Una mejor vida vs Una nueva vida

Definición de Religión según el Diccionario de la Real Academia Española:

“Conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto.”

Por tanto, según esta definición, los religiosos son los que:

  • Tienen una serie de creencias / dogmas.
  • Viven en temor.
  • Tienen normas morales de conducta.
  • Tienen rituales: principalmente las oraciones y los sacrificios.

PERO . . . hay algo que la Religión NO tiene: GRACIA . . . y hay algo que los religiosos NO tienen: Una relación personal con Dios basada en el amor.

Los religiosos tienen creencias y dogmas, tienen rituales, tienen normas (mandamientos y prohibiciones) y tienen oraciones y sacrificios . . .

“El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.”
Lucas 18:11 y 12

Este fariseo no robaba, ni adulteraba, cumplía los mandamientos, hacía sus oraciones, tenía sus creencias, hacía sacrificios para dar culto a Dios (ayunaba y daba diezmos) . . . PERO sólo era un religioso con un corazón lleno de orgullo espiritual (Lc. 18:14).

La Religión produce orgullo, por eso, los religiosos son las personas más orgullosas y menos amorosas que podrás encontrar . . . La Religión NO hace justo a nadie, la Religión NO salva a nadie, la Religión pone un yugo sobre nuestro cuello, un yugo de temor y esclavitud, la Religión demanda mucho de nosotros y nos promete muchas cosas para mantenernos ocupados con normas, mandamientos, prohibiciones, tradiciones, costumbres, rituales, obras . . . ¡Qué diferente es la vida en Cristo Jesús! Si nos encontramos cansados y cargados, acudamos a Jesús y Él nos hará descansar, solamente en Él nuestras almas encontrarán la paz y solamente en Él hallaremos un lugar de refugio contra la tormenta y la tempestad.

JESUCRISTO NO HA VENIDO A TRAER UNA NUEVA RELIGIÓN,
NI A REFORMAR LA QUE YA EXISTÍA,
ÉL VINO A DARNOS VIDA,
UNA VIDA EN ABUNDANCIA: ESPIRITUAL Y ETERNA
LA RELIGIÓN NOS PROMETE UNA MEJOR VIDA,
PERO SÓLO JESÚS NOS PUEDE DAR
UNA NUEVA VIDA . . .
¡BENDITO SEA SU NOMBRE PARA SIEMPRE!