El Muro de los Religiosos

Un hombre subió al Templo a orar y puesto en pie oraba de esta forma:

“Dios, te doy gracias porque NO SOY COMO LOS OTROS HOMBRES, ladrones, injustos, adúlteros . . .”
Lucas 18:11

En Jerusalén todavía queda en pie un muro llamado el Muro Occidental (también conocido como el Muro de los Lamentos), a este muro acuden diariamente multitudes de personas para orar al Dios de Israel, si este fariseo hubiese vivido en nuestra época, habría acudido al muro a clamar a Dios, es curioso que donde nosotros compartimos nuestros aportes en Facebook se llame MURO y es triste ver como algunos creyentes se acercan a dicho Muro con la misma actitud del fariseo: SEÑOR YO NO SOY COMO LOS OTROS HOMBRES, y ¿Cómo hacen esto? Poniendo imágenes y vídeos de borrachos, delincuentes, prostitutas, ladrones, adúlteros . . . y a continuación una santa declaración:

“¡Oh, lo que les espera a estos pecadores! . . . ¡Oh, cuánta carnalidad! . . . ¡Oh, cuánta maldad hay en el mundo! PERO YO NO SOY ASÍ, YO NO SOY COMO LOS QUE ESTÁN EN ESTA FOTO, YO NO SOY COMO LOS OTROS HOMBRES . . .”

Es fácil identificar a los religiosos porque necesitan compararse con los demás, necesitan que haya pecadores para poder compararse con ellos y sentirse bien con ellos mismos. Los religiosos seguirán acusando con su dedo amenazador a todo el que NO cree como ellos, el religioso seguirá comparándose con los pecadores porque al compararse con otros, se cree que es más justo, que es más santo, que es más íntegro y que es más cristiano que los demás. El religioso se fortalece con la debilidad y los pecados de los demás.

PALABRAS DE UN RELIGIOSO:

“¡MIRA MI MURO SEÑOR, MIRA ESTOS JOVENES FORNICANDO, MIRA ESTOS BORRACHOS, MIRA ESTOS CARNALES . . . ¡YO NO SOY COMO LOS OTROS HOMBRES! YO NO HAGO ESAS BARBARIDADES PORQUE YO SOY JUSTO, SOY TU SIERVO, NO TE HE DESOBEDECIDO JAMÁS, DOY EL DIEZMO DE TODO LO QUE GANO Y AYUNO DOS VECES A LA SEMANA . . .”

PALABRAS DE JESÚS:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.”
Apocalipsis 3:17

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.