Morena, pero preciosa y amada

“Soy morena pero preciosa, oh hijas de Jerusalén . . . No os fijéis en que soy morena, porque el sol me ha quemado.”
Cantar de los cantares 1:5 y 6

Cuando una persona trabaja en el campo y hace un sol abrasador, es muy fácil sufrir sus efectos, es muy fácil quemarse, la Sulamita estaba morena porque el sol la había quemado, pero aunque había sido quemada por el sol, ella sabía que era preciosa y que su esposo la amaba. Creo que todos nosotros nos podemos identificar con la esposa del libro de Cantar de los cantares, todos tenemos defectos, todos hemos cometido errores, todos hemos caído, todos hemos sufrido quemaduras y aun así, Dios nos ha amado y Dios nos ama con un amor eterno, la Iglesia de Dios es morena, pero preciosa; morena, pero amada, morena, pero codiciable . . . algunos pueden ver que somos morenos, pueden ver que el sol nos ha quemado, pero nosotros vemos lo que nuestro Dios dice de nosotros y ha hecho por nosotros: somos amados, somos sus hijos, somos sus amigos, somos santos, somos justos, somos libres, somos bendecidos . . . Dios dice de su Iglesia:

“He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; He aquí eres bella . . . dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto . . . ¡Cuán hermosos son tus amores, hermana, esposa mía! ¡Cuánto mejores que el vino tus amores, y el olor de tus ungüentos que todas las especias aromáticas! . . . ¿Quién es ésta que se muestra como el alba, Hermosa como la luna, Esclarecida como el sol, Imponente como ejércitos en orden? . . . ¡Qué hermosa eres, y cuán suave, Oh amor deleitoso!”
Cantar de los cantares 1:15; 2:14: 4:10; 6:10; 7:6

Ni el sol abrasador puede apartarnos del amor de nuestro Dios, ni las muchas aguas . . .

“Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos.”
Cantar de los cantares 8:7

Dios ha levantado una bandera sobre nosotros, una bandera de AMOR.

“Me llevó a la casa del banquete, y su bandera sobre mí fue amor.”
Cantar de los cantares 2:4

La Iglesia de Dios es morena . . . PERO ES PRECIOSA Y AMADA.