Hemos recibido EL DOBLE por nuestros pecados

“Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del SEÑOR el doble por todos sus pecados.”
Isaías 40:2

Estas son las palabras de consuelo que Dios declaró y que se hicieron realidad cuando Jesús estableció el Nuevo Pacto, cuando Jesús quitó nuestra iniquidad y derrotó al pecado, al diablo y a la muerte.

Nuestra lucha ha terminado, nuestra iniquidad ha sido quitada y de su mano hemos recibido EL DOBLE por todos nuestros pecados, pero ¿qué quiere decir que Jerusalén recibió el doble por sus pecados? Muchos se apresuran a decir que se trata de un castigo doble de parte de Dios, pero ¿es esto cierto? ¿Desde cuándo Dios castiga dos veces por un pecado? ¿Es que no se conforma con castigar una vez? Está claro que NO serían palabras de consuelo si Dios estuviese diciendo que Él castigó a Jerusalén el doble por lo que hizo, entonces ¿Qué quiere decir esta expresión: “RECIBIR EL DOBLE”?

Yo, personalmente, sin saber el contexto creía que se trataba que Dios pagó el doble de bendición, es decir, Dios le dio gracia sobre gracia y bendición sobre bendición, esto es lo que pensaba (y no iba mal encaminado), pero hace poco, investigando en el tema, esto es lo que averigüé:

En los tiempos de la Biblia, cuando un hombre no podía pagar sus deudas, iba a las puertas de la ciudad donde estaban los ancianos y se declaraba insolvente, entonces los ancianos copiaban en un papel el nombre del insolvente y las personas a las que debía el dinero con las cantidades correspondientes que debía, esta hoja se ponía en la puerta de la ciudad, la credibilidad y la dignidad de este hombre eran dañadas Y aunque este hombre estaba libre, su vida era más difícil porque no se fiaban de él y porque sus deudas continuaban recayendo sobre él, PERO si un amigo o un familiar o un hombre bondadoso veía su nombre y apellido escrito en esta hoja, esta persona podía pagar la deuda completa, entonces cuando esta persona demostraba a los ancianos que había pagado a los acreedores, lo que hacían los ancianos era DOBLAR la hoja y pegarla, por tanto, como el Acta de la deuda estaba DOBLADA y pegada, la hoja se veía limpia y DOBLE, en la hoja doblada y limpia se ponía el nombre y el apellido del que había sido insolvente y ya NO se veían sus deudas porque la hoja estaba DOBLADA, los ancianos volvían a poner esta hoja en la puerta de la ciudad para que todo le mundo viese que esa persona era libre de toda deuda, todo había sido pagado “esta persona recibió EL DOBLE por sus deudas”, esto es lo que quiere decir este versículo, este es el contexto.

Jesús nos ha hecho libre de toda deuda, Jesús ha quitado y clavado en la cruz la Ley que nos acusaba y nos condenaba, por eso, ahora NO hay condenación, ya que hemos RECIBIDO EL DOBLE POR NUESTROS PECADOS. ¡AleluYah!

“habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.”
Colosenses 2:14

Hablad al corazón de Jerusalén y decidle a voces . . .

• que su lucha ha terminado.
• que su iniquidad ha sido quitada.
• que su deuda ha sido pagada.

Nota: Esta información la he sacado de un libro llamado “Eastern Customs and Idioms of the Bible: The Teachings of Orientalisms” y de algunos comentarios encontrados en la web del autor.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.