Un Mandamiento Nuevo

El mandamiento más importante de la LEY DE MOISÉS es amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y con toda nuestra mente (Mt. 22:27 y 38), muchos son lo que se esfuerzan e intentan cumplir este mandamiento, PERO hay algo que se nos escapa, este mandamiento pertenece al Antiguo Pacto, pertenece a la Ley de Moisés, recordemos que la pregunta que le hacen a Jesús fue:

“Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento EN LA LEY?”
Mateo 22:36

Nosotros bajo el Nuevo Pacto (los que ya NO estamos bajo la Ley) tenemos una NUEVO MANDAMIENTO y este mandamiento surge de una realidad: EL AMOR CON EL QUE JESÚS NOS AMÓ

“Un MANDAMIENTO NUEVO os doy: Que os améis unos a otros; COMO YO OS HE AMADO, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”
Juan 13:34 y 35

El amor que nosotros damos surge del amor que nosotros hemos experimentado, surge del amor que Jesús tiene por cada uno de nosotros. Él nos amó primero, este es el primer amor que NO debemos abandonar, que no debemos olvidar . . . Él nos amó primero y por eso, le amamos a Él y amamos a los demás.

Podemos esforzarnos en cumplir el mandamiento que encontramos en la Ley de Moisés (“Yo tengo que amar a Dios”) o podemos recibir el amor de Dios para que su amor transforme nuestras vidas y podamos amar a los demás dando de lo que hemos recibido, de esta forma, conocerán que Jesucristo vive en nosotros y que somos sus discípulos.

Nuestro amor por Dios y al prójimo surge cuando CONOCEMOS Y CREEMOS que Dios nos ha amado, nos ama y nunca dejará de hacerlo.

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros . . . Nosotros le amamos a ÉL, porque ÉL nos amó primero.”
I Juan 4:16 y 19