¿Pecaremos porque NO estamos bajo la Ley?

Me encanta leer a Pablo, en sus cartas él contesta a preguntas que le hacían y, en otras ocasiones, anticipaba las preguntas que le podían hacer, Pablo, predicador de Jesucristo, predicador de la Buenas Noticias de la gracia y del amor de Dios, defensor de una vida de fe, hace la pregunta del título de esta reflexión:

“¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera.”
Romanos 6:15

Pablo en el versículo anterior (v. 14) nos dice que: “NO ESTÁIS BAJO LA LEY SINO BAJO LA GRACIA”, a continuación él mismo pregunta: “¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley, sino bajo la gracia?” . . . ¿Pecaremos porque NO estamos sometidos a la Ley de Moisés? ¿Pecaremos porque ya los mandamientos de la Ley de Moisés NO se aplican a nuestras vidas? Pablo contesta con rotundidad: “DE NINGUNA MANERA” . . . Pablo se hace esta pregunta porque muchos NO conocen el poder de la gracia, NO conocen el poder del Espíritu Santo que mora en nuestros corazones, NO conocen el poder del amor de Dios, NO conocen lo que abarca la maravillosa obra de Jesucristo.

¿Sabes porque no pecan los religiosos bajo la Ley de Moisés?
Porque tienen mandamientos.

¿Sabes porque NO pecamos nosotros los creyentes bajo la Gracia de Dios?
Porque tenemos amor.

¿Sabes porque no mienten los religiosos bajo la Ley de Moisés?
Porque tienen una prohibición en la Ley de Moisés.

¿Sabes porque no mienten los creyentes bajo la Gracia de Dios?
Porque amamos a nuestro prójimo y no queremos perjudicarle de ninguna manera.

¿Sabes porque no adulteran los religiosos bajo la Ley de Moisés?
Porque tienen una prohibición en la Ley de Moisés.

¿Sabes porque no adulteran los creyentes bajo la Gracia de Dios?
Porque amamos a nuestras esposas y creemos en el matrimonio.

Los creyentes tenemos el amor de Dios en nuestros corazones:

“el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”
Romanos 8:5

Los creyentes tenemos la gracia de Dios y la gracia nos enseña a vivir de una forma sobria, justa y piadosa en este mundo.

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado, trayendo salvación a todos los hombres, enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos, vivamos en este mundo sobria, justa y piadosamente”
Tito 2:11 y 12

Los creyentes somos guiados por el Espíritu Santo:

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.”
Romanos 8:14

Los creyentes tenemos la presencia de Cristo en nuestras vidas y ya no vivimos nosotros, Cristo vive en nosotros y Cristo NO es un ministro de pecado (él no hace que pequemos).

“Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí”
Gálatas 2:20

Los que afirman que hay que guardar la Ley para vivir en justicia y santidad, NO conocen la Ley; los que dicen que la gracia NO es suficiente, no conocen la gracia . . . para nosotros el vivir NO es la Ley, el vivir NO es un mandamiento, para nosotros el VIVIR ES CRISTO, CRISTO EN TI Y CRISTO EN MÍ, LA ESPERANZA DE GLORIA. Vivamos confiando en Él y descansando en Él y disfrutando de todo lo que hizo y está haciendo por nosotros. El justo vive por la fe, no por la Ley.

“Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.”
II Corintios 12:9

“por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo.”
I Corintios 15:10

¡ALELUYAH!