¿Dios NO oye a los pecadores?

“Y sabemos que Dios NO oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.”
Juan 9:31

Gracias a Dios estas palabras NO las dijo Jesús, estas palabras fueron dichas por un hombre que había sido ciego de nacimiento y al cual había sanado Jesús. Debemos tener cuidado porque NO todo lo que aparece en la Biblia es Bíblico, por ejemplo, Job dijo:

“El SEÑOR dio y el SEÑOR quitó; bendito sea el nombre del SEÑOR.”
Job 1:21

¿El Señor quitó? ¡Por supuesto que NO! Lee el libro de Job y verás que fue el diablo quien quitó a Job todo lo que pudo, uno de sus amigos llamado Eliú tiene que decir en un momento dado:

“Job no habla con sabiduría, y sus palabras no son con entendimiento . . . Job abre su boca vanamente, y multiplica palabras sin sabiduría."
Job 34:35; 35:16

Incluso el propio Dios dice de Job lo siguiente:

“¿Quién eres tú para dudar de mi sabiduría, si sólo tonterías has dicho?”
Job 38:2 – Biblia en Lenguaje Sencillo

Más adelante Job admite que lo que había dicho NO era correcto:

“yo hablaba lo que no entendía;”
Job 42:3

Un ejemplo más: cuando Jesús resucita, María Magdalena cree que alguien se había llevado el cuerpo de Jesús y lo había escondido:

“Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro; y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.”
Juan 20:11-13

“¿Se han llevado a mi Señor?” ¡Por supuesto que NO! Su Señor había resucitado ¡AleluYah!

Estos ejemplos nos muestran que hay ciertas afirmaciones que aparecen en la Biblia que NO son Bíblicas, pero vuelvo al tema . . .

“Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.”
Juan 9:31

¿Dios NO escucha a los pecadores? ¡Por supuesto que SÍ! Aunque este hombre que había sido ciego dijo eso, en realidad, DIOS SÍ ESCUCHA A LOS PECADORES; Dios escuchó el anhelo y la oración del pecador que estaba crucificado al lado de Jesús, Dios escuchó la oración del leproso, Dios escuchó el clamor de todo aquel que se acercó a Él . . . gracias a Dios NO importa nuestra situación, DIOS SIEMPRE NOS OYE Y ÉL ESTÁ SIEMPRE DISPUESTO A MOSTRAR SU AMOR Y SU PODER A NUESTRO FAVOR.