Este es mi Hijo Amado . . . A ÉL OÍD

“Y les apareció Elías con Moisés, que hablaban con Jesús. Entonces Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías. Porque no sabía lo que hablaba, pues estaban espantados. Entonces vino una nube que les hizo sombra, y desde la nube una voz que decía: ESTE ES MI HIJO AMADO; A ÉL OÍD.”
Marcos 9:5-7

Aquí encontramos a Elías y a Moisés hablando con Jesucristo, Moisés representa la Ley y Elías los profetas, Pedro, sin saber realmente de qué hablaba, sugiere hacer tres enramadas, la Biblia Textual dice “tres tabernáculos”, Pedro estaría pensando que sería bueno tener comunión con los tres, pero, de repente, vino una nube y desde esa nube el Padre declara: ESTE ES MI HIJO AMADO, A ÉL OÍD.

Para que no hubiera duda, cuando los discípulos miran, solamente ven a Jesús:

“Y luego, cuando miraron, no vieron más a nadie consigo, sino a Jesús solo.”
Marcos 9:8

Hoy en día, algunos creyentes están haciendo tabernáculos para la Ley y los Profetas, quieren tener comunión con Moisés, quieren someterse a sus escritos, sin embargo, el Padre dejó claro a quién tenemos que oír: A SU HIJO AMADO JESÚS.

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días NOS HA HABLADO POR EL HIJO . . .”
Hebreos 1:1 y 2

Bajo el Antiguo Pacto, Dios hablaba de muchas formas, PERO AHORA . . . Dios nos ha hablado por medio de su Hijo, Dios desea que escuchemos a Jesús, que creamos en Él, que caminemos en Él, que vivamos en Él, que descansemos en Él, que disfrutemos de su presencia y de su amor . . .

En el monte de la transfiguración se encontraban Pedro, Jacobo y Juan, es curioso cómo nos cuesta entender las cosas, ¿verdad? . . . digo esto porque al día siguiente cuando no fueron recibidos por una aldea de samaritanos, Jacobo y Juan le dijeron a Jesús:

“Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo, como hizo Elías, y los consuma?”
Lucas 9:54

Jacobo y Juan querían hacer lo que hizo Elías, querían hacer las cosas al “estilo antiguo”, ya habían olvidado que NO debían seguir a Moisés, ni a Elías, por eso, Jesús les reprende diciendo:

“Vosotros no sabéis de qué espíritu sois . . .”
Lucas 9:55

Cuando veo las imágenes del infierno que usan algunos cristianos para asustar a los incrédulos me pregunto si saben de qué espíritu son, Pablo nos dijo que somos ministros competentes de un Nuevo Pacto y no de la Ley porque la Ley mata, el Nuevo Pacto es el ministerio del Espíritu y el Espíritu da vida, nosotros somos portadores de Buenas Noticias, extendiendo el Reino de Dios en la tierra con una bandera de amor . . . ¿cuándo vamos a comenzar a vivir en la plenitud del Nuevo Pacto? ¿cuándo vamos a dejar de ser Marta y nos sentaremos a descansar a los pies de Jesús escuchando sus Palabras? ¿cuándo vamos a comenzar a proclamar las Buenas Nuevas de Gran Gozo? ¿cuándo vamos a dejar los mandamientos débiles e inútiles de la Ley (Heb. 7:18)? ¿cuándo vamos a dejar de asustar a los incrédulos con las llamas del Seol? . . . ¿sabemos de qué espíritu somos? . . .

“. . . porque el Hijo del Hombre NO ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas.”
Lucas 9:56

Ahora Dios nos ha hablado y nos habla por medio de su Hijo Amado . . . ¡A ÉL OÍD!