Dios odia el pecado porque nos ama

¿Por qué Dios NO quiere que pequemos? ¿Por qué es un aguafiestas? ¿Por qué quiere que seamos infelices en este mundo? ¡NO! Dios no quiere que pequemos porque sabe que el pecado puede arruinar nuestras vidas, puede causar mucho dolor y muchas heridas, en otras palabras, Dios no quiere que pequemos porque nos ama, quiere lo mejor para nuestras vidas y él sabe muy bien que el pecado no es algo bueno, ni positivo, el pecado es malo, el pecado es destructivo, el pecado tiene repercusiones negativas para nuestras vidas y para los que nos rodean.

Me acuerdo cuando mi hijo Oscar tenía dos años y quería meter los dedos en el enchufe de la luz, yo le decía que no los metiese y él seguía intentándolo ja ja ja supongo que mi hijo estaría pensando que su padre era malo, que su padre no quería que se divirtiese, que su padre era un aguafiestas, pero, en realidad, su padre estaba protegiéndolo y evitando que sufriera las consecuencias desagradables de meter los dedos en un enchufe de la luz de 220 voltios. De igual forma, cuando Dios nos dice algo, nos lo dice por nuestro bien, Dios no es un aguafiestas, Dios es el que nos protege de las consecuencias desagradables de nuestros pecados porque nos ama MUCHO, ¡Es lo que tienen los padres! ¿Verdad?