¿Enjugará Dios nuestras lágrimas?

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”
Apocalipsis 21:4

¿Enjugará Dios nuestras lágrimas? Sinceramente, espero que NO . . . cuando esté en la presencia de mi Señor Jesús, cuando mire a sus ojos llenos de amor, de gracia y de misericordia . . . será un día de gozo, un día de celebración, un día de fiesta, se acabó el dolor, se acabó el clamor, se acabó el llanto y se acabaron la lágrimas . . . sin embargo, en el libro de Apocalipsis leemos que Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, habrá creyentes que lloren en aquel día, personalmente creo que llorarán los que habiendo sido hijas e hijos de Dios, vivieron una vida de servidumbre y esclavitud en la tierra; los que teniendo un Nuevo y mejor Pacto, se aferraron a Moisés y sus leyes obsoletas. Creo que muchos entenderán mirando a los ojos de Jesús que siempre fueron amados, siempre fueron aceptados, que Dios no requería todo el esfuerzo, sacrificios y obras que hicieron en la tierra . . . Dios no está interesado en lo que haces, Dios está interesado en ti, Dios no quiere tus sacrificios, Dios quiere tu corazón, Dios quiere que tengas una vida plena y una vida abundante. Cuando estás con tus amigos, Dios está contigo y le encanta cuando te ríes y te lo pasas bien con ellos, cuando estás jugando al fútbol Dios está contigo y le encanta verte jugar, ¿a qué padre no le gusta ver felices a sus hijos? Cuando estás trabajando, Dios está contigo y le encanta ayudarte y ver como desarrollas tu trabajo . . . la vida que tenemos los creyentes es una vida en abundancia, algunos cuando dejen este mundo para estar con el Señor entenderán que a Dios no le sorprenden nuestros sacrificios, ni nuestras buenas obras, ni tampoco le sorprende nuestro pecado . . . por eso, habrá lágrimas . . . cuánto tiempo perdí haciendo cosas de una forma religiosa cuando lo que Jesús quería es que disfrutase se sus bendiciones y de una vida compartida con él.