¿Han sido quitados todos nuestros pecados?

¡Por supuesto que SÍ! Si hay algún pecado que Jesucristo no quitó, entonces todos tenemos un grave problema porque ya NO hay más sacrificios por los pecados del hombre, Jesús NO va a derramar más sangre, ni va a morir por nuestros pecados otra vez.

"y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para QUITAR DE EN MEDIO EL PECADO."
Hebreos 9:25 y 26

“He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”
Juan 1:29

En el Nuevo Pacto nuestro Señor Jesús fue el sacrificio perfecto realizado UNA SOLA VEZ Y PARA SIEMPRE, el sacrificio de Cristo quitó TODOS los pecados, no como la sangre de los animales bajo el Antiguo Pacto que solamente cubría los pecados y, como NO los quitaba, el Pueblo de Israel tenía que seguir sacrificando animales y derramando sangre, en el Nuevo Pacto el sacrificio de Jesús fue hecho UNA SOLA VEZ Y PARA SIEMPRE . . . El escritor de la carta a los Hebreos nos dice que el derramar sangre de animales es un recordatorio de los pecados que hemos cometido:

“. . . en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados . . . Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”
Hebreos 10:3, 4, 11, 12

Jesús quitó el pecado del mundo, Jesucristo YA NOS perdonó – tiempo pasado – por eso, Pablo nos dice que tenemos el perdón – tiempo presente. Hemos sido perdonados de TODOS nuestros pecados, nuestro pecado ha sido quitado, hemos sido santificados y perfeccionados en Cristo.

“. . . perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”
Efesios 4:32

“Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos TODOS los pecados,”
Colosenses 2:13

“En El tenemos redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de su gracia”
Efesios 1:7

“Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.”
I Juan 1:12

Como tenemos el perdón de TODOS nuestros pecados, ya no hay más sacrificios, ni más ofrendas, ni más derramamiento de sangre . . .

“Y NUNCA MAS ME ACORDARE DE SUS PECADOS E INIQUIDADES. Ahora bien, donde hay perdón de estas cosas, ya no hay ofrenda por el pecado.”
Hebreos 10:17 y 18

Dios mismo lo dijo, Él NO se acordará de nuestros pecados e iniquidades, por eso, Él NO puede echarme nada en cara porque lo que Jesús hizo fue llevar mis pecados e iniquidades en la Cruz haciéndose maldición . . . Jesucristo, el Cordero de Dios, llevó también mi castigo:

“Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.”
Isaías 53:5

Ahora tenemos paz para con Dios porque Jesús cargó nuestro pecado y llevó nuestro castigo para que pudiéramos tener una relación con Dios y pudiéramos disfrutar de la presencia de Dios, del amor de Dios, del perdón de Dios, de la gracia de Dios, de la vida de Dios . . .

“Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.”
Romanos 5:1 y 2

La diferencia del Antiguo Pacto y del Nuevo Pacto es inmensa, el Nuevo Pacto es un antes y un después en la humanidad, el Nuevo Pacto no es una renovación del Antiguo Pacto, ni una continuación del Antiguo Pacto, Jesús dijo que NO es un remiendo, el Nuevo Pacto es diferente, es mejor, es Nuevo . . . el Nuevo Pacto es superior, con mejores promesas . . .

“Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto.”
Hebreos 7:22

“ahora Él ha obtenido un ministerio tanto mejor, por cuanto es también el mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.”
Hebreos 8:6

“Pues su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas . . .”
II Pedro 1:3 y 4a

Por todo lo que hemos visto, la Iglesia, el Pueblo de Dios, NO tiene mancha NI arruga, pero esto se lo debemos cien por cien a lo que Dios hizo por nosotros haciéndose hombre y muriendo en una cruz. Gracias a Él, hemos sido perdonados, lavados, redimidos, justificados, santificados y perfeccionados (I Cor. 6:11).

“porque con una sola ofrenda hizo perfectos PARA SIEMPRE a los santificados.”
Hebreos 10:14