Las Mentiras del diablo que muchos proclaman

En este tiempo, el diablo está hablando por boca de muchos religiosos diciendo que Dios NO ama a los pecadores y que esta pandemia ha venido por culpa de los pecados que cometen, esto es una mentira que viene del infierno y que quiere manchar el rostro de Jesús, el rostro del mismo Dios. Dios sigue amando a los hombres y la pandemia y 1000 cosas similares vienen por culpa del propio hombre, ya sea por ignorancia, por un accidente o por la propia voluntad corrompida del hombre. Los religiosos afirman que Dios está airado con los pecadores, PERO estas palabras NO son suyas, provienen del mismo infierno, Dios es Luz y en Él NO hay oscuridad, Dios es Bueno y en Él NO hay maldad, Dios es Amor y en Él NO hay odio, Dios no puede matar porque Él es Vida y Dios no puede dar lo que no es y lo que no tiene, el árbol bueno da buenos frutos y Dios es un árbol bueno.

Otra cosa que está diciendo el diablo por boca de los religiosos es que la Iglesia tiene la culpa de esta pandemia, por eso, algunos dicen que ahora es tiempo de arrepentimiento, de volvernos a Dios, de entrega, de compromiso, de dedicación, de ayuno, de oración y de vigilia, esto es lo que el diablo nos está diciendo a través de estos “Santos” y “Justos”. Déjame decirte algo: Nadie puede acusar a los creyentes, ¡Nadie! Nadie nos puede condenar ¡Nadie! Nuestro Dios es nuestro Padre y Él está CON nosotros y es POR nosotros, no creamos a los religiosos que nos acusan, nos juzgan y nos condenan a no ser que nos sometamos a sus exigencias religiosas y nos postremos a sus demandas orando en temor, ayunando en temor y arrepintiéndonos de lo que Dios YA nos perdonó.

Yo, en lo personal, no doblo mis rodillas a las mentiras del diablo que ha puesto en la boca de los religiosos que acusan, juzgan y condenan señalando con su dedo amenazador, yo estoy firme en la Roca de mi Salvación, descanso en los brazos de mi Padre, estoy cubierto con su gracia y amor, NO podemos hacer nada para ganarnos su amor porque Él nos ama con un amor eterno y, por eso, ha extendido su misericordia sobre nuestras vidas.

¿A quién vas a creer? ¿A tu Padre Celestial que está contigo o al Acusador que está en tu contra?

“Cercano está el que me justifica; ¿quién contenderá conmigo? Comparezcamos juntos; ¿quién es el enemigo de mi causa? Que se acerque a mí. He aquí, el Señor DIOS me ayuda; ¿quién es el que me condena?”
Isaías 50:8 y 9

Muchas bendiciones y cuidaros mucho.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.