a los leprosos y a los muertos, vemos a Jesús hablando con una mujer samaritana ofreciéndole agua viva, vemos a Jesús relatándonos una parábola donde el Héroe no es un sacerdote, ni un fariseo, el Héroe es un buen samaritano, vemos a Jesús contándonos otra parábola de un fariseo y un publicano que van al Templo a orar y es el publicano pecador que no oraba, ni ayunaba, ni daba diezmos el que vuelve a su casa perdonado y justificado . . .

¿Hemos estado atentos? ¿Es nuestro Dios un Fariseo? . . . Dime cómo te comportas con los demás y te diré quién y cómo es tu dios.

“Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa . . .”
I Corintios 5:7

“Un poco de levadura leuda toda la masa.”
Gálatas 5:9

Esta reflexión pertenece a una de las Paradas de mi libro:

MI COMPAÑERO DE VIAJE

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.