Un testigo contra ti

Aunque llevo aproximadamente cuatro años anunciando el Nuevo Pacto de Gracia y las Buenas Noticias del Evangelio de Jesucristo, todavía me encuentro con creyentes que quieren seguir bajo el Antiguo Pacto de la Ley. Sinceramente, cuando escucho a alguien decir que quiere guardar la Ley de Moisés, tengo algo muy claro: dicha persona NO conoce la Ley de Moisés. Fue Pablo, conocedor de la Ley, quien afirma que la Ley se dio para que el pecado abundase, que la Ley se dio para que conociésemos el pecado, que la ley se dio para condenarnos y matarnos y, de esta forma, hacernos ver que necesitamos la gracia y el perdón de Dios. No solamente Pablo nos habla en estos términos de la Ley de Moisés, el propio Dios declara:

“Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto del Señor vuestro Dios, y esté allí POR TESTIGO CONTRA TI.”
Deuteronomio 31:26

La Ley era un testigo contra el Pueblo de Israel, la Ley NO es un testigo a tu favor porque la Ley señala tu pecado, tu iniquidad y tu inmundicia, la Ley es un testigo contra ti. Si estás bajo la Ley y no bajo la Gracia; si eres guiado por los mandamientos de la Ley y no por el Espíritu de Dios, entonces cuando pecas, la Ley declara que eres un pecador y que debes morir, esta es la obra perfecta que lleva cabo la Ley de Moisés, una obra de condenación y muerte. Si estás bajo la Ley de Moisés, NO entrarás en el Reino de Dios:

“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.”
Gálatas 5:19-21

  • Si estás bajo la Ley de Moisés y has tenido algún pleito con alguien, entonces NO heredarás el Reino de Dios.
  • Si estás bajo la Ley de Moisés y has tenido celos, entonces NO heredarás el Reino de Dios.
  • Si estás bajo la Ley de Moisés y has tenido envidia, entonces NO heredarás el Reino de Dios.
  • Si estás bajo la Ley de Moisés y has tenido alguna contienda, entonces NO heredarás el Reino de Dios.

Cuando estás bajo la Ley, estas son las obras que se manifiestan en tu vida, por eso, Pablo dice:

“Pero si sois guiados por el Espíritu, NO estáis bajo la ley. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia . . .”
Gálatas 5:18 y 19

Gracias a Dios, NO estamos bajo la Ley de Moisés, estamos bajo la Gracia de Dios y somos guiados por el Espíritu Santo, por eso, el Espíritu Santo obra de una forma maravillosa en nosotros y produce el fruto en nuestras vidas. NO es el fruto de Juan, es el fruto del Espíritu Santo ¡AleluYah!

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas NO hay ley.”
Gálatas 5:22 y 23

Nosotros, los que estamos bajo la gracia de Dios, también pecamos, pero la Ley NO nos puede condenar porque hemos muerto a ella y somos libres de la Ley, solamente los que se someten a la Ley, encontrarán su justa condenación y muerte.

¡Qué bendición estar en Cristo Jesús! ¡Qué bendición estar bajo un mejor y nuevo Pacto! ¡Qué bendición poder disfrutar de la gracia y del amor de Dios! ¡Qué bendición que nuestro Dios NO tome en cuenta nuestros pecados, ni los recuerde!

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”
Romanos 8:1 – La Biblia Textual