Las Mujeres: Mis Héroes

Cuando Jesús estuvo entre nosotros dijo e hizo cosas maravillosas y una de las cosas que podemos observar durante su ministerio es el aprecio, el respeto y el amor que tenía por las mujeres, en aquella época y en esa cultura, la mujer era de segunda categoría en muchas áreas, sin embargo, Jesús las amó, las sanó, las liberó, las levantó y les dio igualdad y libertad juntamente con el hombre.

Mientras que los niños iban a la escuela a estudiar la Ley de Moisés y las Tradiciones de los Ancianos, las niñas se quedaban en casa para aprender a cocinar, a lavar, a coser, etc cuando viene Jesús, no solamente le vemos predicando y enseñando a las mujeres, también permite que las mujeres puedan ser sus discípulas:

“Yo soy judío . . . instruido a los pies de Gamaliel . . .”
Hechos 22:3a

En aquella época, los discípulos se sentaban a los pies de su Rabino y hacían un semicírculo para escuchar sus palabras, veamos lo que hace una mujer llamada María y lo que Jesús dice de ella:

“Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.”
Lucas 10:39

Pablo se sentaba a los pies del Rabino Gamaliel para ser instruido en la Ley de Moisés, pero en el versículo que he citado, encontramos a María sentada a los pies de Jesús para escuchar las palabras de Jesús y ser instruida en el amor de Dios, está claro que María al sentarse a los pies del Rabino de rabinos estaba eligiendo ser una de sus discípulas, Jesús dirigiéndose a Marta, dice acerca de María:

“sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.”
Lucas 10:42

¡Jesús amaba tanto a las mujeres! ¿Quiénes estuvieron en la cruz con Jesús? Las mujeres y ¿A quién se les presentó Jesús cuando resucitó? A las mujeres . . . las mujeres fueron las primeras que vieron a Jesús resucitado y fueron las encargadas de avisar al resto de discípulos. ¡Gloria a Dios!

La Religión (ponle el nombre que quieras) ha intentado aplastar a la mujer con sus mentiras diabólicas, sin embargo, las mujeres tienen un gran valor a los ojos de Dios, pero es triste ver que todavía hay gente que NO reconoce el gran valor de la mujer, Pablo dijo que en Cristo NO hay hombre ni mujer, no hay judío ni gentil, Dios NO hace acepción de personas (Hch. 10:34). Los que siguen haciendo y fomentando las desigualdades entre razas, NO han entendido el Reino de Dios; los que siguen haciendo y fomentando las desigualdades entre géneros, NO han entendido el Reino de Dios.

Yo admiro a las mujeres, tengo cuatro hermanas mayores y son mis héroes, su amor, su fuerza, su firmeza, su constancia, su trabajo . . . han sido una inspiración en mi vida, gracias a Dios me crié con cuatro hermanas mayores, mi madre y mi tía, he estado rodeado de mujeres y sé que son una GRAN bendición, me siento privilegiado y por supuesto, mi mujer a la cual admiro y amo con todo mi corazón. ¡Gracias a Dios por las mujeres . . . mis verdaderos héroes!