Árbol bueno - Ídolo malo

“No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva. Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar.”
Jeremías 10:2-5

Muchos religiosos anti-Navidad afirman que Dios está hablando del Árbol de Navidad, como cualquier persona podrá entender y comprobar, esta afirmación es ridícula, ya que el Árbol de Navidad NO existía en la época de Jeremías, por tanto, NO está hablando del Árbol de Navidad, entonces, ¿De qué nos habla este pasaje? Este pasaje nos está hablando de los ídolos que algunos hombres se hacían de madera, por eso, el mismo Dios nos dice que estos ídolos no hablan, ni tampoco pueden andar ¿Desde cuándo los árboles hablan? ¿Desde cuándo los árboles pueden andar? No tiene sentido decir acerca de un Árbol que no puede hablar, ni andar, pero sí tiene mucho sentido cuando Dios nos está hablando de los ídolos de madera que: “Tienen boca, mas no hablan; Tienen ojos, mas no ven; Orejas tienen, mas no oyen; Tienen narices, mas no huelen; Manos tienen, mas no palpan; Tienen pies, mas no andan” Salmo 115:5-7

“¿A qué, pues, haréis semejante a Dios, o qué imagen le compondréis? El artífice prepara la imagen de talla, el platero le extiende el oro y le funde cadenas de plata. El pobre escoge, para ofrecerle, madera que no se apolille; se busca un maestro sabio, que le haga una imagen de talla que no se mueva.”
Isaías 40:18-20

ÁRBOL BUENO – ÍDOLO MALO

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.