Los Zampa-camellos existen

Los Zampa-camellos son definidos de una forma extraordinaria por nuestro Señor Jesús:

“¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!”
Mateo 23:24

Estas personas cuelan el mosquito, pero al mismo tiempo se están tragando un camello. Hay personas que se fijan en los pequeños detalles y enfatizan los pequeños detalles, pero al mismo tiempo, están descuidando lo que realmente es importante, vamos a ver el ejemplo que nos pone Jesús en el versículo anterior:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.”
Mateo 23:23

Los religiosos y legalistas comparten esta característica: ponen MUCHO énfasis en lo que NO importa, pero descuidan los que SÍ importa. Ahora voy a poner tres ejemplos que conozco de Zampa-camellos . . .

PRIMER CASO DE UN ZAMPA-CAMELLOS:

Este hombre afirma que los que NO dan el diezmo son “maleantes, terroristas, ladrones, rateros, perros y lobos”, pero se pudo demostrar que este hombre tenía un gran problema con la pornografía y con el sexo cibernético. Él mismo hizo un vídeo arrepintiéndose y reconociendo su pecado, en este vídeo cuando habla de su pecado lo llama “una imprudencia cibernética”, lo que este zampa-camellos hizo es solo una imprudencia, pero, según él, los que no dan el diezmo son “maleantes, terroristas, ladrones, rateros, perros y lobos”.

“¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!”

SEGUNDO CASO DE UN ZAMPA-CAMELLOS:

Este hombre afirma ser un observante de la Torá de Moisés, en youtube hay muchas predicaciones suyas, en uno de estos vídeos afirma que la Navidad es pagana, que el arbolito es pagano y quiere mostrar a los cristianos que NO honramos a Dios cuando celebramos la navidad y ponemos el arbolito, pero este hombre fue juzgado y reconoció en el juicio que había estafado millones de dólares a unos ancianos, mientras que señalaba a los cristianos que celebramos la Navidad y nos acusaba con el dedo, usaba sus otros nueve dedos para estafar a unos ancianos, ahora mismo este zampa-camellos está en la cárcel (pero sigue afirmando que guarda la Ley de Moisés y hay gente que le sigue creyendo y siguiendo).

“¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!”

TERCER CASO DE UN ZAMPA-CAMELLOS:

Creo que este es el caso más triste, se trata de un hombre cristiano felizmente casado y que tenía dos hijos y que trabajaba para un ministerio muy famoso, este hombre comenzó a tener una aventura, pero como el divorcio es un gran pecado (según muchos), prefirió matar a su esposa y a sus dos hijos para poder hacer las cosas “como Dios quiere y manda” casándose con su amante y así poder estar bien con Dios y poder seguir sirviendo en el ministerio en el que trabajaba. Este zampa-camellos también está en la cárcel.

¡Qué peligrosos son los religiosos y legalistas!

¡Que Dios nos libre de estos zampa-camellos!

Nota Final: La Ley de Moisés prohíbe comer insectos, por eso, los fariseos colaban todo lo que bebían para que no se pudieran tragar un insecto sin querer (la Ley de Moisés también prohíbe comer camello). El Talmud dice en Avodah Zarah 26b “El que se come una pulga o un mosquito es un apostata.