Predicación desde el Monte de Sion

Gloria a Dios, queridos hermanos, qué bendición poder ver la Iglesia unida en este día con un mismo corazón y un mismo sentir, Cristo dijo que donde dos o tres están reunidos en Su Nombre, allí está Él en medio de ellos, Cristo está aquí, en medio de nosotros y cuando Cristo está presente podemos esperar cosas maravillosas, Dios está haciendo maravillas porque nos ama, porque somos su hijos ¡Aleluyah! Nuestro amado hermano Pablo nos dijo que el que comenzó en vosotros la obra, la completará, sabemos que él está obrando, en medio de nuestras dudas, en medio de nuestros problemas, en medio de nuestros complejos, tenemos la seguridad que nuestro Dios está obrando, Él está con nosotros, Emmanuel, Dios con nosotros y si Dios está con nosotros ¿quién contra nosotros? En las Escrituras podemos ver a un Dios de amor que se preocupa por su Pueblo, que ama a Su Pueblo, que bendice a Su Pueblo, el mismo Jesucristo dijo que Él está edificando a Su Iglesia y nosotros somos esa Iglesia amada, esa Iglesia que él está edificando, gracias a Dios que NO confiamos en nuestras fuerzas para cambiar, ni para dar fruto, confiamos en el poder de Su Espíritu que habita dentro de cada uno de nosotros, Su Espíritu transformando nuestras corazones y nuestras vidas, somos esas ramas que llevan el fruto de justicia y santidad que el Espíritu Santo produce, sigamos confiando en nuestro Señor, sigamos descansando en sus brazos de amor, sigamos creyendo en Él porque sus planes son mejores que los nuestros, sus pensamientos son mejores que los nuestros, su voluntad es buena, agradable y perfecta, ¡Gloria a Dios! El escritor a la carta a los hebreos dijo que “nosotros no somos de los que retroceden”, gracias a Dios, que esta Iglesia NO es de los que retroceden, son de los que ponen sus ojos en Cristo, ponen sus ojos en lo que está delante . . .

NOTAS:

  • Los predicadores desde el Monte de Sion ofrecen el fruto del Árbol de la Vida.
  • Los predicadores desde el Monte de Sion enfatizan lo que Cristo es y lo que Cristo hizo por nosotros.
  • Los predicadores desde el Monte de Sion quieren quitar todo temor de nuestras vidas proclamando el amor de Dios (que es lo que quita el temor).
  • Los predicadores desde el Monte de Sion enfatizan lo que es importante: JESUCRISTO y nuestra relación con Él.