La Ley: Carga y Yugo

El Judaísmo enseña que la Ley de Moisés es una CARGA y es un YUGO, si alguien te dice lo contrario, ni conoce la Ley, ni conoce el Judaísmo.

“La persona debe aceptar primero EL YUGO del Reino de los Cielos y después aceptar sobre sí EL YUGO de los preceptos.”
Tratado de Berajot 13a y 14b

“Se enseñaba en la Academia de Eliahu que en lo que respecta a la Torá el hombre debe en todo momento poner su hombro bajo EL YUGO, como un buey y llevar LA CARGA como un asno”
Tratado de Avodá Zará 5b

Por si piensas que esto es algo que piensan algunos judíos, déjame que te ponga las palabras del propio Jesús:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley”
Mateo 23:23

¿Te das cuenta que el propio Jesús afirma que algunos mandamientos son más pesados que otros? Ahora escuchemos a Pedro:

“Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?”
Hechos 15:10

La Torá es un YUGO y es UNA CARGA que nadie ha podido llevar, por eso vino Jesús porque el hombre NO puede guardar TODA la Ley y, por tanto, le convierte en un pecador con DOS grandes necesidades: EL PERDÓN Y LA VIDA, ¡Qué casualidad! las dos cosas que Jesús ha venido a darnos GRATUITAMENTE . . . Gloria a Su Nombre por siempre.