¿Eres un mundano?

Preguntas:

1. ¿Soy un mundano cuando veo un partido de futbol con mis amigos y/o familiares?
2. ¿Soy un mundano cuando voy a un concierto de mi grupo de música favorito?
3. ¿Soy un mundano cuando llevo unas zapatillas de marca?
4. ¿Soy un mundano cuando llevo un Rolex?
5. ¿Soy un mundano cuando salgo a dar una vuelta y a tomar algo con mis compañeros de trabajo?
6. ¿Soy un mundano cuando toco la guitarra flamenca?
7. ¿Soy mundano cuando hago zumba?

Respuestas:

1) ¡NO! 2) ¡NO! 3) ¡NO! 4) ¡NO! 5) ¡NO! 6) ¡NO! 7) ¡NO!

Vamos a definir a los mundanos:

  • Una persona mundana es una persona en esclavitud.
  • Una persona mundana es la que se deja llevar por los rudimentos de este mundo.
  • Una persona mundana es la que cree que haciendo el bien le vendrán cosas buenas y la que cree que haciendo el mal le vendrán cosas malas (esto es lo que enseñamos a los niños y muchos lo llaman “karma”).
  • Una persona mundana es la que se preocupa de guardar los días, de no tocar, de no comer, de no manejar, etc . . . porque quiere ganarse la bendición de Dios.

“Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo . . . mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.”
Gálatas 4:3, 9-11

“Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques”
Colosenses 2:20 y 21

Por tanto:

  • Si ayunamos porque creemos que Dios hará algo por nosotros, entonces somos MUNDANOS.
  • Si damos el diezmo y/o ofrendas porque queremos que Dios nos bendiga económicamente, entonces somos MUNDANOS.
  • Si guardamos un día a la semana para agradar a Dios, entonces somos MUNDANOS.
  • Si nuestro comportamiento es bueno porque no queremos que Dios nos castigue, entonces somos MUNDANOS.
  • Si creemos que Dios nos tiene que bendecir porque hemos sido buenos, entonces somos MUNDANOS.

“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.”
Colosenses 2:8